Fashanu,pionero gay del fútbol.

Recientemente ha sido noticia el Zenit de San Petersburgo por el manifiesto firmado por sus hinchas radicales,en el que abiertamente se negaban al fichaje de jugadores “no blancos” u homosexuales,afirmando que no tenían nada que ver con su país.Rusia (según estos elementos) no es país para negros,ni para indígenas americanos ni aborígenes australianos.Solo blancos y heterosexuales pueden vestir la camiseta del Zenit sin deshonrar sus colores ni avergonzar a sus seguidores.Aunque los jugadores se han manifestado en contra de esta meada fuera de tiesto de sus aficionados más radicales,lo cierto es que la noticia ya ha dado la vuelta al mundo y ha dejado marcado al Zenit.Lo del racismo asociado al fútbol ruso no es nada nuevo,ni tiene siquiera visos de ir a menos.Roberto Carlos sufrió día sí y día también los insultos,burlas y gruñidos simiescos de muchas aficiones de Rusia simplemente por ser un mestizo brasileño.

roberto carlos_platano

Lo cierto es que no me sorprendió lo de Rusia,porque conocía como se las gastaba su vecina Ucrania en este tema desde hacía algunos años.En un viaje que hice por aquellas tierras  recientemente, no dejaron entrar a mis acompañantes (filipinos y hondureños) en los bares alegando “fiesta privada”,mientras el resto de la cola pasaba uno detrás de otro.De poco valió hablar con aquellos porteros vestidos cual paramilitares en la Guerra de Chechenia.Mis protestas solo sirvieron para que tuviera más claro que la prohibición de la entrada era por motivos de color de piel y no porque dentro hubiera una fiesta de cumpleaños precisamente.No solo sucedían estas cosas en discotecas y bares nocturnos sino que en restaurantes de centros comerciales o tiendas de diversa índole las miradas se clavaban en nosotros de una forma bastante desagradable….y sobre todo en mi,por ir con aquellos “no blancos”. Aquello de que un “caucasiano” fuese acompañado por mestizos americanos o asiáticos debía de ser algo humillante o vergonzoso para alguno de aquellos espectadores eslavos.

En algunos fondos de Estadios españoles (Ultra Sur,Frente Atlético,Boixos Nois,Yomus……)  sucedía lo mismo hace un par de décadas,pero la presión policial y política ha hecho que desaparezcan casi en su totalidad las banderas nazis y los gruñidos simiescos cada vez que un negro toca el balón.Cuando los Clubs se pusieron firmes en este tema,se acabaron según qué actitudes en los Estadios de fútbol españoles,aunque es bien cierto que a la salida del campo se siguen produciendo los mismos incidentes que años atrás.

yomus

El fútbol siempre ha sido cosa de machotes,de tipos duros y recios.No podía ser que una “raza inferior” o un maricón fuese mejor que un blanco heterosexual jugando a este deporte.A los negros se les insultaba por su color de piel….pero a los maricones se les obviaba porque era “imposible” que hubiera gays en un campo de fútbol.La homosexualidad es el tema más tabú en el mundo del balompié aún hoy.Ser maricón y salir del armario en el fútbol es arriesgarse demasiado,pues serás el objetivo de todas las aficiones rivales que te insultarán sin tregua a cada partido y a cada encontronazo por la calle.Una sobrepresión inadmisible a la que solo un futbolista en toda la Historia (negro para más inri) se ha sometido: Justin Fashanu.Su final,como el de casi todos los pioneros,fue muy trágico.

justin fashanu

Justin Fashanu y su hermano John,habían quedado en adopción en un orfanato tras el divorcio de sus padres nigerianos.Eran aún unos niños cuando fueron adoptados por la familia Jackson de la ciudad de Norfolk,donde se criaron e hicieron sus pinitos en el fútbol.A ninguno de los hermanos se les daban demasiado bien los estudios,por lo que pronto decidieron enfocar sus esfuerzos hacia el balompié amparados en unos físicos muy poderosos y en una determinación que solo tienen los que las han pasado canutas en la vida.Los hermanos Fashanu pronto comenzaron a destacar en las categorías inferiores y los grandes equipos no tardaron en aparecer para ver a aquellos dioses de ébano….aunque en realidad solo venían a ver a Justin.John no encajó nada  bien ser el segundón en el podium y aunque aparentemente se alegraba por los éxitos de  su hermano,su corazón nadaba en el resentimiento y los celos.

 

 

Del modesto Norwich City,Justin Fashanu pasaría nada menos que al Nottingham Forest del mítico Brian Clough,que estaba impresionado por la potencia de aquel mastodonte de 1.90 metros y ex-boxeador de pesos pesados.Justin no era un superdotado con la pelota,pero tampoco le hacía demasiada falta en aquella metalúrgica liga inglesa de comienzos de los ochenta.Su fichaje fue de record: un millón de libras esterlinas.Nadie antes había pagado tanto por un jugador negro.Los focos y la presión estaban ahora sobre Justin.

fashanu forest

Sus actuaciones en el Nottingham no estuvieron a la altura de lo esperado y tras un par de temporadas plagadas de lesiones y rifirrafes con Clough,el jugador inglés de origen nigeriano,acabó abandonando el  Club Campeón de Europa para recalar en el Notts County,el hermano pobre del Forest en la ciudad de Nottingham.Es a partir de aquí cuando vendría la cuesta abajo futbolística y personal debido a los rumores cada vez más crecientes sobre su condición sexual.A pesar de vivir con su novia de toda la vida,Justin se escapaba cada noche después del partido a los clubs nocturnos de ambiente de Londres.En la cola del mítico “Heaven”, siempre había algún chico que se le acercaba y le preguntaba si era Justin Fashanu…a lo que el jugador respondía:

” ¿Si soy Justin Fashanu? No, no. Mucha gente me dice que me parezco mucho a él, pero si te fijas bien, yo soy más alto”.

Cada vez el cerco se hacía más estrecho y el jugador se sentía más acorralado.Sabía que le iban a pillar ,pero él nunca se escondió y aguantó con entereza incluso las indirectas de pésimo gusto que Brian Clough le lanzaba cuando le tuvo a sus órdenes en el Forest:

 – “Hey Justin…¿para que sirve una barra de pan duro?”

– “He cambiado a Fashanu porque nunca come conejo ni antes ni después del partido”.

Su paso por el Notts County siguió por los mismos derroteros,llegándole a romper la cara en una gira por Kenia al capitán del equipo rival cuando este le sugirió que no se duchara junto a ellos.La doble vida de Justin se iba resquebrajando poco a poco y fue su hermano pequeño el que le clavó la daga definitiva que acabó por minar la moral de aquel jugador destinado a reinar con Inglaterra y que no tuvo más remedio que salir del país casi en secreto para poder seguir jugando al fútbol :

“No me gusta nada ver mi apellido junto a la palabra homosexual. No quiero que nadie me confunda con él (…) Lo único seguro es que a Justin ya no le contratará ningún club grande”.

Después de pasar por equipos canadienses y estadounidenses de medio pelo,Fashanu decidió regresar a Inglaterra para jugar con el Brighton y el Manchester City (de aquella el City era un equipo de tercera división),pero sobre todo quería regresar para zanjar un tema que le venía torturando desde hacía ya demasiado tiempo.En una serie de entrevistas de 1990,Justin Fashanu no solo reconoció su homosexualidad sino que declaró haberse acostado con unos cuantos futbolistas de la primera división inglesa:

“Soy gay y no me avergüenza decirlo. No tengo miedo, no quiero esconderme, y me da igual lo que piensen de mi. He pensado mucho en esto, y quiero dar un peso al frente (…) Sé que mis tendencias sexuales no tienen nada que ver con el sentido bíblico de la vida, pero estoy sufriendo tanto que estoy buscando consuelo en las páginas de la Biblia. Soy gay desde 1982, así que supongo que, a ojos de esta sociedad, soy culpable.”

fashanu gay

Después de aquellas declaraciones confirmando lo que ya era un secreto a voces,su futuro en el fútbol inglés pasó a ser de cero absoluto.Nadie quería a un gay orgulloso de serlo en sus filas.La lista de equipos ignotos en los que jugó Justin Fashanu tras su salida de Inglaterra no hace justicia a sus cualidades como deportista: Toronto (Canadá), Aidreonians (Escocia), Trelleborg (Suecia), Adelaida City (Australia), Miramar Rangers (Australia) y Atlanta Ruckus (Estados Unidos).

A mediados de los años noventa, Justin empezó a  centrarse en negocios con otros gays famosos como Boy George.Parecía que después de todo el mayor de los Fashanu se había hecho su propio hueco en la sociedad y se sentía fuerte para encarar todas las pullas que el cruel destino le tuviera  preparado,pero no pudo soportar la acusación de violación que un joven de 17 años de Maryland (USA) cursó contra él en su paso por la MSL. El menor de edad acusó al futbolista, que fue fulminantemente despedido de su equipo, y que se vio obligado a regresar a Inglaterra, prácticamente deportado. Cuando volvió a su patria, se encontró con una pesadilla. La policía norteamericana había filtrado la denuncia a la prensa inglesa, que sugirió que podrían existir más casos de abusos sexuales con Justin Fashanu como protagonista. Fashanu, incapaz de encajar aquel infierno personal, acabó por recluirse en casa, en la más absoluta soledad.

El 4 de mayo de 1998, después de visitar una sauna gay según varios testigos, Justin Fashanu aparecía muerto. Se había ahorcado en un garaje debajo de un puente del ferrocarril de Shoreditch, Londres. Junto a su cadáver, el delantero centro había dejado una nota de suicidio, que decía lo siguiente:

“No quiero avergonzar más a mi familia y mis amigos. Espero que Jesucristo me acepte y que encuentre en el cielo la paz que nunca he podido tener en la tierra”.

Su muerte conmocionó al fútbol inglés, y la posterior línea de investigación de la policía fue tan inconexa como errática. Sin embargo, a pesar de las declaraciones de testigos y amigos, que negaban que Fashanu quisiera suicidarse, Scotland Yard decidió cerrar el caso por falta de pruebas.

Días más tarde, las autoridades estadounidenses entendieron que Justin Fashanu había sido víctima de un chantaje por parte de aquel menor de edad en Maryland, y le declararon inocente de todos los cargos. Para aquel entonces, ya era tarde. Fashanu estaba bajo tierra. Quizá en el cielo, después de saber que su nombre estaba limpio, Fashanu pudo haber encontrado esa paz que nunca tuvo en vida.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s