Pequeños grandes cambios en el fútbol.

Hoy como “columnista invitado” en el blog, está mi amigo Tisdale,que nos va a hablar sobre algunas de las modificaciones más importantes que se han implementando en el fútbol desde su nacimiento hasta hoy.

 

 

 

El fútbol tiene sabor a tradición, a añejo, a inalterable..como esas piezas de cuero curtidas que han pasado por mil manos y siguen casi como el primer día,pero lo cierto es que desde aquellas primeras reglas de los estudiantes de Cambridge hasta las de hoy en día, han pasado muchas cosas.

En la actualidad existe un debate entre aficionados acerca del camino que debe de seguir el fútbol en este siglo XXI.Por un lado, están los puristas que no quieren más tecnología ni cambio de reglas y por otro, los aperturistas que persiguen una modernización total del fútbol,como ocurre en otros deportes. Ambos están condenados a ceder,pues el fútbol es algo vivo que necesita evolucionar pero no modificarse en su esencia.Sin duda los cambios deben ser pocos pero correctos,como así ha sido siempre con esa lenta pero constante progresión a la que nos tiene acostumbrada la FIFA.Si hoy en día  “un purista” viera un partido de hace un siglo,estoy seguro que no sería capaz de terminar de verlo por puro aburrimiento.

No, el fútbol no es inalterable.La evolución es necesaria.

Van aquí algunos elementos que, en su momento, fueron añadidos a los que no les faltaron críticas, pues ponían en peligro la “tradición” del deporte rey:

 

El silbato.

La primera vez que se usó un silbato en un campo de fútbol fue en Nueva Zelanda, en 1883, durante la celebración de uno de aquellos partidos de fútbol paleolítico de finales del siglo XIX,que tenían más de Rugby que de fútbol actual.En dicho partido,el colegiado al no poder hacerse oír debido a los revolucionados jugadores,  tuvo la feliz idea de buscar un silbato y usarlo para llamar la atención y parar el juego. El resultado fue automático: los jugadores, sorprendidos ante los agudos silbidos, pararon inmediatamente de jugar. Desde entonces, ante la eficacia del procedimiento, el silbato fue adoptado como instrumento reglamentario.

 

Saques de banda y fueras de juego.

El saque de banda se realizó con una mano, de forma parecida a como se practica aún en el rugby, hasta que en 1882 se ordenó realizarlo como está actualmente reglamentado. En 1920 se determinó que no podía haber posición de fuera de juego como consecuencia de un saque de banda. Pero en 1931 la penalización por el saque de banda no reglamentario se castigaba con saque libre indirecto en lugar de concedérselo al equipo oponente desde el mismo sitio.

 

Saques de esquina.

Antes de 1913, al realizar un saque de esquina, nada impedía que el jugador, en lugar de decidirse por un saque cerrado, con efecto o corto, regateara él mismo el balón. Las reglas se cambiaron después de que algunos jugadores corrieran desde la esquina hasta la meta con el balón controlado, antes de marcar. A instancia de la Asociación Irlandesa, en la reunión de la International Football Association Board (IFAB) celebrada en Londres el 14 de junio de1924 se decidió que el gol podía ser marcado con un saque de esquina (gol olímpico).

 

Las tarjetas amarillas y rojas.

Tras diputarse un partido de cuartos de final en el Mundial de Fútbol de 1966, en el estadio de Wembley que enfrentó a la selección anfitriona de Inglaterra frente a la de Argentina, la prensa publicó que se había amonestado a los hermanos Jack y Bobby Charlton. El público no se enteró de este hecho en el transcurso del partido, hubo bastante polémica respecto a este tema, ya que hasta entonces todas las amonestaciones a los jugadores por parte del árbitro eran de forma verbal, y los espectadores tenían que apañárselas para deducir quién había sido amonestado, atendiendo a los gestos del árbitro.

Poco después, Ken Aston, árbitro inglés ya retirado, iba conduciendo su automóvil por la calle Kensington High cuando al detenerse frente a un semáforo le vino la inspiración:

Color amarillo, puedes seguir conduciendo, pero despacio, calmado, pensándotelo bien.

Color rojo, se acaba el tiempo, alto. Ya.

Y así lo expuso ante la Comisión de Árbitros de la FIFA, de donde era miembro. Una tarjeta de color amarillo para avisar al jugador de que debía calmarse, y otra roja para expulsar.
Cuatro años después fue nombrado Presidente del Comité de Árbitros de la FIFA y durante la celebración del Mundial de Fútbol de México 1970 se adoptó, por primera vez, el uso de las tarjetas rojas y amarillas.

 

Image

 

Los postes cilíndricos.

A todos nos fastidia que nuestro equipo favorito estampe un balón en el poste. No hablemos ya de tirar cuatro balones a la madera en un mismo partido… y si ya es una final de la Copa de Europa, apaga y vámonos… ¿puede ocurrir tamaña desgracia? Pues sí, eso fue precisamente lo que le pasó al Barça, en la fatídica final de Berna en 1961 contra el Benfica. Hasta ese día, la mayoría de los postes eran de sección cuadrada, y si el balón iba con fuerza y chocaba contra alguna esquina del poste, salía despedido en cualquier dirección. No fue hasta que el Barça se topó con ellos en dicha final que la FIFA decidió instalar los de sección cilíndrica que tenemos hoy en día, con el objetivo de que el balón no saliese rebotado con tanta fuerza y favoreciese el juego de ataque.

 

 

Sin duda fue una decisión acertada… aunque para los aficionados azulgranas no les libró de padecer la pérdida de la copa de una forma muy dolorosa.

 

Tandas de penalties.

Aunque el lanzamiento de penalty data de finales del siglo XIX, no es hasta la década de los años 60 del siglo XX cuando se comienza a usar la tanda de penalties para desempatar.Anteriormente, cuando se llegaba a la final de un torneo y se terminaba en tablas, se disputaba otro partido de desempate, conocido por los ingleses como “replay”. Si este segundo partido terminaba igualmente empatado, el azar decidía al ganador, ya fuera eligiendo papeletas, o como sucedió en la Eurocopa 1968, cuando Italia accedió a la final a costa de la Unión Soviética, tirando una moneda al aire y jugándoselo a cara o cruz.

En torneos cortos, la idea del replay quedaba fuera de lugar, así que durante el trofeo veraniego Ramón de Carranza del año 1962, el periodista Rafael Ballester tuvo la idea de que la victoria final se disputase desde el punto fatídico en caso de terminar el partido con empate.

 

La primera definición por penaltis de la historia ocurrió en esa misma edición del trofeo en la que FC Barcelona derrotó a Real Zaragoza, siendo los azulgranas los primeros en llevarse un partido con este método.

 

Todos esos elementos, indispensables hoy en día, no nacieron con el fútbol, y fueron incorporándose poco a poco, algunos instaurándose incluso un siglo después de la creación de los reglamentos del fútbol. Da que pensar, sobre todo cuando la FIFA, y, por qué no decírlo, buena parte de los aficionados, se niega a incorporar cualquier tipo de tecnología. Desde las tarjetas pasando por las tandas de penalties, todo nació pensado en hacerle más fácil la vida a los jugadores, árbitros y espectadores. Probablemente dentro de 50 años la gente se preguntará como demonios nos las apañábamos sin que el árbitro tuviese acceso a un monitor o sin que el balón llevase algún tipo de implante que avisase de cuando traspasa o no una línea.

 

Anuncios

6 comentarios en “Pequeños grandes cambios en el fútbol.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s