El día que La Bombonera dejó de latir.

Siguiendo con la temática de los últimos posts (chascos de la selección argentina e hitos de la selección peruana) hay que tocar forzosamente el partido Argentina-Perú de 1969,valedero para la clasificación al Mundial de México 1970.Argentina necesitaba ganar  aquel encuentro para así forzar el desempate (hubieran quedado empatados a 4 puntos los tres equipos de la Liguilla) y seguir soñando con una plaza en el Mundial de México.Los gauchos se encomendaron a “La Bombonera” para sacar adelante aquel difícil choque contra los andinos.La situación no era nada sencilla para los argentos pues el Perú contaba por aquel entonces con la mejor generación de futbolistas de su Historia e iba a hacer lo humanamente posible para clasificarse por primera vez a la fase final de un Mundial.

Aquel 31 de Agosto de 1969 es aún recordado por argentinos y peruanos,pero por motivos que nada tienen que ver.Aquel día “La Bombonera” vivió una de sus jornadas más negras e incumpliendo uno de sus lemas “La Bombonera no tiembla.Late” sufrió un paro cardíaco que dejó a toda la hinchada albiceleste con un palmo de narices.

En aquella mágica tarde para el fútbol peruano,Didí alineó a: Rubiños; Campos, La Torre, Chumpitaz, Risco; Challe, Cruzado, Baylón, León; Cubillas y Ramírez.Mientras que su homónimo argentino se decantó por: Cejas; Gallo, Perfumo, Albrecht, Marzolini; Rulli, Brindisi, Pachamé, Marcos; Yazalde y Tarabini.

El Perú estuvo magnífico a la hora de contener la salida en tromba de Argentina y poco a poco se fue haciendo con el control del juego amparándose en la calidad que atesoraba su centro del campo.La cosa pintaba mal para los argentos que veían como los andinos tenían la posesión del esférico y los hacían correr de un lado a otro como pollos sin cabeza.Con esta dinámica se llegó al final de la primera parte.

Argentina tenía que reaccionar y jugársela aunque fuera a la desesperada en la segunda mitad.Aquel empate sin goles no le valía absolutamente para nada.Argentina tenía que volcarse al ataque y rezar para que la pelota entrase en el arco andino.Los peruanos simplemente se parapetaron atrás y esperaron una salida a la contra que les diera el gol de la tranquilidad.Así sucedió en el minuto 52 cuando Oswaldo “Cachito” Ramírez,uno de los héroes del Perú aquella noche, bate al meta argentino Cejas poniendo el 0-1 en el tanteador.Primer jarro de agua fría para la afición albiceleste.Aún quedaban 40 minutos para el final,pero las sensaciones eran muy malas para los argentinos,que se daban de frente una y otra vez con el guardameta peruano Rubiños,magnífico en aquel encuentro.

Los minutos pasaban y el guión seguía cumpliéndose a rajatabla:Argentina acosando el marco andino y Perú agazapado esperando el contraataque que sentenciara el encuentro.Finalmente en el minuto 78 ,Argentina logra empatar de penalty por mediación de Albrecht.”La Bombonera” aún soñaba con el milagro…aún quedaban más de 10 minutos y era posible darle la vuelta a aquel partido.

La esperanza no duraría demasiado: Ramírez, una vez más, robó un balón a Roberto Pefumo y anotó el segundo para el equipo de Didí. Ya no habría marcha atrás: el ingresado Rendo eludió a la defensa peruana por la derecha y definió cruzado para marcar el tardío tanto del empate. No había tiempo para más, salvo para un tanto bien anulado a Brindisi por una falta sobre Rubiños. Perú había forjado la hazaña y se clasificaba por primera vez en su historia a una Copa Mundial de la FIFA por mérito propio. “La Bombonera” era testigo de una de las jornadas más decepcionantes en la historia del fútbol argentino.

 

 

Perú actuó de verdugo aquella tarde,dejando fuera de combate a una de las grandes selecciones de la CONMEBOL.Fue la última vez que Argentina quedó fuera de la fase final de un Mundial.Aún hoy los peruanos recuerdan aquel partido como uno de los máximos hitos en su humilde Historia.Aquel fue el día en el que Perú hizo temblar a La Bombonera,logrando que su corazón dejara de latir.

 

Anuncios

2 comentarios en “El día que La Bombonera dejó de latir.

  1. Esta eliminación fue consecuencia directa del Desastre de Suecia y de la mencionada improvisación argentina. Para afrontar esta serie se designó a Maschio como entrenador, un hombre que nunca antes había entrenado equipo alguno.

    1. Me la pusiste en bandeja después de tu historia de los Carasucias de Lima y lo de Suecia 58. 🙂

      Un saludo,Germán…y ya sabes que cuando quieras puedes escribir de lo que te apetezca:fútbol argentino,sudamericano,europeo…

      Hasta pronto 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s