¡Bendito San Lorenzo!

Desde hace varios meses, cuando la generosidad de Alberto me facilitó la posibilidad de intervenir en esta página, programé varios títulos ordenados para ser publicados cada mes. Pero, la historia se me ha cruzado como un defensor que la echa al córner y me ha dejado desconcertado con una noticia explosiva: Habemus papam!

Para mayor estupor, argentino.

habemus papam

En poco tiempo, los medios argentinos comenzaron a buscar antecedentes que permitieran conocer mejor al Cardenal Primado Jorge Bergoglio. Hurgando en su biografía, saltó un dato que puede tener relación con nuestros gustos: Al flamante Papa le gusta el fútbol y es hincha de San Lorenzo de Almagro.

d_bergoglio

Fueron varios los periodistas deportivos que comentaron esta novedad con un asombro injustificado ¿Cómo les puede maravillar que a un varón, argentino y porteño le guste el fútbol, si al 98% de sus compatriotas vive la misma afición? Lo extraordinario hubiera sido, sin dudas, que le gustara el béisbol y fuera fan de DAOM. Pero más allá de estos asuntos menores, me sentí obligado a mostrarles a los lectores de este sitio una pequeña semblanza de este centenario club porteño, entre cuyos hinchas internacionales más conspicuos teníamos, hasta la asunción del Santo Padre, al notable actor Viggo Mortensen.

viggo mortensen san lorenzo

La realidad es que no es extraño que el Sucesor de San Pedro sea fanático de esta institución, desde sus orígenes ligada a los miembros de la Iglesia. Corría el año 1908 y el Padre Lorenzo Massa, de los Salesianos, estaba a cargo del Oratorio de San Antonio, enclavado en el populoso barrio de Almagro en la capital argentina. Por aquellos años, la barriada abundaba en calles sin asfaltar y potreros. Preocupado por el riesgo que los niños corrían en la calle, convidó a algunos de ellos a jugar al fútbol en el predio del Oratorio, con la condición de que asistieran a Misa. Al poco tiempo, la muchachada decidió formar un club al que bautizaron con el poco elegante nombre de Los Forzosos de Almagro. El cura les sugirió que modificaran la designación y la institución pasó a llamarse San Lorenzo, en parte en homenaje al Padre Massa y en parte al mártir. El topónimo “de Almagro” quedó obsoleto poco después, cuando el gobierno porteño rediseñó el catastro de la ciudad y el club quedó enclavado en el barrio de Boedo.

lorenzo massa

Por causa del papel jugado por el sacerdote en la fundación, los rivales comenzaron a llamarlos “Los Cuervos”. Los muchachos porteños dedicaban esa palabra despectivamente a los curas, en alusión al color negro de la sotana. El apodo se trasladó al equipo con tono burlón; pero los hinchas preferían llamarse los “Santos”. Y para oponerse a su eterno rival, Huracán, se autodenominaban el “Ciclón”.

De aquellos primeros años de competencia, queda la figura de Luis “Doble Ancho” Monti. Mediocampista de juego recio y carácter indomable, es el primer jugador del mundo en jugar dos finales de Copa del Mundo consecutivas. En 1930 integró la formación argentina y en 1934, la Squadra Azzurra.

luis monti

Durante la Era Profesional, el club azulgrana obtuvo 10 campeonatos, el primero de ellos en 1933. Cuando el actual Sumo Pontífice cumplía 10 años, llegó la segunda coronación. Yo creo que es altamente probable que este hecho haya acentuado la afición del joven Jorge Bergoglio por el cuadro de Boedo, ya que esta formación ha marcado un hito en la historia del fútbol nacional, por su juego y por los nombres que lo integraban.

Había entre ellos dos europeos (cosa rara en la Argentina), el yugoslavo Mierko Blazina y el vasco Ángel Zubieta, de quienes hablaremos en otra oportunidad.

mierko blazinaangel zubieta

En la delantera brillaba el recordado Terceto de Oro, integrado por Armando Farro, René Pontoni y Rinaldo Martino. Formaban un equipo compacto, parejo y vistoso que arrasó las canchas argentinas. La campaña fue brillante: aventajó por 5 puntos a La Máquina de River Plate y marcó 90 goles en 30 partidos. Como premio, partieron de gira por Europa. El tour se inició el 23 de diciembre de 1946 ante el Atlético Aviación (nombre dado por el Régimen Franquista al Atlético de Madrid) con victoria por 4-2. Luego vino la derrota por 4-1 ante el Real Madrid (La nieve le ganó al Ciclón, tituló un diario argentino), victoria por 7-5 ante la selección española en Barcelona, empate a tres con el Athletic Club y nueva victoria sobre la selección española: en Madrid por 6-1. Luego, sendos empates ante Valencia (1-1) y La Coruña (0-0), ante de pasar a Portugal. Vencieron 9-4 al Porto. Al llegar a Lisboa para enfrentar a la selección, se publicaron unas declaraciones en los diarios portugueses: “Pontoni diz que fá-nos âo 10 golos”. Cumplida la victoria azulgrana por 10-4, el mismo diario publicó “Pontoni tinha razão”. La gira se cerró el 6 de febrero de 1947 ante Sevilla, con empate 5-5.

 

 

San Lorenzo ha brindado al fútbol nacional a algunos de sus más recordados goleadores.

En 1940, el goleador de la liga con 40 anotaciones fue el vasco Isidro Lángara, figura en el Mundial 1934 con la selección hispana y que había llegado a la Argentina debido a la Guerra Civil. En su debut le marcó 4 goles a River Plate. Su desempeño en los campos argentinos llevó a muchos inmigrantes españoles a hacerse hinchas del San Lorenzo. Jugó 130 partidos y marcó 111 goles.

isidro langara 1

Entre 1958 y 1961, el escalón más alto del podio de goleadores tuvo el mismo nombre: José Francisco Sanfilippo. El Nene marcó sucesivamente 28; 31; 34 y 26 goles para señalar el record de 4 años consecutivos como Pichichi. En total, la campaña de Sanfilippo se resume en 207 goles en 265 juegos. Entre sus goles, se recuerda el que la marcó a Boca con un taquito antes del minuto de juego. Dicen que lo hizo para ganarle una apuesta a Roma, el portero boquense.

gol de taquito

En 1968, un equipo de San Lorenzo entrenado por Tim (Elba de Padua Lima, mundialista brasileño en 1938) conquistó el campeonato en forma invicta. Fue el primero en lograrlo. La historia los recuerda como Los Matadores. Algunas de sus figuras fueron Albrecht (mundialista en 1966), el Lobo Fischer, el portero D’Alessandro, Toscano Rendo (gran gambeteador), Roberto Telch (en su momento supo ser el jugador con más presencias en primera división con 630 partidos, 415 con la Azulgrana) y el inefable “Bambino” Veira, más famoso por su vida nocturna que por su disciplina deportiva. En la foto puede verse el festejo del gol del campeonato y las elegantes camisas que lucían los Matadores.

san lorenzo 1968

A partir de 1967 comenzaron a jugarse en Argentina dos campeonatos sucesivos por año. Adivinen qué club fue el primero en consagrarse Bicampeón anual: San Lorenzo de Almagro, obvio. Fue en 1972 y entre las estrellas de los campeones estaban dos futuras estrellas del Atlético de Madrid subcampeón de Europa en 1974: Rubén “Ratón” Ayala y Ramón Heredia.

raton ayala y cacho heredia

¿Y a qué no saben en qué club militaba Héctor Scotta cuando en 1975 batió el record de goles en un mismo año? En San Lorenzo, por supuesto. Y la marca se elevó a 60 conversiones.

hector scotta

Alberto Federico Acosta fue el último gran goleador sanlorencista. Jugó en Unión de Santa Fe, Boca, Chile, Japón, Francia y Portugal y en todos lados brilló como romperredes. Era tanta su eficacia que, cuando se retiró, el Papa Francisco le dijo: “Desde que te fuiste vos, no le hacemos un gol a nadie”

acosta

Y entre los Campeones Mundiales argentinos, 5 vistieron la casaca azul y roja en algún momento de sus carreras: Omar Larrosa, Ricardo Lavolpe, Jorge Olguín y Oscar Ortiz en 1978; y Oscar Ruggeri en 1986.

En la Argentina, hay solo una cosa que un hombre no negocia. Se puede cambiar de mujer, de religión, de partido político y hasta de sexo. Pero ningún argentino que se precie cambiará jamás de equipo de Fútbol. Esta pasión, a menudo exacerbada y envilecida por malas gentes, está presente en todos los actos de la vida. Este sentimiento imparable no distingue clase social, nivel sociocultural o estilo de vida y nos alcanza a todos: maestros, políticos, empresarios… y sacerdotes. No es de extrañar que ahora haya un futbolero sentado en el Trono del Vaticano.

En eso piensan los hinchas de San Lorenzo en esta Semana Santa; mientras esperan que, ahora que uno de los suyos tiene línea directa con el Altísimo, consigan este año el Campeonato o, por lo menos, que se salven del descenso.

 

Anuncios

6 comentarios en “¡Bendito San Lorenzo!

  1. Genial entrada,Germán.Me he tomado la libertad de cambiar alguna foto para adecuarla a un tamaño más o menos regular en todos los casos.

    ¿Te imaginas al Papa con la mitra, saltando en el fondo de San Lorenzo? Solo de pensarlo,me parto de risa. 😀

    Un abrazo y hasta pronto 🙂

  2. Recordé dos datos que omití incluir en la nota: Uno, el nombrado Luis Monti es el autor del primer gol argentino en su historia mundialista. Otro, en su primer partido posterior a la designación del Papa, San Lorenzo estrenó una casaca con la foto del Pontífice en el pecho. Felices Pascuas

  3. Qué buen y completo resumen que hizo Germán Magide en esta entrega!!!
    Felicito al escritor, PRINCIPALMENTE por el tema elegido.
    MUY BUENO !

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s