Rommel Fernández

Esta entrada se la debía desde hace mucho tiempo al bueno de Rommel.

Hace un par de años, andaba yo callejeando por Tenerife, esperando la llamada de una amiga que se hacía de rogar. Entre cigarrillos Krüger y Doradas Especial fue pasando la tarde de paseo hasta al final darme de bruces (sin proponérmelo) con el Heliodoro Rodríguez López, el campo del C.D. Tenerife. Me lo esperaba algo más grande, pero el exterior del estadio me pareció muy “apañao”. Recorriendo todo el perímetro del estadio del Tete estaba cuando me topé con algo que me dejó un poco hecho polvo: una cerámica de Rommel Fernández y a sus pies, un ramo de flores.

Me vinieron imagenes de mi niñez escuchando partidos de fútbol a través de aquella vieja radio Sanyo medio destrozada que no sé como seguía funcionando de la cantidad de golpes que había llevado. A aquella radio me pegaba cada fin de semana para seguir los resultados de la quiniela de dos triples (270 pesetas) que hacía por aquellos tiempos. Al igual que ahora, mis éxitos con la quiniela eran bastante escasos pero me pasaba una tarde entretenida, los domingos en el bar de mis padres.

Image

Hubo una ocasión en la que llevaba 12 aciertos a la falta de un partido por jugarse. No recuerdo qué partido era pero acertar aquello me hubiera dado unas cuantas decenas de miles de pesetas, que para un niño de diez años de por aquel entonces, era una pequeña gran fortuna. Todo iba bien hasta que uno de los enviados especiales al campo en cuestión gritó: ¡¡¡GOOOOOOL DE ROMMEL FERNÁNDEZ!!!

Ese gol destrozó mis sueños de ser “rico”. Le juré odio eterno a aquel estúpido futbolista (que ni siquiera conocía en foto) que tuvo que haber marcado gol justo en ese momento. Mis juramentos se oyeron en dos manzanas a la redonda. Aunque sigo enfadándome cuando fallo un partido de quiniela decisivo, lo de aquel día fue especial. Supongo que aquel cabreo, por ser el primero en eso de las desilusiones por  juegos de azar, hace que  me acuerde de él como si hubiese sido ayer.

Cuando me enteré poco después de que ese futbolista había fallecido, me alegré. Con ese egoismo de adolescente creí de justicia que la muerte de un ser humano compensara el haberme hecho fallar una quiniela. El futbolista panameño había muerto al chocar su Toyota Celica matrícula de Tenerife contra un árbol en la  provincia de Albacete.

Ya sé que suena feo, pero así fue…mi odio a Rommel Fernández era eterno y no tenía por qué sentir ninguna compasión por el hombre que había arruinado mis sueños.

Los años fueron pasando entre colegio, instituto, fútbol, Universidad… y así fui olvidando aquel sentimiento estúpido y odioso que había tenido hacia aquel ser humano que ni siquiera conocía. Lo tenía olvidado hasta aquella tarde que vi a Rommel Fernández en los aledaños del Heliodoro.Me acerqué a la cerámica en honor al futbolista como si fuera un retrato religioso y en silencio le pedí perdón por haberme alegrado de su muerte dos décadas antes.

Al fin estaba en paz con aquel hombre, querido allá a donde fue, humilde y buena persona, ejemplo de lo que deberían ser las estrellas de fútbol hoy en día.

Hasta siempre, Rommel.

4 comentarios en “Rommel Fernández

  1. para nosotros en PANAMA fue todo… lo amamos hasta la medula, estoy seguro que Rommel no te perdono porque para el eso no huiera sido una ofensa, tan buena persona era.
    Saludos desde PANAMA

  2. Es bueno reconocer los errores, estoy seguro que si Rommel viviera, te hubiera invitado a comer, a ver un juego de fútbol o te hubiera pedido perdón por arruinar tu apuesta, así era él humilde, sensato, y sobre todo una gran persona con un gran corazón, es de sabio reconocer los errores y has tenido la valentía de hacer lo que no muchos hacen, se que en donde estés Rommel, acogió tus disculpa, los futbolistas son como los pilotos no mueren, sino que, vuelan más, alto.

    Saludos desde Panamá, la tierra de Rommel Fernández Gutiérrez, “El Panzer”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s