Sentimientos encontrados.

Yo nací en una ciudad en la que todo el Mundo era del Real Madrid y solo unos pocos del Depor.Es verdad por mucho que lo quieran ocultar.Riazor por los años setenta y ochenta parecía un viejo solar industrial en el que lucía el gastado cemento en los encuentros ligueros,pero que después se llenaba hasta los topes para ver (entre vítores) al Real Madrid en el Trofeo Teresa Herrera.No fue hasta principios de los noventa que la gente se empezó a hacer del Depor y tras unos años de socios, ya fueron “deportivistas de toda la vida”, renegando de su pasado merengue.Ser del Real Madrid en Coruña se convirtió en algo típico “de fachas”,”de viejos” o “de viejos fachas”, pasando a ser lo más odiado del panorama futbolístico local.Ya se sabe que no hay peor inquisidor que el converso.

Lo mío y lo de mi familia aún era peor.A pesar de ir con mi padre de vez en cuando a Riazor a ver las evoluciones de Traba,Aspiazu,Agulló y compañía…éramos del Barça y recibíamos de los dos lados:de los incipientes deportivistas y de los madridistas que se cachondeaban de nuestra sequía de títulos.No era fácil ser simpatizante del Barça en Coruña por aquellos tiempos.

Los años setenta del Barça fueron un erial y los ochenta no le fueron a la zaga tampoco.En España reinaba el Real Madrid y ser del Barça fuera de Cataluña era complicado.Creo que en el colegio era el único de mi curso que era del Barça,llamándome algunos compañeros incluso “el catalán”,ante mi más que evidente mosqueo.Aún hoy alguno me lo recuerda.Yo sonrío,mientras le veo anudarse la bufanda blanquiazul del Depor, recordando en silencio como él mismo hacía chilenas en el patio “como Hugo Sánchez”.La memoria selectiva,ya saben…

Lo de mi familia con el Barça es algo curioso.Nos hicimos del Barça todos por mi padre (fanático culé),que pasó, junto a mi madre, bastantes años por la Ciudad Condal.De hecho, raro fue que no se quedaran por Barcelona.Ahora sería otro charnego más por allá,pero el caso es que volvieron a Galicia y se trajeron el sentimiento culé con ellos.Pero curiosamente si mi familia se hubiera quedado por Barcelona,no sé si hubiera sido del Barça,en edad adulta.Posiblemente me hubiera hecho “perico” con los años,al ver todas las difamaciones y desprecios que sufren por parte de los aficionados (e incluso políticos) catalanes.

Ser del Español en Barcelona es como ser del Real Madrid en Coruña…algo propio de “españolistas”,”charnegos” y “colonos”.El Club que nació justamente para que pudieran jugar los catalanes en un equipo de fútbol de Barcelona, es tachado ahora de “españolista”, mientras que el Barça, que fue fundado copiando los colores del Basilea suizo para que jugaran solo extranjeros,es el paradigma del “catalanismo”.El Mundo al revés.

Hace tan solo unos pocos meses, salió el alcalde de Barcelona diciendo que “ser del Español es una desgracia”.Después quiso sacarle hierro al asunto diciendo que estaba bromeando pero la verdad es que sus palabras, aunque quizá dichas de broma,sonaron muy mal porque no son pocos los que de verdad piensan eso en la Ciudad Condal.Ser perico y catalán es algo reprobable y cuando no reprobable,algo digno de toda la condescendencia posible.Recuerdo un monólogo de Andreu Buenafuente en el que decía preguntarle a un amigo el porqué de su sentimiento perico.Buenafuente no entendía que alguien de Barcelona no quisiera ser del Barça.

En Barcelona parece que solo hay un equipo de fútbol…y en Cataluña también.La única bula que permite ir en contra del Barça y seguir siendo “un buen catalán”, es cuando juega el equipo de hockey patines de tu pueblo (Reus,Vic,Noya…) contra los culés.Ahí es de las pocas ocasiones en la que se tiene carta blanca para insultar a los culés y no ser un “facha españolista”.

En uno de los últimos derbies,los aficionados pericos,hartos del menosprecio institucional al que se ven sometidos,colgaron una pancarta que rezaba así: “Catalunya és més que un Club”,en clara alusión al famoso lema culé de “Barça és més que un Club”.A buen entendedor, pocas palabras bastan.

Imagen

Imagen

A veces cuando veo según qué pancartas colgadas en las gradas del Camp Nou,me pregunto si no habré elegido mal el equipo del que soy seguidor.A estas alturas cuesta cambiar de colores,pero a veces da ganas de mandar los sentimientos de infancia a un cajón y hacerse de otro equipo que no insulte al resto de España a cada partido.

Imagen

Aunque no celebre nunca los goles del Español,siempre tendré un hueco para los pericos en mi corazón.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s