El exorcismo del Barça (1939)

Tras concluir la Guerra Civil española,la situación del fútbol patrio distaba mucho de ser la mejor.Era lógico después de tres años de cruento enfrentamiento armado.Muchos de los futbolistas profesionales murieron defendiendo a uno u otro bando durante el conflicto.Los pocos que quedaron o se retiraron del balompié por tener una edad demasiado avanzada para la práctica del fútbol o los retiraron forzosamente por haber sido simpatizantes/colaboradores del bando republicano.Tan dramática era la situación del fútbol en España que las autoridades franquistas prohibieron los enfrentamientos internacionales (incluso con su aliada Portugal) para evitar que unas derrotas escandalosas bajaran los ánimos de un país devastado y necesitado de éxitos en su día a día.

La primera Liga después de la Guerra en España,1939/40,fue una de las de más bajo nivel de la Historia,ya que la mayoría de los equipos grandes españoles estaban formados por jugadores desconocidos procedentes de los filiales.El tope  salarial de 500 pesetas/mes (por aquello de que un futbolista no podía cobrar más que un Coronel) tampoco impulsó demasiado al fútbol español en aquella primera temporada ya que,aunque era un sueldo bueno para la época, era mucho menos de lo que cobraban antes de la Guerra.Finalmentemente serían trece los equipos que se enfrentarían en aquella primera Liga después del conflicto ibérico.Todos y cada uno de ellos tuvieron que jurar fidelidad al nuevo Régimen y pasar por el aro en todas las exigencias que éste les demandaba.El nuevo universo franquista quería demostraciones públicas de fidelidad y por ello se veían en estadios como San Mamés (de marcado color nacionalista vasco antes de la guerra) pancartas vitoreando al Caudillo.

En el resto de los Clubs sucedió lo mismo.La purga franquista con el fútbol fue total.Todos los Presidentes anteriores fueron apartados y sustituidos por gente afín al Régimen,que solían ser aristócratas y militares.Cuanto más “rojo” hubiera sido el equipo de fútbol antes de la Guerra más “limpieza” había que hacer.De esta manera,las autoridades franquistas tuvieron mucho trabajo de “purificación” que hacer con el Barça, puesto que se había convertido en un foco de resistencia civil del incipiente nacionalismo catalán.Las autoridades franquistas aún no habían olvidado los silbidos al himno nacional que se produjeron unas décadas atrás y fueron realmente severos con el Club culé,hasta el punto de organizar un teatrillo durante la reapertura de Las Corts (antiguo campo culé)  en el que se expiaron los pecados cometidos por los azulgranas en su época de “rojos”.

Antes del encuentro que el Barça iba a disputar contra el “Athlétich” de Bilbao el 29 de Junio de 1939 y con el campo absolutamente lleno, tomó la palabra uno de los primeros propagandistas del Régimen, el poeta Ernesto Giménez Caballero. Hizo uso de la palabra para proclamar:

“Mi exaltado amor a la Cataluña redimida y a las glorias de un club que, con tan rancia solera, se había descarriado inducido por espíritus malignos empeñados en empañar, con una política turbia y separatista, las glorias alcanzadas en los terrenos de juego”

Terminó su intervención señalando que el acto tenía un valor simbólico:

“Al sellar la vuelta del club decano al redil unitario, en un momento en el que el aire olía a flores y a imperio”·

Después intervino el policía Bravo Montero, jefe del Rondín antimarxista, ex capitán del Español e hijo del tristemente famoso interventor de la ley de fugas, el también policía Bravo Murillo. Empezó afirmando que él había sido sobre el terreno de juego con los colores del Español:

“Un adversario del club azulgrana, pero siempre en noble y leal competencia” y que por haber combatido y odiado al Barcelona, le queria “pero desde aquel momento solemne, al verbo ahora, limpio, pulido y depurado” él dejaba de hablar a su corazón y “postrándose de rodillas ante el escudo del Barcelona” le decía “¡Quiéreme porque te quiero!”.

franquismo

Aquella representación hipócrita de perdón era muy del gusto de las autoridades franquistas.La redención en público escondía la represión,el desprecio y las humillaciones que sufrirían en privado los españoles que habían defendido a la República durante el enfrentamiento armado.Aquel acto de hermandad tenía un fondo muy amargo…”te pego,te humillo y después acepta mis disculpas públicas mientras te sigo arrastrando por el fango”. Todo muy católico, según el régimen franquista.

Eclesiásticos y militares también estuvieron presentes aquel día en la reinaguración del estadio de Las Corts.El General Álvarez Arenas se acercó al micrófono dirigiéndose al público con las siguientes palabras:

“Noble pueblo de Barcelona: mi corazón en este momento salta de alegría en mi pecho por verme entre vosotros y por estar en este campo rodeado por la bandera nacional. (…..) El Barcelona de hoy, que ha sabido arrojar para siempre ia semilla de los antiespañoles, vuelve a tener como único fin el ser ejemplo de deporte sano y educativo de multitudes.(….) Jamás el Ejército fue una casta, sino un fiel defensor del pueblo,formado por hijos del pueblo y al que yo orgulloso pertenezco.”

Álvarez Arenas también tuvo tiempo para acordarse de las victimas del conflicto…pero evidentemente solo mentó las de su parte.El público catalán aplaudía a rabiar aquel discurso emocionado del militar ceutí,coreando los ¡Viva Franco! con una gran fuerza.Muchos aficionados que estuvieron aquel día en el campo culé eran franquistas convencidos,otros simplemente querian que se les viera por allí para que nadie dudara de ellos ni de su inquebrante adhesión a un Régimen que se acabaría extendiendo durante casi cuarenta años.

De cualquier forma, no deja de ser curioso que ocho décadas después de aquellos tristes hechos de Las Corts, el rotativo barcelonés que cubrió la pantomima de la expiación de los pecados nacionalistas del Barça, se declare ahora favorable a la independencia de Cataluña.La familia Godó,portavoz de la burguesia catalana (la más rancia,corrupta y clasista de España), sigue siendo la dueña de un periódico cambia-chaquetas llamado La Vanguardia,capaz de vender a su madre por un cuota de poder y de dinero. La manipulación de la información,la hipocresia y el fascismo han cambiado de bandera en Cataluña.Donde antes había un Águila de San Juan ahora han puesto una estrella, en otro intento igual de patético por exorcizar los pecados franquistas del pasado.Lástima que las hemerotecas sean tan tozudas y estén ahí para ilustrarnos quién es quién en la Cataluña actual.

 

2 comentarios en “El exorcismo del Barça (1939)

  1. Justamente hoy leimos con mis alumnos un poema de Miguel Hernández y les comentaba las que tuvo que pasar después de la guerra, cómo fue denunciado por sus propios vecinos y le prohibieron recibir visitas de su mujer porque no estaban casados por Iglesia. En fin, brindemos por la libertad

    1. “Las nanas de la cebolla” sería,¿no?.Era pastor Miguel Hernández…y fíjate el talento natural que tenía para escribir.

      Esa España fue un mal sueño que algunos no quieren dejar irse.

      Brindo por la libertad…y por la paz.

      Un abrazo,Germán.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s