Cruyff, el nepotismo Oranje

Parece que la luna de miel de México con Johan Cruyff toca a su fin. Tras un comienzo ilusionante del Chivas de Guadalajara (conjunto que asesora el holandés), ahora toca el turno de los reproches. La afición mexicana le echa en cara al mítico ex-jugador que haya recomendado para el puesto de director técnico de Chivas a un mediocre como Van´t Schip, así como el nulo interés por conocer la realidad del fútbol mexicano. Los pobres mexicanos se debían de pensar que a partir de la llegada del tulipán su equipo iba a ser como el Dream Team culé de comienzos de los noventa. Poco conocen al neerlandés. Johan Cruyff no es más que una marca comercial que vive del nombre que cosechó hace más de dos décadas. Haciendo un símil para que todo el mundo lo entienda: el tulipán es como la marca de cerveza Heineken; todos la conocen y la asocian a esa bebida alcóholica,pero la realidad es que hay otras marcas de mayor calidad y a mejor precio. Quizá Heineken antes fuera una buena cerveza, pero en la actualidad ya no lo es, viviendo exclusivamente de la publicidad y de los ingenuos compradores que logra captar con ella.

La afición de Chivas se está enterando a las bravas de que tener a Johan Cruyff como asesor es tener a un jubilado a precio de oro en su organigrama.Exigirá que todo esté a su gusto y enchufará a sus familiares/allegados/amigos para después justificar cualquier problema que éstos causen. Lleva con este plan ya demasiado tiempo y creo que es hora de que la gente empiece a abrir los ojos.

En su estancia en Barcelona, Johan se caracterizó por su divismo extremo, su falta de autocrítica y un nepotismo absoluto que contó con la total complacencia del club. De todos es sabido que Johan enchufó a su hijo Jordi en el Barça B y a su yerno Angoy como portero suplente del primer equipo, pero lo que quizá es menos conocido es que llegó incluso a meter con calzador en el equipo filial al novio de su hija Chantal, Danny Muller, el cual era un  tuercebotas holandés de 18 años al que los técnicos del conjunto blaugrana no querían ni como suplente, pero que tuvieron que sufrir a la fuerza. El mayor perjudicado por este enchufe fue Tito Vilanova, actual entrenador del FC Barcelona y mediocampista del filial por aquel entonces. Tito pasó de ser titular indiscustible con el Barça B a no jugar prácticamente nada tras la llegada del “recomendado”. Muller tenía que jugar por decreto y punto en boca. El entrenador del filial barcelonista por aquel entonces se llamaba Lluis Pujol y asistía estoico a toda aquella pantomima. El técnico catalán tenía dos opciones: o seguir obedeciendo a Johan y cobrar a fin de mes o hacer lo que le dictaba su criterio y arriesgarse a ser despedido. Pujol eligió la segunda opción y las cosas acabaron como era de prever. Patada en el culo y despedido por desobedecer al “Dios” del fútbol en sus apreciaciones.

Curiosamente cuando Chantal Cruyff y el bueno de Danny Muller cortaron su relación, el tulipán fue expatriado a velocidad de vértigo a su Holanda natal, dejando atrás a un equipo filial descendido y en el que no lo quería absolutamente nadie. Cruyff no tuvo ningún miramiento a la hora de echar a Lluis Pujol de su puesto, ni en poner y quitar a Muller del suyo. A Johan Cruyff solo le interesa el dinero y rodearse de gente afín en puestos de poder para así conseguir una estructura mafiosa que le permita controlar toda la situación mientras se rasca la barriga jugando al golf en alguna isla caribeña. Johan Cruyff es como el líder de un clan mafioso, avaro hasta límites caricaturescos y cruel al máximo extremo. El fútbol le importa ya muy poco a este tipo. Ahora Chivas de Guadalajara y México entero ya saben cuál es la verdadera cara de Johan Cruyff. Esperemos que el resto de “ingenuos” clubs de fútbol vayan tomando nota de la actitud de este elemento.

 

Un comentario en “Cruyff, el nepotismo Oranje

  1. Que obsesion por Johan Cruyff! Llegas a ser muy parcial e injusto con el. Johan ganó mucho como jugador y entrenador, uno de ellos, tres veces balón de oro. Quizás solo le faltó ser campeon del mundo, pero esa ya no es una medida para destacar a un buen jugador de un genio. De alguna u otra forma, el es el mejor jugador europeo de la historia. Salvó al Barcelona dos veces, y odiado o querido, es todo un símbolo en esa hermosa ciudad. El no es perfecto, por si acaso asi lo hubieses querido. Lidiar con la idolatria debe ser muy dificil, y el es humano. Que si se creia el mejor? Pues si, lo era! En esa epoca el era un rockstar, e idolatrado y odiado, ganó y perdió, como todos, y aun asi continuo su vida mucho mejor que otros jugadores talentosos. Que si hace negocios? Es lo que sabe hacer, por favor! Si le aguantaron sus divismos, pues por algo fue; con todos sus defectos, Johan no es el monstruo que quieres pintar. Hay muchos mas los que lo admiramos. Saludos desde Chile.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s