Gazza,talento rubio platino.

Uno de los recuerdos que permanecen imborrables en mi memoria es el de ver a un futbolista inglés,regordete y teñido de rubio,celebrando un gol tumbado al lado de una valla publicitaria de cerveza.Corría el año 1996, se disputaba la Eurocopa de Inglaterra y un golazo de Paul Gascoigne a Escocia daba el pase a los ingleses a la siguiente fase.

 

 

Gazza era el jugador distinto en aquella Inglaterra.Buen regateador,con instinto de gol,visión de juego y mucho carácter.También tenía sus defectos:estaba como una puta cabra.Sus aventuras etílicas y de violencia doméstica (y urbana en general), se hicieron tristemente célebres en Reino Unido.Cada gol increíble venía acompañado de una resaca memorable y una denuncia ante la policía al día siguiente.Así fue durante años,hasta que se le acabó la gasolina y se dedicó exclusivamente a beber y a drogarse.

La historia de Gazza no es distinta a la de muchos otros futbolistas ingleses,españoles o sudamericanos.Chico de clase baja,sin demasiada cultura,padre ausente, criado en la calle por malas compañías y con un enorme talento para jugar al fútbol.Parece que el destino siempre concede talento en los pies a aquellos que lo desperdician luego con las manos.

Paul Gascoigne debuta profesionalmente con el Newcastle en la Liga inglesa, donde empieza a dar muestras de su enorme naturalidad, tanto para meterse en líos, como para jugar al fútbol.Su calidad futbolística le condona la expulsión del equipo por mala conducta.Marca 25 goles en 107 partidos,dejando una huella imborrable en la afición de “las urracas”.

Con 22 años es fichado por el Tottenham tras una auténtica batalla por hacerse con sus servicios entre el Manchester United y el club londinense.El montante total del traspaso es de 2 millones de libras esterlinas en 1988,record en el fútbol inglés por aquellos tiempos.Además de un sueldo de estrella,Paul eligió jugar en el Tottenham porque los londineses le dieron una casa en propiedad para su familia.

Sus actuaciones con el Tottenham siguieron la tónica anterior:goles y escándalos.Pero a esta ecuación había que añadir ahora las lesiones.Hasta aquel entonces,el joven Gazza no sabía lo que era lesionarse,pero desde su llegada a Londres,conoció esa sensación más de lo que le hubiera gustado.Pese a ello,firmó grandes encuentros que merecieron su inclusión en la lista de seleccionados ingleses para Italia`90,donde jugaría a gran nivel,llevando a Inglaterra hasta semifinales,donde perdería con la que a la postre sería la campeona:Alemania.

A pesar de las lesiones y el carácter conflictivo del jugador,su talento mereció la atención del SS Lazio de Italia,club por el que finalmente ficharía en 1992.Su rendimiento en Italia siguió marcado por las lesiones y apenas pudo brillar en el país transalpino.Donde sí siguió brillando fue en los bares,dando mucho material a los tabloides ingleses.Con un pobre bagaje de 6 goles en 47 partidos,Gazza abandonaba el Calcio rumbo de nuevo a las Islas.

Su destino fue el Rangers de Escocia.Una Liga débil,para un jugador incógnita que se debatía entre la enfermería y el bar.Muchos ya lo daban por acabado para el fútbol,pero pronto esos rumores se terminaron.En Escocia vivió sus mejores años como futbolista y sus actuaciones le hicieron ganarse muy pronto a la afición protestante del Rangers,sobre todo desde la burlesca celebración de un gol suyo en el derby contra el Celtic.Gazza, tras marcar gol en campo visitante,hizo ademán de tocar la flauta,tal como hacen los protestantes en las Marchas de Orange,rememorando la victoria sobre los católicos.La afición radical del católico Celtic de Glasgow le amenazó de muerte por aquello.

Aquella temporada de Gazza no pasó desapercibida para el seleccionador inglés,que lo incluyó en la lista para la Euro 1996,donde cuajaría una gran actuación,logrando un puesto en la alineación ideal del torneo.Fue,podríamos decir,su canto del cisne como futbolista.A partir de aquí,empezó un largo peregrinaje por Middlesbrough, Everton y Burnley,para acabar su carrera profesional en China en 2003.El alcohol,las drogas de farmacia y las drogas callejeras ya habían tomado las riendas de la vida de Gazza,que simplemente se dejaba ir, viendo como todo se destruía a su alrededor.

Imagen

Tras años de borracheras y peleas,toca fondo en 2010,cuando sufre un accidente de tráfico estando borracho y que casi le cuesta la vida (estuvo clínicamente muerto unos segundos).

A pesar de las secuelas físicas,se recupera y encauza su vida en el pequeño pueblo de Bournemouth,donde actualmente reside, intentando lograr la paz que nunca su cabeza le dejó tener.Aunque continúa fumando,ya no bebe,y pasa sus horas de ocio pescando y observando a la gente en los bares, mientras toma café y recuerda sus años salvajes de futbolista rubio platino,en los que todos bailaban a su son de clown de los bajos fondos.

 

Dios te guarde muchos años,Gazza.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s