El “Loco” Palermo.

Vuelve mi amigo Tisdale con artículos nuevos y renovadas energías.Adelante compañero,esta es tu casa.

 

El Titán… El optimista del gol… el pajaro loco… Martín pescador… San Palermo… el salvador… La garza… el intuitivo del gol… El hombre de la película… Alto Palermo… El Gladiador… El Gigante del Gol.

Fueron muchos, muchísimos los apodos que recibió Martín Palermo (nacido en La Plata, Argentina, el 7 de noviembre de 1973) pero el más conocido, y con razón, era El Loco.

Image

El Loco Palermo, capaz de lo mejor y de lo peor, hacedor de goles imposibles y de imposibles fallos. Adorado y venerado por Boca, en donde alcanzó unas estadísticas y unos títulos difícilmente igualables, siendo a día de hoy el máximo goleador de la historia de los Xeneizes, pero que tuvo un paso por el fútbol europeo con más pena que gloria. Esta es su carrera, llena de grandes victorias y tardes de gloria, pero también con altibajos y algunos fracasos.

Sus primero pasos en el mundo del fútbol fueron, sorpresivamente, defendiendo la portería, en las divisiones infantiles del Estudiantes de la Plata. Se ve que no le gustó demasiado, pues pocos años después, en el Club For Ever, pasó a jugar de delantero, convirtiendo 54 goles en su primera temporada. Allí conoció a los mellizos Schelotto, a los que odiaba, aunque muchos años después acabarían compartiendo equipo y una gran amistad.

Viendo su espléndido rendimiento, retornó al filial de Estudiantes, en donde a lo largo de varios años se convirtió en el hombre gol del equipo, logrando ganarse un puesto en el primer equipo, debutando en primera división en 1992, con apenas 18 años. Le costó mucho asentarse y empezó a tener fama de torpe. Tras un doloroso descenso, apenas jugó en la segunda división, y visto el escasísimo rendimiento de Palermo, casi le traspasan al San Martín de Tucumán. El traspaso se rompió en el último momento, y se quedó en el Estudiantes, en el que, en medio de una pésima racha que amenazaba con llevar de nuevo al equipo a segunda, y fuertemente cuestionado, Martín Palermo estalló como futbolista, conviertiendo media docena de goles en apenas 8 partidos. En las temporadas siguientes fue consolidándose como la estrella del equipo, llegando incluso a capitanearlo. Pese a ello, una fuerte crisis en el equipo forzó el traspaso al Boca Juniors, en 1997.

En su paso por Estudiantes, Palermo jugó 99 partidos y convirtió 36 goles, unos buenos números, aunque nadie podía imaginarse lo que vendría después…

Palermo llega a un Boca Juniors necesitado de títulos, después de 4 años de sequía. Junto a él llegan los mellizos Schelotto, pasando a formar parte de una excelente plantilla, al lado de jugadores como Caniggia, Nolberto Solano, Walter Samuel o del mismísimo Maradona,que daba sus últimos coletazos en el fútbol.

En esta primera etapa en Boca Juniors, jugaría un total de 124 partidos, repartidos en 4 temporadas, en las que marcó 91 goles, ayudando a su equipo a levantar 5 títulos, destacando la Copa Libertadores y la Intercontinental del año 2000. En esos años, no todo fueron vino y rosas, una grave lesión lo dejó KO durante 6 meses, impidiendo su pase al fútbol italiano. También pasaría a la historia en la Copa América de 1999, al fallar tres penalties en un mismo partido. Dirían después que…

“Un penalty lo falla cualquiera. Dos, sólo unos pocos. Tres, sólo Palermo”

 

 

Después de sus grandes números en Argentina a lo largo de 10 temporadas, tanto en el Estudiantes pero sobre todo en Boca, empezó a sonar con fuerza para recalar en Europa. Años atrás la Lazio había intentado su fichaje, pero no llegó a concretarse por estar lesionado. Parecía que esta vez sí que llegaría Palermo a alguna de las grandes ligas del Viejo Continente. No fueron pocos los clubes que preguntaron por él. Muchos apostaban porque ficharía por el Chelsea, pero acabó recalando… en el Villarreal. En una operación concretada en apenas un día, el mundo del fútbol asistió atónito al fichaje del astro argentino por el que por entonces era un modestísimo club de pueblo.

Pese a su fama de estrella mundial y de delantero matador, por el que muchos apostaron que conseguiría varios pichichis, en sus temporadas en el submarino amarillo convirtió 21 goles en 84 partidos, una estadísticas bastante pobres para lo que venía demostrando desde hacía años al otro lado del charco. Por desgracia, más repercusión que sus tantos tuvo el famoso accidente en el Ciutat de Valencia, en donde se lesionó espectacularmente al ir a celebrar un gol con sus aficionados.

 

 

Después de la grave lesión que sufrió en este encuentro, fracturándose por partida doble la tibia y el peroné, empezó su declive en nuestro fútbol. Abandonó el Villarreal con más pena que gloria y emprendió una andadura de algunos años por otros clubes españoles, el Betis y el Alavés, en los que jugaría poco y también marcaría poco… en sus 4 temporadas en España, marcaría un total de 26 goles en 106 partidos.

A mediados del 2004, abandonó definitivamente la Liga y volvió a Boca. Muchos pensaron que el Loco estaba acabado y que poco más podría aportar, pero se equivocaron de cabo a rabo, pues en esta segunda etapa jugaría 280 partidos en los que conseguiría la friolera de 145 goles, consiguiendo levantar 9 títulos. Por el camino, superaba al mítico Roberto Cherro como máximo goleador de la historia del Boca Juniors, dejándonos también perlas como el considerado mejor gol de cabeza de la historia.

 

 

Paradójicamente, apenas tuvo peso en su selección nacional, en la que sólo disputo 15 encuentros, más que suficientes para marcar 9 goles.

El 18 de junio del 2011 se retiraba del fútbol, tras 20 temporadas en activo, llevándose consigo 15 títulos y dejándonos 306 goles en 623 partidos.

Al retirarse del fútbol, y siempre fiel a su fama de excéntrico, se pasó al mundo del motor.Al igual que en el campo de fútbol, el coche de Palermo estuvo identificado con el número “9”.

Image

 

Anuncios

2 comentarios en “El “Loco” Palermo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s