El Barça y Franco

En los últimos 20 años, la situación político-social de Cataluña ha empeorado notablemente. Son muchos los jóvenes (y no tan jóvenes) que han creído aquello de “Catalonia is not Spain”, repetido insistentemente por la “mass media” encargada de hacer ingeniería social con los hijos de extremeños, andaluces y gallegos que llegaron en los años 50-60 a esas tierras. Quedar afuera de ese “club” es ser “un español”,”un colono” o “un facha”. Para ser catalán “auténtico” hay que renegar de España.

Image

Evidentemente, los carnets de “colono español” o de “buen catalán” son expedidos por comisarios políticos del régimen. Así, por ejemplo, los seguidores radicales neonazis catalanes del Barça (Boixos Nois) son “colonos españolistas”, pero Andrés Iniesta o Messi son “buenos catalanes”, a pesar de ser manchego y argentino, y que nunca usen el catalán en actos públicos. La idea es clara: solo se juega con “las cartas ganadoras”.

Los renegados charnegos (hijos o nietos de extremeños y andaluces) llaman a los actuales andaluces y extremeños “vagos, ladrones, semianalfabetos, miseria intelectual…” postrándose ante los catalanes de soca-rel (los de toda la vida) y mostrando en qué estima tienen la memoria de su propia familia.

Image pujol andaluces

Esto se ve a diario en esta bendita tierra catalana. La necesidad de expiar los “pecados” de los “abuelos españoles” para ser aceptado en “Catalonia is not Spain”, donde las posibilidades de encontrar un trabajo sin saber catalán son CERO. Por si esto fuera poco, se multa a establecimientos por no tener el cartel en catalán y los padres no pueden elegir el idioma en el que quieren escolarizar a sus hijos (caso único en un país civilizado).

Según la mass media encargada de hacer ingeniería social con los charnegos, Cataluña siempre fue el paradigma de libertad, cultura y poder económico ante ese páramo de miseria intelectual que es España. Además, nadie en Cataluña fue franquista (¡por favor!) y por supuesto, la nación catalana existe desde hace 1000 años. Todas estas cosas dichas anteriormente son fácilmente rebatibles y solo hace falta perder una tarde para descubrir que son tan solo inventos o exageraciones nacionalistas catalanas para intentar asomar la cabeza y “hacer país”. Pero la leyenda que nos ocupa en esta entrada del blog, es la del franquismo, el Barça y Franco más concretamente.

España, tras la Guerra Civil, quedó practicamente destruida. El hambre, la represión y el miedo fueron el pan nuestro de cada día en la posguerra. El fútbol intentó distraer los bajos ánimos del pueblo y hacerles olvidar, aunque fuera durante un rato, su difícil existencia. Por aquellos años el Real Madrid no era el club dominante del país y veía como vascos y catalanes se quedaban con la mayor parte de los títulos.

Los tiempos de posguerra vienen marcados por la muerte/desaparición de muchos de los integrantes de los equipos de fútbol. Al Real Madrid, por ejemplo, le quedaron apenas 7-8 jugadores vivos de la plantilla anterior a la guerra; también el Barcelona sufre la dureza del conflicto y su presidente, Suñol, es fusilado. Los muertos, por mucho que se empeñen algunos secesionistas catalanes, no solo fueron en Cataluña ya que todo el país se vio abocado a esa dura realidad de represión, ajustes de cuentas, chivatazos y fusilamientos. Con este triste panorama fueron pasando los años….y la cosa seguía sin mejorar en demasía, ya que a la complicada situación social española había que sumar el boicot internacional a la España franquista. El fútbol serviría de bálsamo para tanta desesperación. Franco, a pesar de no gustar demasiado del balompié, sabía del poder social que tenía. Controlar el fútbol era controlar al pueblo. Así posibilitó la aparición de aquel Madrid de Di Stefano (cuyo fichaje fue torpedeado al Barça), que acabaría por convertirse en el mejor equipo de Europa y escaparate para el régimen.

Image Image

Todo esto es muy sabido y repetido en Cataluña. Lo que quizá no sea tan sabido ni repetido es que el Barça también gozó de ayudas puntuales muy importantes durante el franquismo. Así, durante la construcción del actual estadio del FC Barcelona, la situación económica del club catalán fue crítica, teniendo que intervenir el propio Francisco Franco para que el Barça no quebrara. La “ayuda” que el antiguo Jefe de Estado le hizo a los culés, fue la recalificación de los terrenos de Les Corts (antiguo campo culé), que pasó de “zona verde privada” a “zona edificable”. Evidentemente el aumento de valor de los terrenos fue astronómica e inmediata. La recalificación de Les Corts se había dilatado muchísimo en el tiempo y si no fuera por la actuación del propio Franco, la desaparición del FC Barcelona podría haberse hecho realidad puesto que la deuda del Barça por la construcción del Camp Nou ascendía ya a más de 200 millones de pesetas y aquella recalificación “ad hoc” de Franco pudo saldarla de un plumazo.

Esta historia apenas se cuenta en Barcelona ya que se aleja mucho de los eslogans de la mass media catalanista de “Catalonia is not Spain” “no hubo franquistas catalanes” etc,etc…pero la realidad es que así sucedió, dejando incluso constancia en el BOE:

“El Boletín Oficial del Estado, en su número 228, fechado el 23 de septiembre de 1965, aparece el Decreto 2735/1965 por el cual “el Ayuntamiento de Barcelona, en sesión celebrada el día cuatro de agosto de mil novecientos sesenta y dos, adoptó por unanimidad el acuerdo de aprobar inicialmente, con ciertas condiciones reflejadas en dicho acuerdo, el Proyecto de “cambio de uso y ordenación de volumenes de la supermanzana limitada por las calles de Vallespir, Travesera de Las Corts, Numancia y Marqués de Sentmenat” presentado por el Club de Fútbol Barcelona. Esta zona estaba calificada en el Plan Comarcal como zona verde de carácter privado, y en el Plan Parcial de la zona Norte de la Avenida del Generalísimo Franco, entre las plazas de Calvo Sotelo y del Papa Pío XII, aprobado por Orden del Ministerio de la Vivienda de uno de junio de mil novecientos sesenta y tres como zona verde privada, compatible con el uso deportivo.”

Image

Más adelante el Caudillo fue distinguido con la insignia de oro del FC Barcelona en 1971 y 1974. En la primera ocasión, una delegación del club encabezada por su presidente Agustí Montal visitó el 13 de octubre El Pardo para entregar a Su Excelencia una medalla de oro conmemorativa de las inauguraciones del Palau Blaugrana y del Palau de Gel, que tendrían lugar los días 22 y 23 de ese mes. La medalla se entregó en agradecimiento de la subvención de 43 millones de pesetas de aquella época que el gobierno franquista otorgó al Barça para la construcción de los dos pabellones. La segunda medalla en 1974, le fue concedida al dictador el 27 de febrero de 1974. Una representación del FC Barcelona, encabezada también por Agustí Montal, se desplazó a Madrid para hacer la entrega, en el Palacio de El Pardo, de la medalla de oro del 75 º aniversario de la entidad a SE el Jefe del Estado, Francisco Franco. El dictador recibió esta medalla del Barça en un momento convulso para Cataluña ya que el 2 de marzo de ese año fue ejecutado Salvador Puig Antich. Sólo el directivo Raimon Carrasco, que vio como fusilaban a su padre en la Zona Nacional, se negó a participar en aquel acto.

La realidad es que ni el Barça tenía por qué haberle dado aquellas condecoraciones a Franco, ni la prensa catalana actual tendría por qué esconder este hecho, pero aún son muchos en Cataluña los que creen que no hubo relaciones de amistad/negocios entre ambas partes.

Los años pasan y las mentalidades retrógadas permanecen, tanto en Cataluña como en el resto de España, pero no deja de ser irónico que Cataluña, que brama y se abandera como sufridora de las injusticias franquistas, pase por alto que Franco evitó la quiebra del Barça y que la burguesía catalana (ésa que ahora vota a CiU) siempre besó la tierra que pisaba el Caudillo.

Será cuestión de mala memoria, supongo….

4 comentarios en “El Barça y Franco

  1. esto va para todos, a ver si en vez de discutir por esto se dan cuenta de una vez que este asesino dictador, ayudo al barca para lavar su imagen en Cataluña y con el Madrid para hacer lo propio en el resto de España, y con esto desviar las miradas para otro lado, a este asesino el fútbol le importaba una mierda, ahora eso si le salio de escándalo porque 39 años después de su muerte seguimos con esto como borricos, es mas ahora se sigue utilizando la misma técnica para distraernos aunque ahora con la roja

  2. Creo que Alfredo es el unico que pone un poco de cordura ante la espiral de odio y mentiras en la que nos hemos metido los unos y los otros. Franco era simplemente un dictador y asesino, y no era ni del Madrid ni del Barcelona, pero no tenía problemas en usarlos para su propio interes segun le conveniese.

    Y por otro lado los mandatarios deportivos de la epoca, de uno y otro lado, se acercaban todo lo posible a Franco para conseguir ayudas y ventajas. Y los dos equipos (y otras más) consiguieron algunas.

  3. Generalmente no modero los comentarios de los lectores,pero en este post me veo obligado a hacerlo por las peleas y el spam que se está produciendo aquí.

    Este tema estará ya cerrado de comentarios a partir de ahora. Quien quiera gresca que se vaya al blog del usuario “Historiador” y que allí dé rienda suelta a su talibanismo pro/anti Madrid/Barcelona.

    Gustar del fútbol no es ser un fanboy descerebrado. Yo en este blog le meto palos y alabanzas a todos los equipos por igual. Quien quiera fundar su secta que se abra un blog y que escriba allí lo que considere.

    Saludos y disculpen las molestias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s