Julio Iglesias,del Bernabeu a Eurovisión.

El dicho de “Cuando Dios cierra una puerta,abre una ventana” se ejemplifica a la perfección con Julio Iglesias,el cantante melódico más famoso que ha salido de España.Personalmente a mi nunca me ha gustado su música,ni nunca he entendido el éxito de este Señor…pero su historia vital es realmente curiosa,de una superación personal digna de contar.

Julio Iglesias nació en Madrid en 1943,hijo primogénito de un ginecólogo gallego y una madrileña de posición acomodada,mostró desde sus primeros años una predisposición clara para el Derecho y para el fútbol.Parecía que ese sería su camino en la vida,pues a los 19 años ya entrenaba ocasionalmente con el primer equipo del Real Madrid y le quedaba una sola asignatura para terminar la Carrera de Leyes.La vida del joven Julio Iglesias iba sobre raíles y apuntaba muy alto…pero el Destino tenía otros planes para él.

En la víspera de su veinte cumpleaños,Julio Iglesias sale de copas con sus amigos universitarios y en su vuelta a casa  sufre un accidente de tráfico que está a punto de costarle la vida.De repente todo lo anterior carecía de sentido,todo había saltado por los aires en un segundo…un futuro Diplomático,un emergente portero de fútbol…yacía inmovil en la cama de un hospital madrileño.Los médicos consiguen estabilizarlo pero el estado de su columna vertebral preocupa y mucho.El  primer pronóstico  médico es realmente devastador… ” su carrera deportiva está acabada y probablemente no vuelva a caminar”.Era el final de su vida de futbolista y de Diplomático de Carrera.

En aquella cama de hospital yacía Julio Iglesias,deprimido,paralizado y con ganas de haber muerto en el accidente.La rehabilitación iba muy lenta y su desesperanza avanzaba demasiado rápida.Los días pasaban y los recuerdos tormentosos se acumulaban en su cabeza.No quería ver a nadie,ni hablar con nadie de su “otra” vida….no querían que lo vieran así,paralizado e incapaz.Allí es dónde se forjó la carrera de artista de Julio Iglesias.Como sublimando el dolor y la desesperanza,empezó a escribir poesía y relatos cortos de temática oscura.Uno de sus cuidadores,viendo la depresión en la que estaba sumido el joven madridista decidió regalarle una guitarra para que fuera poniéndole música a esas composiciones tristes que creaba diariamente como expiación a sus tormentos.

Julio Iglesias no sabía tocar la guitarra,pero con la ayuda de su enfermero,Eladio Magdaleno,empezó a pillarle el gusto a aquello de componer y crear melodías que hicieran calmar su desesperación.Los meses fueron pasando así, entre rehabilitación y musicalización de sus poemas,mientras su estado de salud iba mejorando contra todo pronóstico.Quizá sea un poco exagerado decirlo…pero la música le salvó la vida a Julio Iglesias;ningún médico le daba esperanzas de volver a caminar y él,a base de acordes de guitarra española y versos tristes,consiguió contradecirlos.Aquella fue su mejor atajada como guardameta,le había parado un penalty envenenado al Destino.

Su recuperación rozó lo milagroso.Le debía una a Eladio Magdaleno y a la vida.Julio Iglesias sabia que no podía dejar pasar aquel guiño que la casualidad le puso en el camino.Tal vez no fuera portero de fútbol,ni Diplomático…pero sí intentaría ser cantante.Tras ser dado de alta en el hospital,se va a Londres y comienza a tocar los fines de semana por los bares de la City, haciendo versiones de grandes cantantes británicos de la época como Tom Jones o The Beatles.Julio Iglesias cantaba temas de otros pero tenía muy claro que pronto serían los demás los que cantaran sus canciones.Una mujer,como casi siempre ocurre,sería su musa y su inspiración:Gwendolyne Bollore.

 

 

Aquella canción a su novia inglesa fue el comienzo de todo lo que después vendría.A pesar de los millones de discos vendidos, de las fiestas interminables y de las miles de mujeres conquistadas …estoy seguro que aún hoy Julio Iglesias recuerda en su mansión de Miami aquellos días en los que yacía paralizado en una cama de un hospital de Madrid,desesperado y sin más compañía que un enfermero compasivo y una guitarra española.

La vida después de todo,no es más que una historia boba contada por un niño pequeño.El best-seller de la canción española es una buena muestra de ello.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s