Peter Rufai

Cuando era juvenil de primer año viví una anécdota bastante curiosa. Estábamos haciendo pretemporada por aquel entonces y entre test de Cooper, progresiones, abdominales y demás jodiendas típicas de verano, me dió por ir al escusado a refrescarme y a echar un pis. Tuve que ir al baño público pues el vestuario estaba cerrado. Estando yo plácidamente miccionando en los urinarios de pared, noto como alguien entra al baño por el estruendoso golpe en la puerta que se oye. Casi sin tiempo a mirar para atrás, veo como una enorme sombra se acopla justo a mi lado, para mear en aquellos urinarios verticales. Era Peter Rufai, que estaba entrenando con el Deportivo en el campo aledaño y había sentido la llamada de la naturaleza en el mismo momento que un servidor. Recuerdo que había cuatro urinarios y se tuvo que colocar justamente a mi lado. No sé si es una costumbre típicamente nigeriana esa de ponerse justo al lado del que está meando, pero el caso es que “me cortó el rollo” y no pude echar una gota más.

Si algún morbos@ quiere saber si el bueno de Peter Rufai tenía una buena” herramienta”, siento decirle que no tengo ni idea, pero lo que sí les puedo garantizar es que tenía unos cráteres en la cara que parecía que estabas viendo imágenes del alunizaje de la NASA.

Tras acabar nuestro entrenamiento fuimos a ver el del Depor. Ya estaban terminando y solo quedaban los porteros siendo bombardeados por los preparadores. Allí estaba Rufai dándole lecciones a Dani Mallo sobre cómo colocar las manos para asegurar los blocajes. Por aquel entonces Dani Mallo tendría unos 20 años, era el bisoño tercer portero de aquel Deportivo y tuvo a bien soportar los consejos del veterano guardameta nigeriano que no destacaba precisamente por la fiablidad bajo los palos.

Peter Rufai había sido fichado por el Depor en una época que el vestuario del equipo coruñés parecía una cumbre de Naciones Unidas. Había gente de todos los rincones del mundo: Brasil, Alemania, Suiza, Venezuela, Marruecos, Francia, Angola, Argentina, Uruguay, Chequia y Camerún. El nigeriano Rufai daba la puntilla internacional que faltaba en aquel Deportivo de mediados de los noventa. El guardameta africano dio el salto a Europa a finales de los años ochenta, siendo su destino equipos de medio pelo belgas y holandeses. Allí se fue fogueando hasta darse a conocer internacionalemente a raíz de sus buenas actuaciones con Nigeria en el Mundial de USA 94. El Farense portugués se hace con sus servicios tras el final de la cita mundialista. Se esperaba bastante de aquel portero “palomitero”, pero la realidad es que en Portugal permanece dos temporadas con un rendimiento no muy brillante.

A pesar de ser un portero muy irregular y de “cantada fácil”, es fichado por el Hércules de Alicante en 1997, donde llega mediada la temporada. Tras no acabar de convencer a los levantinos, ficha por el Depor como suplente de Jacques Songo`o. En Coruña fue más conocido como hombre de negocios y “bon vivant” aristocrático (era hijo de un antiguo Rey de una región de Nigeria) que como futbolista. Sus ataques de gota por abusar del marisco y su perpetua sonrisa y afabilidad eran la comidilla de los aficionados deportivistas. La gente se acercaba hasta su tienda de telefonía móvil, cerca de Riazor, solo para ver a aquel excéntrico africano que en el Mundial de Francia ofreció un recital de cantadas amplísimo, solo superado por el gran Zubi, en aquel infausto partido que España jugó en el verano de 1998 en Nantes.

Tras su retirada del fútbol en el Gil Vicente de la Liga portuguesa (año 2000), siguió dando muestras de su don de gentes por el mundo adelante, creando una escuela de porteros en España y organizando “clinics” de jóvenes talentos. Actualmente reside en Bélgica donde dice sentirse como en casa.

La personificación futbolística del Príncipe de Zamunda ha hecho de Europa y el mundo su Corte. Larga vida a Rufai…mal portero, pero gran persona. Algo es algo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s