Sergio Marrero,el talento perdido.

El fútbol canario siempre se ha caracterizado por ser bastante virtuoso.Mucho gusto por el balón y por la estética aunque a veces eso de correr y trabajar no vaya demasiado con ellos. Canarias (será por su lejanía con la Península), se asemeja más en su estilo de juego a países sudamericanos que a europeos. Las Islas Afortunadas son como un mestizo futbolístico en el que suele destacar más el lado estilista que el práctico. Jugadores como David Silva o Juan CarlosValerón son los casos más recientes de futbolistas típicamente canarios,con una gran visión de juego y una gran calidad técnica. De esa escuela han salido muchos grandes jugadores como es el caso de Guedes,Tonono,Germán o el homenajeado de hoy: Sergio Marrero,un defensa central elegantísimo sobre el césped pero con una vida personal muy desordenada que acabó por costarle su carrera profesional.

Sergio Marrero era el jugador estrella de la UD Las Palmas a mediados de los años ochenta.Gran lectura de juego,cabeza erguida,muy buen toque de balón,contundente sin ser violento….un auténtico lujo para los canariones tener a un jugador de sus características en sus filas.Sus actuaciones con la UD Las Palmas no pasaron desapercibidas para los grandes equipos del fútbol peninsulares que empezaron a pujar por él, sin saber aún el problema latente que estaba incubando el futbolista. Sergio en su última etapa de jugador amarillo empezó a frecuentar malas compañía y malos hábitos que le hicieron perderse más de un entrenamiento.Las alarmas se empezaron a disparar con los rumores de que el jugador estaba consumiendo drogas duras por vía intravenosa. No dejaban de ser rumores pero en una isla tan pequeña como Gran Canaria los rumores suelen ir bastante bien encaminados.

Para evitar que aquellos “rumores” fueran en aumento,la directiva canariona le puso un chófer que lo llevaba y lo traía del campo a su casa y de su casa al campo de entrenamiento. Aquella medida aseguraba que el jugador iba a estar todos los días presto para entrenar (aunque fuera en unas condiciones no demasiado buenas),pero no evitaba el problema fundamental de las drogas,el alcohol y las malas compañías en sus horas libres. Con este panorama tan poco alentador el presidente de la UD Las Palmas,Fernando Arencibia, decidió encasquetar a Sergio Marrero a un grande del fútbol español (Atlético de Madrid) a un precio alto para la época (30 millones de pesetas,unos 180.000 euros).Lo que el Presidente canarión evitó comentar a su homónimo colchonero, Jesús Gil ,era que el futbolista tenía problemas con las drogas.Un pequeñísimo detalle que el bizarrísimo presidente colchonero descubriría unos años más tarde,pillando uno de sus legendarios mosqueos y rescindiendo el contrato de Sergio Marrero por las bravas.Nadie timaba a Jesús Gil.Solo Jesús Gil podía timar al resto del Mundo.

Tras su salida del Atlético de Madrid,Sergio quedó marcado y tuvo que dejar el fútbol profesional porque nadie lo iba a fichar debido a sus antecedentes.Las palabras del Arencibia sobre el futbolista criado en su Club eran una losa demasiado pesada,una especie de epitafio futbolístico para un jugador que estaba destinado a ser puntero en el fútbol español pero que acabó en el cesto de los juguetes rotos:

“Le hemos endilgado un drogadicto al Atlético de Madrid”.

Desde entonces Sergio Marrero ha seguido con su carrera autodestructiva de ídolo caído,acumulando a sus espaldas multitud de detenciones, juicios y pequeñas penas de prisión por menudeo de droga. A sus 50 años,poco queda ya de aquel muchacho canario guapo y altivo de los años ochenta.La droga le goleó como ningún delantero antes había hecho.

Uno de sus hijos (que se llama igual que él)  juega actualmente en las categorías inferiores de la UD Las Palmas y al ser preguntado por su padre respondió con una gran franqueza:

“Espero tener la clase futbolística de mi padre, pero nunca su cabeza”.

Ojalá Sergio Marrero pueda volver a encauzar su camino y pasar página a esa pesadilla en la que vive actualmente. El ex-barcelonista Julio Alberto también pasó por algo muy parecido hace unos años y pudo superarlo gracias a su voluntad y a la ayuda del FC Barcelona.Esperemos que Sergio Marrero tenga la misma suerte que el asturiano y pueda sobrevivir a su adicción.Ojalá el día que  diga: ” Basta. Lo dejo”, haya alguien a su lado que le tienda la mano.

 

Anuncios

3 comentarios en “Sergio Marrero,el talento perdido.

  1. Sergio es conocido mio, incluso creo que nació en la misma calle de la Isleta que naci yo, y me da mucha pena verlo en la situacion actual, pero en futbol, fué un crack, y le deseo una retirada de la historia en la que se metio y tenga una vida mejor que la que tiene.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s