Rodion Camataru,el usurpador.

Hace pocos días, hablaba en el blog sobre Duckadam,la final de Copa de Europa y su posterior leyenda urbana en la que había sitio para coches Mercedes,Ramón Mendoza,Ceaucescu y torturas de la Securitate…..cuadrando una historia delirante pero posible después de todo en aquella Rumanía de mediados de los años ochenta.

La historia de hoy es un poco más fidedigna que la del portero del Steaua de Bucarest,pero los actores son casi los mismos.

Aprovechando el éxito internacional del Steaua en la Copa de Europa en la temporada anterior,el Régimen rumano decidió cuadrar un éxito que volviera a poner a Rumanía bajo los focos del panorama deportivo internacional.Los tiempos de Nadia Comaneci ya eran cosa del pasado y el asfixiante Régimen comunista necesitaba de nuevos héroes y trofeos para poder seguir con su propaganda tanto dentro como fuera del país.

Camataru,un antiguo Infante de Marina,fue el elegido para ser el nuevo “campeón” fabricado por el Estado.

Imagen

Rodion Camataru era un corpulento delantero del fútbol rumano, que había pasado toda su carrera en el FC Universitatea Craiova.Allí se había mostrado como el típico delantero tanque,que fijaba a centrales,aguantaba balones de espalda y de vez en cuando marcaba algún que otro gol, poco estético en la definición.Era un goleador poco vistoso pero bastante eficaz.Con los de Craiova marcó 122 tantos en 288 encuentros,durante las once temporadas que permaneció en el Club Universitario.Unos registros bastante buenos para una Liga de nivel medio-bajo como era la rumana por aquel entonces.

Camataru ayudó al modesto FC Universitatea Craiova a alzarse con dos Ligas y cuatro Copas de Rumanía.Aquellos éxitos hicieron que fuese seguido por Clubs importantes del país,como era el caso de Dinamo de Bucarest,conjunto por el que finalmente ficha en 1986.El Dinamo era el equipo de la Securitate,además del conjunto favorito de la mujer de Ceaucescu.Los trapicheos estaban garantizados.

La primera temporada de Camataru con el Dinamo fue viento en popa.Estaba firmando su mejor temporada goleadora con 24 goles a falta de seis partidos para el final de la Liga.Parecía que iba a ser Bota de Plata del fútbol europeo a poco que estuviera atinado cara a puerta en las últimas jornadas.Nadie veía posible que Camataru adelantara al austríaco Polster,que ya se perfilaba como máximo goleador europeo de aquella temporada….pero la Securitate tenía otros planes.

Aquellos seis equipos que se tenían que enfrentar al Dinamo de Bucarest,fueron “aconsejados” por los altos mandos del país comunista para que no se emplearan a fondo con aquel fortachón ariete y que así siguiera sumando tantos para mayor gloria de Rumanía.Las “recomendaciones” en la Rumania de Ceaucescu eran algo más que sugerencias inocentes.Aquellos “consejos” eran órdenes encubiertas para cumplir a rajatabla si no se quería caer en desgracia con la Dictadura.Fue así como Camataru marcó la friolera de veinte goles en los seis últimos encuentros de la Liga rumana 1986/87:

– 30 de Mayo de 1987:

Dinamo de Bucarest 3 – Corvinul Hunedoara 3  (hat-trick de Camataru).

 

– 3 de Junio de 1987:

Otelul Galati 3 – Dinamo de Bucarest 3  (hat-trick de Camataru).

 

– 13 de Junio de 1987:

Dinamo de Bucarest 2 – Flacara Moreni 3  (los dos goles de Camataru).

 

– 18 de Junio de 1987:

Sportul Studiantesc 4 – Dinamo de Bucarest 5  ( cuatro goles de Camataru).

 

– 21 de Junio de 1987:

Dinamo de Bucarest 6 – Jiul Petrosani 2  (cinco goles de Camataru).

 

– 25 de Junio de 1987:

Rapid de Bucarest 3 – Dinamo de Bucarest 4  (tres goles de Camataru).

 

Viendo estos datos,parece más que evidente que el disimulo no era una de las virtudes más características del Régimen rumano.Aquellos registros goleadores no eran creíbles de ningún modo.No serían creíbles casi en la actualidad, aunque Messi jugara contra equipos de segunda división española.

Aunque toda la Europa futbolística se echó las manos a la cabeza por el sospechosísimo final de temporada del corpulento Camataru,la falta de pruebas hizo que se le tuviera que conceder la Bota de Oro al delantero del Dinamo de Bucarest.Supongo que la cara de tonto que se le quedó a Polster fue para sacarle una foto.

En 2008 la UEFA,en un acto de justicia,le concedió el título de Bota de Oro a título postumo al futbolista austríaco,que en aquella temporada 1986/87 había marcado con el Austria de Viena 39 goles por méritos propios y sin necesidad de que los Servicios secretos de su país intercedieron por él ante los defensas rivales.

La Bota de Oro de Camataru sigue luciendo en su casa de Rumania,aunque su dorado brille ya más por vergüenza que por otra cosa.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s