El adiós de Mourinho.

Se va Mou. Sin duda, la noticia deportiva de ayer en España. Tras tres temporadas no tan exitosas como cabía esperar, el entrenador más carismático (y polémico) del panorama futbolístico en las últimas décadas, dice adiós al Real Madrid. Muchos mourinhistas aún cantan las alabanzas del Special One  y culpan a la prensa y al entorno merengue del fracaso del entrenador luso. Los detractores del portugués, por contra, le acusan de que a pesar de haberle sonsacado todos los caprichos habidos y por haber a Florentino Pérez, no ha sabido conjuntar del todo a sus estrellas a lo largo de estos tres años y ha rematado su andadura merengue con un auténtico motín abordo.

Juzgar a Mou no es fácil. Sus virtudes quedan ensombrecidas por sus más que evidentes defectos. Por muy bueno que seas, no puedes abrir un frente de batalla cada vez que no te acompañen los resultados. Entiendo que sus arremetidas a la prensa son una mera estrategia que  intenta meter presión a los árbitros y a las federaciones del país en el que se encuentre, pero acaba resultando contraproducente a largo plazo….por muchos títulos que haya logrado anteriormente con esa táctica. En España se ha vuelto a ver de nuevo la retahila de excusas que Mou lleva usando desde sus inicios en Portugal : “calendarios en contra, árbitros en contra, horarios en contra, arbitrajes favorables al Benfica/ManU/Barça, la mano negra de Platini….” y así hasta el hartazgo más absoluto de gran parte de aficionados al fútbol en este país.

Mou se va y los periodistas de la capital del Reino no saben si hacer una fiesta o ponerse a llorar de la pena. Nunca un entrenador les había dado tantos titulares explosivos y había generado tantas corrientes de opinión favorables y en contra como el luso. ¿De qué hablará ahora el Marca, el As, la SER y Punto Pelota? ¿Acabarán echando de menos al carismático (y cansino) entrenador portugués al poco de llegar Ancelotti a Madrid? Presumo que la resaca post-Mou va a ser larga y muy profunda, no solo en el Real Madrid sino para el propio Jose Mourinho que parece haber perdido esa flor en el culo y ese estado de gracia permanente en el que el Destino le concedía casi siempre todos sus deseos. Auguro una larga sequía de éxitos para el Real y para Jose en futuras temporadas. Aventuro que los Destinos de ambos irán de la mano como en aquella obra de Tirso de Molina llamada “Condenado por desconfiado” en el que las trayectorias de dos contrapuestos personajes acaban mezclándose y condenándose el uno al otro de una forma inesperada. Así veo yo este “fin de ciclo” (concepto cacareado hasta el hartazgo por algunos aficionados y que se ha acabado volviendo en su contra) de Mou en Madrid.

El Brian Clough de Setúbal se va de España a la francesa y con un rictus de indiferencia en su cara…como si esta temporada en blanco no fuera con él. Todo fingido, no se engañen. Su ego dolorido no es por fallar en el asalto a la Décima del Madrid sino por no haber logrado su tercera Champions League. Algunos madridistas aún parecen no querer ver el hecho de que Mou es un apátrida del fútbol que solo siente amor por su curriculum y no por los colores que temporalmente defiende. El secuestrador emocional Mou se lleva un poco del alma del Real Madrid , como un Demonio se lleva el ánima del pecador ambicioso que quiso ser el mejor al precio que fuera.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s