Nobby Stiles,la hiena de Collyhurst.

Cuando pensamos en un futbolista de primer nivel,pensamos en un tipo alto,musculado,bronceado y con gomina…siendo Cristiano Ronaldo el paradigma del “aspecto de futbolista” en la actualidad;pero después observamos a Iniesta o a Cazorla y nos damos cuenta que no…que en fútbol,como en la vida en general,el envase no es más que una casualidad que no tiene porque tener trascendencia en la carrera de un jugador de fútbol.

Los pequeñitos del Barça han logrado que por fin quede enterrada esa frase de “es demasiado bajo para jugar al fútbol…le falta cuerpo”.Después de varios campeonatos de Europa y Mundiales ganados,ese tópico languidece cada día más y ya son pocos los que se atreven a seguir postulando sobre él.

Aunque Xavi,Iniesta o el mismo Busquets (que es un chaval muy delgado) hayan destrozado el viejo tópico,no fueron los primeros en desmentirlo.Allá por los años 60 del pasado siglo,hubo un hombre que hizo de la voluntad su camino en la vida,logrando ser mediocampista defensivo a pesar de ser un alfeñique de 1.68 metros de altura.Con el peso y la estatura de una mujer en la actualidad,un tipo inglés de ascendencia irlandesa,consiguió aterrorizar a toda una generación de estrellas de su tiempo.Nobby Stiles era su nombre.

Los barrios obreros siempre han sido la cuna de gente de fuerte personalidad,sobre todo hace décadas,cuando las diferencias socioeconómicas entre personas de posición acomodada y los trabajadores eran tan acusadas.Hace 70 años nacer en un barrio industrial moldeaba el carácter de cualquiera.Nobby aprendió esta lección desde que tuvo uso de razón.Su aspecto atrofiado y su miopía pronto se convirtieron en diana para los matones de su calle.El hijo del funerario tuvo que aprender a valerse por si mismo pronto… y aunque le costó varios dientes y fracturas óseas,al final no solo se acabó convirtiendo en alguien respetado, sino en alguien temido.Era el hijo del funerario,era Nosferatu,era una hiena desdentada que no pararía hasta destruir a su objetivo.

A pesar de haberse ganado el respeto de sus más próximos,Nobby Stiles era minusvalorado por los que no lo conocían.Aquel aspecto contrahecho,no inspiraba demasiado a los ojeadores de fútbol y no eran pocos los que despreciaban  sus evoluciones sobre el césped.Craso error.Aquel chico bajito, delgado,desdentado y medio calvo, iba a marcar una época en Inglaterra,quisieran los ojeadores o no.Nobby Stiles fue el triunfo de la voluntad sobre el talento.

En todas estas historias del “patito feo” siempre hay una persona que ve lo que otros no ven.Nobby Stiles fue rechazado por muchos ojeadores de medio pelo,para acabar siendo descubierto por Matt Busby,uno de los más carismáticos entrenadores de la Historia de este deporte.Matt Busby se quedó prendado de la casta,el sacrificio y las malas artes del chico de Collyhurst y lo hizo debutar de defensa en el Manchester United en 1960.Nobby tenía 18 años y no iba a dejar pasar aquella oportunidad.

A pesar de su buen desempeño en la zaga de los “red devils”,Busby interpretó correctamente las características del joven Stiles y lo cambió de demarcación.Ya no sería nunca más central,sino mediocampista defensivo.Su misión sería destrozar el juego de la estrella rival (fuera como fuera) y darle la pelota al constructor de juego del ManU.Aquel United se trataba de recuperar de la tragedia aérea de Munich en la que había muerto casi toda la plantilla,y lo hacía a base de talento y malas artes.Aquel Manchester United de comienzos de los sesenta combinaba jugadores de gran calidad como Bobby Charlton con futbolistas carcelarios como Nobby Stiles.La mezcla no pudo ser más óptima.

Los años iban pasando y Stiles se hacía cada vez más imprescindible en el esquema de los rojos.También consiguió ser pieza fundamental en la selección inglesa del 66,en la que destacó por sus brutales marcajes a Eusebio y a Uwe Seeler.Un marcaje de Stiles era algo que no se olvidaba con facilidad…patadas,codazos,pellizcos,pisotones, escupitajos,insultos…y así hasta que la estrella rival desaparecía acongojada por aquel ser de ultratumba al que apodaban (muy acertadamente) “Nosferatu”.

Con aquel estilo barriobajero,consiguió ser Campeón del Mundo con Inglaterra y Campeón de Europa con el Manchester United.A principios de los años setenta,la chispa de “la hiena de Collyhurst” se iba apagando.Sus condiciones físicas menguaban y pronto no pudo parar a las estrellas rivales como en sus años de esplendor.Stiles aguantó en el fútbol de máximo nivel hasta que le aguantó el físico.No podía ser de otra forma,tratándose de un jugador tan limitado con la pelota en los pies.En 1971 abandona la disciplina de su querido ManU,de la misma forma en la que llegó…en silencio y lejos de los flashes de los periodistas.

El desdentado Stiles se retiraría finalmente en 1975,dejando tras de sí una leyenda que aún hoy pervive y sigue siendo la inspiración de muchos leñeros de todo el Mundo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s