Lobato,debut y retirada en 70 minutos.

Venir de categorías inferiores y debutar en primera división con el Club de tu tierra tiene que ser una sensación maravillosa.Pasar de campos de pueblo destartalados a debutar en un precioso estadio de máxima categoría ante decenas de miles de espectadores es el sueño de cualquier futbolista canterano.Fernando Lobato fue uno de esos afortunados que pasó de jugar en el humilde campo del Domaio (Pontevedra) a hacerlo nada más y nada menos que en el de San Mamés defendiendo los colores del Celta de Vigo.

Aquellos eran los tiempos de Gaínza,Zarra y Gárate en el Athletic de Bilbao (Atlético de Bilbao por aquellos tiempos) y la visita de los celestes no parecía inquietar demasiado a los leones.A priori los vascos eran muy superiores a los gallegos…y así lo demostraron desde el comienzo.Lobato,nuestro protagonista de hoy,asistía desde el banquillo al repaso que los vizcaínos estaban infligiendo a su querido Celtiña en San Mamés.A los pocos minutos ya iban los rojiblancos dos arriba.Parecía que aquello no iba a tener buen final para los vigueses.

Por si fuera poca la superioridad de los vizcaínos sobre los pontevedreses,a los veinte minutos de encuentro el portero titular del Celta,Simón,se lesiona debido a un fuerte golpe en las costillas que le imposibilita seguir en el terreno de juego.Lobato,que hace unos meses estaba jugando en categoría regional,iba a debutar en uno de los campos más míticos del fútbol español.La cara de miedo del joven guardameta nos la podemos imaginar.De jugar contra tu primo Antonio en el pueblo a jugar contra Gaínza en San Mamés, supongo que la cosa debe de cambiar un poco.

Lobato,uno tras otro,empieza a encajar goles de todos los colores.El debut como futbolista profesional pasa de sueño a infierno en cuestión de minutos…y cuando la cosa parecía que no se podía poner peor,al pobre Fernando aún le entran en su marco unos cuantos goles más.Aquel 8 de Octubre de 1950,el debutante Lobato encajaría la friolera de siete goles en setenta minutos.No sé si alcanza para ser un record negativo de la Liga española,pero cerca debe andarle.

ImagenImagen

Tras aquel desafortunado debut,Lobato nunca más volvería a defender los colores del Celta de Vigo.Al finalizar la temporada 1950-51 el guardameta no sería renovado por el conjunto vigués,desapareciendo del fútbol profesional de la noche a la mañana…tal y como había llegado.

A veces hay que tener cuidado con lo que se desea porque puede que tengas la mala suerte de que se cumpla.Al pobre Lobato le pasó algo así…pero al menos tiene una historia curiosa que contarle a sus nietos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s