Francia 0 – España 1

Se la jugaba ayer España.Después del bochornoso partido contra los finlandeses, los españoles necesitaban una victoria en Paris para seguir al frente de un grupo que se había complicado de la noche a la mañana.Las típicas voces críticas hablando de “el fin de ciclo” se alzaron como siempre tras el patinazo de Gijón,pero se tuvieron que volver a callar tras la machada de ayer en París,ante una Francia con mucho mejor nível que en el Mundial 2010.Los “gabachos” están lejos de ser aquel equipo campeón del 98,pero están subiendo escalones para volver a ser una selección de las punteras en el panorama internacional.

Me temía lo peor en el partido de anoche.Preveía una España con balón pero inoperativa cara gol y una Francia peligrosísima a la contra y que llegado el caso  aún podría permitirse el lujo de jugar con el 0-0 como resultado válido.No me equivoqué demasiado en la esencia del choque.España sufrió mucho para marcar y no encajar ningún gol.Hubo ocasiones claras por ambos bandos (penalty no pitado a España incluído),pero nadie parecía poder abrir el marcador. Xavi,Pedro,Villa,Alonso…. lo intentaron para España  pero el balón parecía no querer entrar en el marco francés.Los minutos pasaban y los nervios iban haciendo mella en unos aficionados españoles conscientes de que sin la victoria parisiense, la repesca era una realidad casi insalvable. Victor Valdés mantuvo la fe de los aficionados al salvar tres ocasiones clarísimas de los franceses.Las voces críticas con el portero catalán tuvieron que callarse otra vez,como así lo hicieron todos los “haters” del Mundo cuando Pedrito marcó un gol bastante poco ortodoxo a los quince minutos del segundo tiempo.

El 0-1 era una ventaja mínima,pero España es una especialista en rentabilizar marcadores escasos ante rivales difíciles como los “bleus”. Con un dominio apabullante del balón,la Roja iba consumiendo los minutos, abortando las arremetidas a la desesperada de unos franceses que acabaron perdiendo los papeles en el tramo final del encuentro.El joven jugador francés Pogba recibió dos tarjetas amarillas en dos minutos por sendas entradas demenciales a futbolistas españoles.Jugando con uno más,España se limitó a marear la pelota y ni siquiera miró a la portería rival en busca de un segundo tanto.Aquel 0-1 no se podía escapar en los últimos segundos,como ya había sucedido en el partido de ida por culpa de un fallo absurdo de Juanfran. Esta vez España no falló y aguantó hasta los tres pitidos del árbitro,que volvieron a poner a los “gabachos” en el sitio que les corresponde.

A veces se le pierde la fe a este equipo porque los españoles (y los latinoamericanos) somoS así;nos quejamos por gusto, así tengamos un conjunto campeón o un equipo que siempre cae en cuartos de final.Aunque a veces el juego de España se vea lento y sin gol,siempre hay que tener esperanza en este equipo que será recordado por ser el primero que unió a este país tan dado a ir por libre y a hacer la guerra por su cuenta.Queda selección española de fútbol para rato….no sé si ese rato llegará para lograr un segundo entorchado en Brasil 2014,pero sí que debería bastar para no dudar más del juego y de la filosofía de este equipo irrepetible que tantos ríos de tinta ha hecho correr.Yo desde luego,nunca más volveré a renegar del juego de la España de Del Bosque.Ayer vi la luz….y era Roja.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s