La tragedia de Hillsborough.

El 15 de Abril de 1989 se produjo la última gran tragedia deportiva en un campo de fútbol inglés,la llamada tragedia de Hillsborough. A partir de esta fecha los estadios ingleses (y por extensión los del resto de Europa) comenzaron a lucir como se ven en la actualidad: todos los espectadores sentados,tornos  a la entrada del campo para evitar aglomeraciones y principio del fin para el fenómeno conocido como hooliganismo.Aunque la tragedia de Hillsborough no tuvo nada que ver con los hooligans del Liverpool ni del Nottingham Forest,el conservador Gobierno británico de aquel entonces (Dama de Hierro a la cabeza) decidió que aquellos macarras debían de ser extirpados de los terrenos de juego de Reino Unido. Esta decisión debió de ser la única acertada en toda la gestión de la catástrofe sucedida en el campo del Sheffield Wednesday porque el resto de la investigación vino marcada por la prevaricación,la mentira y la ocultación de pruebas.

Aquella tragedia de Hillsborough (en la que murieron 96 hinchas del Liverpool) quiso ser vendida a la sociedad británica como un acto de hooliganismo (el recuerdo de Heysel estaba muy fresco aún) en el que los hinchas y solo los hinchas habían tenido la culpa.La realidad fue muy distinta. Han tenido que pasar más de veinte años para que el Gobierno inglés reconozca que la Policía fue la culpable de lo sucedido aquella trágica tarde de Sábado en el campo del Sheffield,pero sin señalar a culpables ni indemnizar a las victimas (of course). Si esto mismo pasara en otro país europeo o sudamericano ya estarían los rotativos británicos con su pose de condescendencia tratando de Repúblicas bananeras a los Gobiernos de estos países; pero como ha sucedido en Inglaterra,pues lo despachan rapidito no vaya a ser que el mito de la flema británica se enfangue más de lo que ya está.

La Policia británica aquella tarde de Primavera de 1989,se vió desbordada por los hinchas del Liverpool y abrió las puertas de entrada en el fondo del estadio del Sheffield de forma demasiado precipitada.Los fanáticos del Liverpool entraron sin ningún control y atravesaron el túnel que daba acceso a la grada de una forma muy atropellada,produciéndose embotellamientos,empujones y un estado de pánico  que devino en tragedia.Los aficionados que salían del túnel avanzaban a la carrera hacia una grada vallada en la que no tenían escapatoria,produciéndose un efecto dominó humano en el que unos empezaron a matar a otros simplemente empujándolos contra las vallas. La Policía,en vez de actuar,se quedó observando todo el espectáculo pensando que se trataba de un acto hooligan para poder saltar al césped del estadio.Cuando quisieron abrir las pequeñas puertas que daban acesso al terreno de juego ya era demasiado tarde.Delante de sus ojos empezó a morir gente aplastada por otra gente,sin que pudieran hacer nada para evitarlo.

Los aficionados del Nottingham se comportaron como auténticos héroes al acudir al rescate de los heridos que iban saliendo a duras penas de aquella maldita grada que más parecía una establo para ganado que un recinto para seres humanos.Fueron los hinchas del Nottingham los que improvisaron camillas con las vallas de publicidad de madera y sacaron fuera del estadio a aquellos hinchas rivales a los que tanto odiaban una hora antes.Las 46 ambulancias que vinieron a auxiliar a las víctimas fueron bloqueadas por la Policía en controles de tráfico previos al estadio, pues aún pensaban que todo aquello era una estratagema de los hooligans para reventar el partido y que realmente no pasaba nada grave en la grada. Los 30 voluntarios de ambulancias que se encontraban en el campo en el momento de la desgracia, se vieron ampliamente desbordados y no pudieron hacer prácticamente nada por salvar la vida de aquella pobre gente.

Una de las más jóvenes víctimas de aquella desgracia fue el primo de Steven Gerrard,uno de los iconos del Liverpool en la actualidad y que por aquel entonces contaba con 8 años.Aquella muerte marcó al joven Gerrard que con los años reconocería en su primo a una fuente de inspiración para seguir adelante y luchar por sus sueños de ser futbolista. La historia del capitán del Liverpool es una de las pocas cosas positivas que se pueden sacar de aquella trágica tarde de Primavera de 1989.A más de 20 años vista de todo aquello,poco ha cambiado;los familiares siguen pidiendo justicia para con sus muertos y los Bobby continúan manteniendo su exquisita educación para las cosas nimias,pero no para otras verdaderamente importantes.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s