El positivo de Calderé.

Ramón Calderé fue uno de los jugadores clásicos españoles de la Liga en los años ochenta. En 1980,debuta con el Valladolid en primera división, de donde es fichado por el Barça a la temporada siguiente.Tras unos años fogueándose en el filial azulgrana,pasa al primer equipo donde se convierte en imprescindible y referencia en el centro del campo con el equipo catalán.Para la Historia queda el gol que marca en su debut  contra el Real Madrid,en la primera jornada de Liga 1984/85.Es el autor del 0-3 que los catalanes infligen a los merengues en el Bernabeu.

 

 

Calderé no era un dechado de talento,ni de grandes virtudes futbolísticas,pero era un jugador muy “apañao”,de esos que hacen equipo y que trabajan para el bien común.Lucía poco,pero su trabajo era inconmensurable,siempre batallador y con un gran desgaste físico.Sus actuaciones con el Barça no pasaron desapercibidas para el seleccionador español,Miguel Muñoz,que lo acabaría convocando para el Mundial de México 1986,donde tanto Calderé como el resto del equipo español rayarían a gran nivel,quedando eliminados en tanda de penalties contra Bélgica, en cuartos de final.

 

 

Pero antes de ese partido,se produjo un incidente muy polémico que tuvo a Calderé como protagonista.Tras el partido de fase de grupos contra Irlanda del Norte (que España gana con más apuros de los previstos),Calderé da positivo por efedrina en el control anti-doping posterior al encuentro.Tras unos momentos de secretismo, intentando que no se filtrara la noticia (aún sin confirmar),alguien de la prensa mexicana acaba “descubriendo el pastel”.Las versiones son contradictorias y las hay para todos los gustos.Unos dicen que Calderé tenía bronquitis,otros que diarrea (mal de Moctezuma) y otros más conspiranóicos dicen que se dopó conscientemente para incrementar su rendimiento.La realidad es que el jarabe que contenía efedrina fue recetado por un médico de la FIFA y aceptado por el cuerpo médico español.Tras unas cuantas horas de nervios y de dimes y diretes, el caso de doping  de Calderé,acaba desestimado y simplemente la Federación española tiene que pagar una multa económica de 1.5 millones de pesetas (9.000 euros), por haber incumplido los plazos para la administración del medicamento.A pesar de ser un medicamento recetado por un médico de la FIFA,tuvo que haber sido suministrado con 72 horas de antelación y no con las 12 horas que finalmente fueron.

Este positivo de Calderé fue muy polémico, sobre todo a partir del positivo por efedrina de Diego Maradona en el Mundial de USA 1994.Se empezó a hablar de agravio comparativo entre uno y otro caso,diciendo parte de la hinchada argentina que con Maradona la FIFA no había actuado igual que con Calderé y habían ido a por el astro argentino de una forma descarada.La realidad es que mientras Calderé fue recetado por un médico de la FIFA y esa receta confirmada por el médico de la selección española,en el caso de Maradona nada de esto es así,habiendo tomado efedrina por su cuenta y riesgo,al margen del médico de la selección albiceleste,el Doctor Ernesto Ugalde.

Tras el Mundial de México`86,el catalán siguió un par de años más en el Barça para finalmente acabar su carrera de profesional en el Betis en 1990.Se iba un clásico del futbol español,cuyo nombre de vez en cuando aparece en boca de algún argentino que trata de limpiar (en vano) las malas acciones del ídolo de Villa Fiorito,que bastantes pocos positivos dió para la vida que llevó.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s