La Tregua de Navidad.

La Primera Guerra Mundial ha pasado desapercibida en la memoria colectiva popular, comparada con la Segunda.Mientras que de la S.G.M. se han hecho infinidad de películas y documentales (diciendo una y otra vez lo mismo),de la Primera apenas se han realizado un puñado de reseñas cinematográficas y es una incógnita para mucha gente.Todo el Mundo sabe quien es Hitler,un nazi o un Aliado,pero no son tantos lo que saben quien fue el Kaiser Guillermo,un prusiano o el Entente Cordiale.

En una Europa que parecía un avispero y con las grandes potencias deseosas de expandir sus fronteras,se produce el que sería el desencadenante oficial de la Primera Guerra Mundial:el asesinato del Archiduque de Austria,Francisco Fernando,heredero al trono del Imperio Austrohúngaro.El asesinato se produjo en Sarajevo (Serbia) por aquel entonces bajo influencia de Austria-Hungría.Haciendo una analogía actual (no sé si muy afortunada) sería como si un independentista escocés matara a Carlos de Inglaterra.

La Primera Guerra Mundial fue como una enorme partida de Risk jugada entre borrachos,que a cada copa que se toman,cometen una cafrada más grande que la anterior.Fue una guerra atroz y cruel,injustamente olvidada por los “mass media”, a pesar de haber muerto unos 30 millones de personas.No voy a entrar en el motivo por el que es tan conocida la Segunda y tan poco la Primera.Eso se lo dejo a Ustedes, que seguro encontrarán la razón de ello.Ya les adelanto que la diferencia entre ambas no radicada en EEUU,ya que también participó en la Primera Guerra Mundial,con carteles para alistarse incluso más “molones” que los de la Segunda.

Alemanes e ingleses fueron las cabezas visibles de la Gran Guerra.Aquel conflicto fue una lucha por demostrar a quien correspondía la hegemonía europea: al poderosísimo Imperio Inglés o al no menos poderoso,aunque todavía emergente,Imperio Alemán.La pugna se decantó del lado inglés y de sus aliados,teniendo que pagar Alemania los platos rotos.Austria-Hungría desaparece y Alemania pierde parte de su territorio como “botín de guerra”.Esta humillación por parte del Entente Cordiale, fue uno de los motivos por los que Hitler empezó la Segunda Guerra Mundial.

Imagen

Imagen

A pesar de las brutalidades que se produjeron durante la Primera Guerra,también hubo lugar para detalles verdaderamente emocionantes.En el frente belga de Ypres,alemanes y aliados, se enzarzaban en una terrible guerra de tricheras.Las bajas en aquellas tumbas a cielo abierto eran numerosas y lo que no hacían las balas enemigas,lo hacía el frío o las enfermedades.

Imagen

Se aproximaba la Navidad y los ánimos de las tropas estaban bajos.Los mandos alemanes para dar esperanzas a sus soldados,les envian ración doble de comida, tabaco y alcohol,así como abetos y adornos navideños, para que se distrajeran de su difícil realidad, al menos durante unas horas.La sorpresa de los Aliados cuando oyen a los alemanes cantar,iluminados por aquellas luces navideñas es mayúscula.Lejos de atacar en aquel momento tan propicio,los Aliados les emulan y cantan a voz en grito “The first Noel, the angel did say“,a lo que los alemanes rsponden con el “Adeste Fideles”.Aquello parecía una Guerra de Karaoke.Tras felicitarse las fiestas navideñas a viva voz desde las trincheras ,fueron saliendo ambos bandos de aquellos nichos desde los que peleaban y acabaron intercambiando tabaco,chocolate y alcohol con el enemigo.El hombre había vencido al soldado y había firmado una tregua por unas horas.

Por si esto fuera poco,al día siguiente un soldado escocés apareció con un balón de fútbol.Los que hasta hacía 24 horas eran enemigos dispuestos a matarse,ahora eran contendientes en un partido de balompié.El encuentro transcurrió con una gran caballerosidad,tendiendo la mano al rival cuando éste caía al suelo y respetando el reglamento lo máximo posible.El choque acabaría 3-2 a favor de los germanos y el propio Teniente alemán Niemann escribiría en sus cartas:

“Un soldado escocés apareció cargando un balón de fútbol; y en unos cuantos minutos, ya teníamos juego. Los escoceses ‘hicieron’ su portería con unos sombreros raros, mientras nosotros hicimos lo mismo. No era nada sencillo jugar en un terreno congelado, pero eso no nos desmotivó. Mantuvimos con rigor las reglas del juego, a pesar de que el partido sólo duró una hora y no teníamos árbitro. Muchos pases fueron largos y el balón constantemente se iba lejos. Sin embargo, estos futbolistas amateurs a pesar de estar cansados, jugaban con mucho entusiasmo. Nosotros, los alemanes, descubrimos con sorpresa cómo los escoceses jugaban con sus faldas, y sin tener nada debajo de ellas. Incluso les hacíamos una broma cada vez que una ventisca soplaba por el campo y revelaba sus partes ocultas a sus ‘enemigos de ayer’. Sin embargo, una hora después, cuando nuestro Oficial en Jefe se enteró de lo que estaba pasando, éste mandó a suspender el partido. Un poco después regresamos a nuestras trincheras y la fraternización terminó. El partido acabó con un marcador de tres goles a favor nuestro y dos en contra. Fritz marcó dos, y Tommy uno”.

Imagen

Aunque el enfrentamiento continuaba en toda Europa,en el frente de Ypres no.Ambos bandos (infringiendo las órdenes de sus superiores),se dedicaron a hacer una guerra de paripé,lanzando un par de morterazos al día a una zona donde no había ningún enemigo.En una especie de chiste de Gila,ambos bandos concluyeron que no merecía la pena morir por los intereses de unos pocos ricos,cuyos hijos jamás pisarían un campo de batalla.

Otro ejemplo claro de que el hombre cuando quiere, puede hacer las cosas bien.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s