Match Day II .

Dicen que la infancia es la verdadera patria del hombre,allí adonde regresa cuando las cosas van mal en este viaje hacia ninguna parte que es la vida.Allí permanecen los mejores recuerdos,la seguridad de unos padres,la magia de lo nuevo y un optimismo basado en la falta de experiencia vital.

Quizá haber tenido una infancia demasiado buena no sea la mejor forma para madurar,pues siempre se tiende a pensar que cualquier tiempo pasado fue mejor y que cualquier riqueza en tiempo adulto nunca será comparable a aquel primer gol en la calle o a aquel primer beso en el colegio.

Uno de esos “tiempos pasados” a los que guardo mucho cariño es a un juego de ordenador llamado “Match Day II” primer contacto con un videojuego para ordenador que tuve…y además de fútbol,mi deporte favorito!. Recuerdo pasarme horas y horas jugando a aquel jueguito después del colegio.Aquella pantalla verde,aquel sonidito estridente que hacía las veces de banda sonora (años después me enteré que sonaba “When the Saints go marching in”) y aquella excitación por ganarle al ordenador (Amstrad PCW8256) son cosas que jamás se me olvidarán.

Aquel juego fue desarrollado por Jon Ritman,un programador de software inglés,que a pesar de detestar el fútbol por aquellos tiempos (reconocido por él mismo), supo plasmar con bastante lucidez el deporte a pesar de los escasos medios con los que contaba.Fue el primer juego donde se le podía dar de cabeza al balón,así como de tacón o de vaselina,siempre con diferentes grados de potencia que venían marcados por el “kick-o-meter”.

Si Jon Ritman fue el alma del Match Day II,el que le dió cuerpo fue Bernie Drummond, gran dibujante y talentoso diseñador gráfico de juegos de 8 bits.La vida fue más injusta con Drummond que con Ritman, pues mientras Ritman  pasó a la Historia del videojuego quedando su nombre mitificado,Drummond se vió abocado a tener que ganarse la vida descargando palés en un almacén de Londres.

Allá donde estén ambos les mando un saludo,pues hoy,tantos años después, han hecho que un adulto regrese a su patria al recordar su infancia y eso ,estimados lectores, no tiene precio.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s