Brasil – Chile (1989),the show must go on.

La cultura mediterránea siempre ha sido muy propicia para engaños,fraudes y timos.No digo que los centroeuropeos sean seres de luz incapaces de engañar al Estado,al prójimo o a cualquiera que se les ponga delante,pero es que desde el Sur de Europa hemos llevado el concepto de pillería mucho más lejos de lo que puede soñar un alemán o un suizo.Quizá todo sea cuestión de ostentación y la mayor diferencia entre ellos y nosotros sea que suizos y alemanes engañan discretamente, mientras que españoles,italianos y griegos presumimos a los cuatro vientos de lo listos que somos por timar al vecino.

Esta forma de ser “piratilla” la exportamos a América,donde parece que ha hecho fortuna y se ha convertido en una de las señas identitarias de muchos países.La viveza criolla no es solo argentina sino latinoamericana en general.Casi siempre se coge lo malo de las otras culturas y la colonización americana no fue una excepción.Engañar al otro no es algo reprobable del todo en el mundo hispano, sino una chiquillada sin importancia,un detalle de inteligencia,algo casi a ser admirado….

El fútbol latinoamericano,como fiel reflejo de la sociedad,se vió afectado por esta viveza mestiza mediterránea e indígena.Todo el fútbol en América tiene ese “plus” que va más allá del deporte y se adentra en el terreno de lo amoral y lo alegal.Hace poco pudimos ver como los futbolistas hondureños de la selección olímpica fingían estar poco menos que muertos ante la desesperación de los españoles,que trataban de hacerle ver al árbitro que los catrachos estaban engañándole.El alumno centroamericano superó al maestro ibérico.

Imagen

Ha habido muchas pillerías “criollas americanas” relacionadas con el fútbol,pero sin duda una de las más rocambolescas y desconocidas (al menos en Europa) fue la de Roberto Rojas “Cóndor” en 1989 durante un partido entre Chile y Brasil.

Los chilenos necesitaban vencer a Brasil para clasificarse al Mundial de Italia 1990 y realmente la cosa pintaba mal para los andinos, pues jugaban en Maracaná y contra una gran selección que contaba con nombres tan ilustres como Taffarel,Branco,Careca,Dunga o Bebeto.En el partido de la primera vuelta disputado en Agosto,brasileños y chilenos no pasaron del empate (1-1) en uno de los partidos más violentos de aquel año 1989.El partido de vuelta se presentaba aún más dramático.

 

 

A Brasil le llegaba con empatar para lograr el pasaporte mundialista y desde el principio supo jugar con la ansiedad chilena.El partido fue muy disputado pero la superioridad técnica brasileña acabó decantando el marcador hacia el lado de la “verde-amarela”.Careca marcaba el 1-0 al comienzo de la segunda mitad y hacía un poco más difícil aún el triunfo de los andinos en aquella jornada del 3 de Septiembre de 1989.

Aunque Chile por aquellos tiempos contaba con futbolistas de gran calidad (Zamorano,Letelier,Roberto Rojas…) no parecía que les alcanzara para derrotar a los brazucas.El tiempo pasaba y los chilenos veían impotentes como estaba más cerca el 2-0 que el 1-1.Se iban a quedar afuera del Mundial sí o sí.

Pero Chile tenía un plan B.

Los chilenos habían decidido que si el partido se ponía muy cuesta arriba en lo futbolístico,se valdrían de otros medios para vencer aunque fuera en los despachos.Fue así como organizaron toda la farsa que se produjo aquella noche sobre el césped del Maracaná,en un intento desesperado para lograr el pase mundialista.

Era el minuto 69,cuando las cámaras enfocaron la portería chilena y vieron a ” Cóndor”  sobre el césped tapándose el rostro con los guantes. Se movía de un lado a otro desesperado.Una bengala humeante a su lado parecía que era la causa de aquella sangre que brotaba de su rostro. El teatro tan sólo acababa de comenzar….

Tras unos momentos de empujones,insultos y gestos previamente ensayados,los chilenos deciden abandonar el terreno de juego alegando que no se sienten lo suficientemente seguros y que su integridad física no está garantizada.El partido se detiene y finalmente quedaría suspendido “sine die” a la espera de la resolución de la FIFA.El “plan B” chileno se estaba cumpliendo a la perfección….en caso de perder,montar un buen “pollo” y que el partido tuviera que repetirse de nuevo en campo neutral.

 

 

Rojas no había sido herido por la bengala,sino que se había autolesionado con un bisturí que llevaba escondido en los guantes.Mientras las cámaras estaban ocupadas viendo a brasileños y chilenos pugnar por el esférico,Rojas se rajaba la cara y se retorcía de dolor en el suelo,como si hubiese sido alcanzado por una bengala.Una actuación digna de un Premio Oscar que finalmente fue descubierta (y confesada) unos días después.

Imagen

Roberto Rojas,uno de los mejores porteros de la Historia de Chile y seguido incluso por el Real Madrid….se convirtió en un apestado futbolista que fue vetado por la FIFA para el resto de su carrera.Nunca más pudo disputar un partido profesional el “Cóndor”.Aquella farsa de Maracaná fue su primera y última gran actuación sobre un campo de fútbol.

La estrella de aquella representación teatral había sido Roberto Rojas,pero el resto de “actores” y “apuntadores” fueron también castigados con dureza por la FIFA:

-El técnico Aravena nunca más pudo participar en encuentros internacionales y estuvo inhabilitado durante cinco años en Chile.

-Fernando Astengo, segundo capitán de la selección, no jugó las cinco temporadas siguientes.

-El médico Dani Rodríguez jamás pudo ejercer en el fútbol por haber falsificado informes.

-La sanción para el fisioterapeuta Alejandro Kock y el utillero Nelson Maldonado fue de un año.

-Chile fue excluída de las eliminatorias para el Mundial de 1994.

Así se cerraba el episodio más bochornoso del fútbol chileno.

Años después Rojas fue perdonado públicamente por la FIFA y por la propia afición chilena que le tributó un cálido aplauso durante el partido homenaje a Iván Zamorano.

El Cóndor quizá no volviera a volar alto nunca más,pero al menos podía salir a la calle sin sentirse como el futbolista que avergonzó a todo un país.

 

Anuncios

4 comentarios en “Brasil – Chile (1989),the show must go on.

  1. Fue una verguenza.. aunque esa eliminatoria fue una “guerra”… después del partido algunos hinchas chilenos fueron apedrar la embajada de Brasil en Santiago.. y esto fue una causa nacional, que generó ruido entre las autoridades de la época… el ambiente estaba caldeado desde antes, despues del partido de ida 1-1 en Santiago, brasil se quejó a la FIFA (el presidente de la confederación brasileña erea Texeira, yerno del corruptio Havelange), y CHile perdió su localía para el paritido contra Venezuela…debiendo jugar en Mendoza (Argentina)…. tantos recuerdos… esos años!.. incluso debo señalar, que extraño ese “tipo” de partidos, con clima hostil..hoy en día el futbol ya no es lo mismo, una eliminatoria para el mundial, los estadios parecen un concierto de una orquesta filarmónica =( .. Saludos estimados y gracias x el recuerdo…. PD. Solo una corrección… El bisturí lo ocultó Rojas en sus guantes, los cuales estaban adulterados y que al momentos de ser exigidos por FIFA para ser inspeccionados, estos misteriosamente desaparecieron…. x obra del kinesiologo… NUNCA se supo con claridad que pasó con los guantes, porque la delegación chilena estuvo retenida en el camarin del maracana, por mas de 3 horas, escolatados por la policía y grupos de fuerzas especiales… UNA GUERRA TOTAL!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s