Una mirada al interior.

Germán Magide es el encargado de escribir la entrada de hoy en este blog que no descansa ni en el Día de los Santos Inocentes.La nota es seria a pesar de la típica costumbre de escribir “boutades” los 28 de Diciembre en conmemoración a un hecho bastante poco gracioso que dicen que ocurrió en Belén hace unos dos milenios. “Una mirada al interior” es un simpático y merecido homenaje a ese fútbol del interior de Argentina que parece nacer eclipsado ya desde el comienzo por el del bullicioso Buenos Aires.Arqueros con uniformes payasiles y futbolistas en bermudas hawainas con la necesidad de divertirse y divertir, son los ingredientes de esta magnífica entrada que me ha hecho sonreir en un día que no ha sido precisamente el mejor de mi vida.

Un abrazo para Germán y para todos los lectores del blog.

____________________________________________________________________

Cuando se habla de “fútbol argentino”, el conocimiento que se tiene suele circunscribirse a clubes de la Ciudad de Buenos Aires, sus alrededores y algunos pocos más. Pero en un territorio tan extenso como el argentino; no hay un solo pueblo que no tenga, al menos, dos clubes de fútbol. Y en casi todos los distritos de la República se compite de forma institucionalizada. Solo que las formas de competencia a veces mezclan pretensiones de seriedad con actitudes de aficionados. Hoy brindaremos a nuestros lectores el recuerdo de un equipo representativo de lo que los argentinos llamamos, acaso equivocadamente, el Interior.

argentina

En las fértiles planicies del sur de la provincia de Santa Fe, a 161 km de Rosario y a 365 km de Buenos Aires hallamos una ciudad que lleva el pintoresco nombre de Venado Tuerto. El origen de tan llamativo topónimo hay que buscarlo en el siglo XIX, cuando ese territorio era disputado palmo a palmo entre los indios y los criollos. Los blancos asentaban fortines con los que trataban de contener los “malones”, es decir, los ataques sorpresivos y tumultuosos de los indígenas sobre las poblaciones y establecimientos agropecuarios. Según dice la leyenda, los soldados de la zona adoptaron como mascota un venado al que le faltaba un ojo y que solía avisarles que la indiada se aproximaba. El paraje pasó a llamarse en homenaje a esa criatura. Hoy en día la ciudad tiene más de 70.000 habitantes, es llamada la “Capital de la Soja” y se la considera una de las más ricas del país. Como dato adicional, diremos que allí nació Chris de Burg, el cantante irlandés que compuso “Lady in red”, esa canción tan favorable para el arrumaco.

venado muerto

 

 

En 1923, se fundó la Liga Venadense de Fútbol. De sus equipos surgieron grandes estrellas de la historia del deporte argentino, como Bernabé Ferreyra y Amadeo Carrizo; además de otros futbolistas que dejaron su huella en España, como Mauricio Pochettino y Diego Buonanotte. En la actualidad, forman parte de la Liga 30 equipos agrupados en dos divisiones con ascensos y descensos.

 
En 1920, obreros ferroviarios de ideología socialista y anarquista fundaron una biblioteca, a la que llamaron Florentino Ameghino, en homenaje a un destacado naturalista argentino. La institución había caído en cierta decadencia hasta que jóvenes emprendedores le dieron nuevo impulso en 1984. Y dos años más tarde, decidieron armar un team de futbol y participar de la Liga local. Ahí empezó la locura.

 
El uniforme de los futbolistas consistía en camiseta (o, en algunos casos, camisa con botones y bolsillo) tronchada en rojo y amarillo. El pantaloncito era multicolor, muy similar a los trajes de baño masculinos de esa época. Vean las fotos, hablan por sí solas.

 

C.A.Florentino Ameghino

 

Pero el delirio no quedó solo ahí: si prestan atención, apreciarán la insólita vestimenta del portero, cuyo buzo luce un estampado que simula ser un frac con corbata de moño. Además tiene medias de colores diferentes.  Y ahora viene lo mejor. Los calcetines de los futbolistas tenían ligas y… ¡pompones!.
C.A.Florentino Ameghino 1

La casaca alternativa –de la que no se conservan fotografías –era blanca con una paloma y una pluma.

 
La locura se extendía fuera de la cancha. Los hinchas colgaban carteles que rezaban “Enamórese” o “Estamos de acuerdo con la vida”. El Entrenador (en Argentina decimos director técnico) confeccionaba un informe escrito a máquina y lo elevaba a la directiva después de cada match. Allí realizaba una evaluación individual de los players, un análisis global del equipo y lo firmaba Dionisio Rubio, mal llamado director técnico. Cuando no entrenaba, era el comisario del pueblo.

 
Pero no crean que el paso de Biblioteca Ameghino por los torneos ligueros se limitó a consignas románticas en la tribuna o extravagancias estéticas en la vestimenta. El club obtuvo dos campeonatos consecutivos de la Liga (1987 y 1988) y otras dos copas semioficiales.
De sus filas surgió un goleador que luego emigró a Holanda y España, previo paso por un grande de la provincia, Newell’s Old Boys. Su nombre era Iván Gabrich.
Ivan Gabrich

A pesar de sus éxitos, el fútbol no duró mucho en la Biblioteca. Pero su influencia perdura hasta hoy. La institución fue fundamental en la creación de la Facultad Libre de Venado Tuerto, donde dieron conferencias grandes personajes de la cultura, como Daniel Cohn-Bendit, más conocido como Dany le Rouge, líder del Mayo francés ¿Qué tal?.

dany_le_rouge_galerie_principal
Esta nota ha tratado de homenajear a tantos hombres y mujeres que en los más recónditos rincones del país contribuyen a engrandecer el fútbol. Con su trabajo, su vocación y su talento; desmienten el mote peyorativo de “Fútbol chacarero”, con que los habitantes de las grandes ciudades los catalogan y desmerecen. A ellos, a los que con su esfuerzo constituyen la base del viejo y querido fútbol argentino, a los que cada domingo salen al campo de juego llenos de ilusión, llegue este recuerdo y este reconocimiento.

 
(Gran parte de la información que contiene este artículo ha surgido de la página web Enunabaldosa.com, donde se relatan hechos curiosos o llamativos del fútbol argentino).

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s