Salif Keita,primer Balón de Oro africano.

África en los últimos 30 años se ha mostrado como una cantera inagotable de talentos para las grandes Ligas europeas.Gente como George Weah,Abedí Pelé,Thomas N´Kono,Roger Milla, Claude Makélélé,Nwankwo Kanu,Samuel Eto´o, son tan solo algunos de los grandes nombres del África negra que han deslumbrado en el viejo continente.Muchos otros no tuvieron tanta suerte:Samuel Okwnowo,Babangida,Geremi,Amunike….

Los futbolistas africanos suelen ir sobrados de fuerza y talento,pero no tanto de “cabeza” y profesionalidad.Las selecciones africanas suelen ser diamantes en bruto que siempre les falta ser pulidos.Ves partidos de la Copa África y te das cuenta que algo falla ahí.Son futbolistas rápidos,saben regatear,disparar,centrar….pero no tienen esa “pausa” europea o sudamericana que les permita dar el definitivo salto de nivel.

Fichar a un futbolista africano tiene su riesgo,sin ninguna duda.Aunque muchos de los actuales jugadores “africanos” sean nacidos en Francia o en Alemania,siguen pecando de los mismos errores que sus padres en lo tocante al balompié.La anarquía y la falta de concentración suelen ser defectos típicamente africanos,aunque siempre hay honrosas excepciones.El invitado de hoy es una de ellas.

Salif Keita fue el primer jugador subsahariano que debutó en la Liga española.Nacido en Mali fue la punta de lanza de la familia Keita en lo tocante al fútbol puesto que es el tío del ex-sevillista Seydou Keita.Salif iba para abogado pero se acabó convirtiendo en el pionero de una larguísima lista de futbolistas negros africanos que cruzaron el Estrecho de Gibraltar para (en palabras de Eto´o):

“…correr como negros para vivir como blancos”.

Nació el 8 de diciembre de 1946 en la capital, Bamako, en cuyas calles comenzó a jugar al fútbol. Fichó por el Real (el principal club de la ciudad junto al Djoliba), que entrenaba el doctor Loreal, director del Instituto de Oftalmología de Bamako y ex jugador del Rennes, que vio el potencial de aquel jugador alto (1,78) y liviano (62 kilos) y recomendó su fichaje al Saint-Etienne.

El Saint-Etienne,actual campeón de Liga por aquellos tiempos,hace caso a Loreal y acaba fichando al futbolista de Mali en 1967.Con los franceses, Salif Keita marcaría 135 tantos en 167 partidos,adjudicándose de paso 3 Ligas francesas, 2 Copas de Francia, 1 Balón de Oro africano y 1 Bota de plata europea (42 dianas en 1971) .Fue un futbolista tan icónico para la hinchada verde,que hasta los fanáticos llegaron a presionar a la directiva para que se añadiera al escudo del Club una pantera negra en honor al futbolista.Aunque en la actualidad ya no se puede ver al felino amenazante defendiendo los colores del Saint-Etienne,muy pocos futbolistas pueden presumir de haber sido capaces de cambiar el Escudo de un Club tan histórico como el Saint-Etienne.

 

 

Tras quedar Subcampeón de la Copa África en 1972,Salif Keita es fichado por el Olympique de Marsella donde solo permanece una temporada debido a las presiones por parte del Club para que se nacionalizara como ciudadano francés.La relación entre futbolista y directiva del Olympique estaban muy deterioradas,pero aquello no impidió que “La pantera” marcara 10 goles en los 18 partidos que defendió los colores de los marselleses.

En el verano de 1973 el Valencia lo ficha por 27 millones de pesetas (unos 160.000 euros) Su debut fue prometedor (el Valencia ganó 2-1 al Oviedo con ambos goles suyos), pero no tuvo demasiada continuidad.En la temporada 73-74 jugó 30 partidos y consiguió 7 tantos y en la 74-75 disputó 22 encuentros y sumó 11 goles.



Los centrales lo masacraron a patadas durante su estancia en tierras ibéricas.El jugador africano,que estaba acostumbrado a jugar de mediapunta en Francia,se vió obligado a desempeñar labores de delantero centro en España y fue por eso por lo que no pudo mantener los magníficos registros goleadores de años anteriores.A pesar de todo,dejó excelentes detalles de su calidad como futbolista que aún son recordados por la parroquia che.

También hubo detalles bastante más tristes,como el que protagonizó su compañero de equipo, Quino, al ser preguntado por Salif Keita:

“Los equipos se han reforzado y nosotros no; tenemos un negro que no rasca bola”.

En el verano de 1975 declaró que quería irse,pero tuvo que aguantar otra temporada más en tierras levantinas.Jugó 22 partidos y marcó cinco goles. El Valencia quería hacer sitio a Kempes y Keita se marchó al Sporting de Lisboa. En Portugal siguió teniendo una media goleadora bastante aceptable (32 goles en 63 partidos),logrando una Copa de Portugal en 1978.

En 1979 se incorporaría a la siempre “bizarre” NASL estadounidense (New England Tea Men) para acabar su carrera en 1981 a los 34 años de edad.

Tras su retirada,regresó a Mali en 1986,creando en su ciudad natal el primer centro de formación de fútbol profesional a mediados de los años noventa, “Centre Saif Keita”.De allí salieron grandes jugadores como Mamadou Diallo,Mahamadou Diarra o su sobrino Seydou Keita.En 2005 fue elegido Presidente de la Asociación Maliense de Fútbol,cargo que desempeñó hasta 2009.

Salif Keita,además de un gran goleador,fue una figura que trascendió más alla de los terrenos de juego, al servir como puente entre el fútbol europeo y el africano.Culto, educado y de pocas palabras, Salif debería ser el ejemplo a seguir por parte de los futbolistas africanos actuales.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s