Perlitas mundialeras.

El dueño de la pelota

En el balompié callejero, ser poseedor de una pelota daba poder. Tal vez por eso, en los años románticos del primer Mundial, los finalistas trataron de imponer su propio balón para el match definitorio. El árbitro belga John Langenus decidió que se jugaría con el balón del ganador del sorteo previo. En la segunda mitad, cambiarían de arco y de pelota. Curiosamente, al final del primer tiempo, jugado con esférico argentino, los albicelestes ganaban 2-1. En el segundo, los uruguayos convirtieron tres goles con el suyo y se convirtieron en los primeros campeones mundiales.

Imagen

Monti, el de las dos finales

Solo un puñado de futbolistas cuenta con una final mundialista en su haber. Y un manojo aun más reducido pudo hacerlo más de una vez. El hombre record es el brasileño Cafú con tres finales consecutivas (1994, 1998 y 2002).

El primer hombre en jugar dos finales mundiales fue un argentino. Aunque las jugó para equipos distintos. Se llamó Luis Monti y su curriculum incluye la medalla de plata en 1928, el primer gol argentino en Copas del Mundo y el subcampeonato mundial en 1930. En 1934 fue convocado para defender la Azzurra. Disputó la final y se consagró campeón mundial.

Imagen

Indias Orientales Holandesas, la excursión inexplicable

El Mundial de 1938 presentó participantes exóticos. Cuba sorprendió a Rumania en el replay. Su derrotero concluyó ante Suecia con un contundente 0-8. Pero más extraña es la participación de Indias Orientales Holandesas. A tal punto llega el desconocimiento sobre este país, que en muchas publicaciones figura como Antillas Holandesas. Aclaremos que se trata de Indonesia, solo que antes de su independencia. Su performance en la Copa del Mundo fue fugaz. Perdió con Hungría (0-6) y quedó eliminado. Es el desempeño más breve en la historia: un solo partido, ningún gol a favor y despedida con goleada.

Imagen

El mundial sin final

La historia deportiva resalta siempre la vieja historia de David y Goliat. Entre estas, un capítulo inolvidable es el Maracanazo. El partido en que los uruguayos capitaneados por el legendario Obdulio Varela y liderados por Juan Schiaffino sacaron pecho frente a 200.000 torcedores. Lo interesante es que ese match no fue la final del torneo, sino simplemente su último partido. En la segunda instancia de la competencia los cuatro líderes disputarían una liguilla por puntos. El postrer encuentro emparejó a Brasil y Uruguay. A los locales con el empate les alcanzaba. Esto agiganta la proeza oriental. Superaron la desventaja de un gol y desempataron, silenciando al Maracaná.

Imagen

Goles a granel

El Mundial disputado en Suiza en 1954 marcó varios hitos goleadores.

* Se logró la máxima goleada hasta el momento: Hungría 9 Corea del Sur 0.

* Por segunda vez se marcaron 11 goles en un partido: Hungría 8 Alemania Occidental 3.

* Se alcanzó el empate más abultado hasta el momento: Inglaterra 4 Bélgica 4.

* Por primera vez, un goleador superó la decena de goles. Kocsis anotó 11 veces para Hungría. Además, logró un hattrick y un póker: 3 goles a Corea del Sur y 4 a Alemania Occidental.

* En el partido entre Austria y Suiza (7-5), los helvéticos lograron ese día su mejor marca en goles a favor y la peor en goles en contra.

* En ese partido, los suizos marcaron 3 goles en 3 minutos, pero Austria metió 5 en 9. Fue el primer tiempo con más goles de todas las Copas del Mundo (5-4)

* Turquía le marcó 7 goles a Corea del Sur, para recibir otros 7 de Alemania al partido siguiente.

* Los coreanos sufrieron el peor arranque de un equipo mundialista: en dos partidos, 16 goles en contra y ninguno a favor.

* La primera fase de Hungría es la más efectiva: 17 goles en 2 partidos.

* Alemania Occidental es el campeón más goleador y más goleado: 25 y 14 goles respectivamente.

* Los Magyares Mágicos son el equipo más goleador de la historia: 27 goles en 5 partidos.

Imagen

Kwiatkowsky otra vez

Heinz Kwiatkowsky es dueño de un record indeseable. Jugó solo 2 veces y sufrió 14 goles. En su debut (1954), encajó 8 goles de Hungría, con 4 de Kocsis. En el partido por el tercer puesto de 1958, Francia le propinó 6, con un póker de Fontaine (6-3).

Imagen

Los veteranos

* Dino Zoff (Italia) jugó en 1982 con 40 años. Se consagró campeón del Mundo.

Imagen

* Pat Jennings (Irlanda del Norte) jugó su último partido en México ’86 el día de su 41º cumpleaños. Llevaba 22 años en su selección.

* 1990 fue el turno de Peter Shilton (Inglaterra). A los 40 años protagonizó la mejor campaña inglesa después de 1966.

* Roger Milla (Camerún) metió un gol a los 42 años, durante el Mundial 1994. Es el único jugador de campo.

* Ali Boumnijel (Túnez) atajó con 40 años en Alemania 2006.

 

¿Qué dice este hombre?

Antes de Inglaterra-Argentina en 1966, alguien le dijo a Rattín que, como capitán, tenía derecho a exigir un intérprete para hablar con el árbitro. Eso fue lo que hizo. Solo que esa regla no existe y el referí Kreitlen lo expulsó por protestar.

Imagen

Invictus

El recordado equipo brasileño de 1970 ganó todos los partidos de las Eliminatorias y todos los de la fase final. Es el único caso hasta el momento.

Imagen

Cosas de arqueros

* Suecia ’58 es el Mundial donde más arqueros jugaron, en relación con el número de equipos participantes: la mitad de las selecciones (8) usó más de un guardavalla.

* En 1970, se produjo el primer reemplazo de guardameta: versus Brasil, el rumano Raducanu sustituyó a Adamache.

* En 1978, jugaron los tres arqueros de Francia (Bertrand-Demanes, Baratelli, Dropsy). Luego lo hicieron Bélgica (Pfaff, Custers, Munaron) y Checoslovaquia (Seman, Hruska, Stromsik) en 1982 y Grecia (Minou, Karkamanis, Atmatzidis) en 1994.

* El primer arquero en ver la tarjeta roja fue Pagliuca (Italia) en 1994, contra Noruega.

* Tomaszewski (Polonia) paró dos penales en 1974. Fue el primero en lograrlo.

Imagen

Penales en la final

* Se ejecutaron cinco: Breitner (RFA, 1974), Cabrini (Italia, 1982), Brehme (RFA, 1990) para los campeones; Neeskens (Holanda, 1974) y Zidane (Francia, 2006) para los subcampeones.

* Cabrini es el único que no convirtió.

* Los tres ejecutantes campeones jugaban de lateral izquierdo.

* Todos los penales fueron a favor o en contra de Alemania Occidental, salvo el ejecutado por Zidane. Pero el hecho se produjo en Alemania.

Imagen

Alojamiento para Corea del Norte

El paso de Corea del Norte a la segunda fase del Mundial 66 fue tan inesperado, que los orientales no tenían alojamiento reservado. Una congregación religiosa aceptó recibirlos. El prior declaró: “No nos importa si son de otra religión o si carecen de ella. Solo se trata de hacer lugar para unos hermanos”

Imagen

Batistuta y los hattricks

El único jugador en lograr dos tripletes en torneos distintos es Gabriel Batistuta (Argentina). En 1994 sometió a Grecia (4-0) y cuatro años después a Jamaica (5-0)

Imagen

El Resto del Mundo

Muchas selecciones se han nutrido de extranjeros nacionalizados. Pero pocas como Canadá en 1986. En su lista de buena fe había tres escoceses (Gray, Norman y Miller), un italiano (Lettieri), un inglés (Valentine), un croata (Segota), un eslovaco (Vrablic), un triniteño (Samuel), un galés (James) y un alemán (Habermann). Como si fuera poco, su entrenador era Tony Waiters, nacido en Inglaterra.

Imagen

16 años después

El máximo periodo transcurrido entre la primera y la última participación mundialista de un jugador es de 16 años. Los recordmen son:

* Antonio Carbajal (México) jugó todos los torneos entre 1950 y 1966.

* Lothar Matthaus (RFA) hizo lo propio entre 1982 y 1998.

* Giuseppe Bergomi (Italia) estuvo presente en 1982, 1986, 1990 y 1998.

* Elías Figueroa (Chile) asistió a 1966, 1974 y 1982.

* Hugo Sánchez (México) jugó en 1978, 1986 y 1994.

Imagen

Antes y después de la Guerra.

La Segunda Guerra Mundial provocó una pausa de 12 años en la continuidad mundialista. Fredy Bickel (Suiza) y Erik Nilsson (Suecia) lograron sortearla y se presentaron en 1938 y 1950.

Imagen

Déjenme un rato más

Mucho se ha hablado de los grandes jugadores que nunca asistieron a un Mundial.

Pero también hay renombrados futbolistas cuya participación fue efímera:

* Ricardo Bochini (Argentina). Jugó los últimos 5 minutos de la semifinal contra Bélgica en 1986.

* Marco Etcheverry (Bolivia). Llegó al Mundial ‘94 convaleciente de una lesión. Contra Alemania estuvo de suplente e ingresó a los 79 minutos. Tres más tarde agredió a Matthaus y lo expulsaron.

* Allan Simonsen (Dinamarca) En 1986, jugó solo 20 minutos ante Alemania.

* Kevin Keegan (Inglaterra) Sin estar repuesto de una lesión, ingresó a los 64 minutos del último partido de su selección, contra España, en 1982.

* Gianfranco Zola (Italia). En cuartos de final versus Nigeria, entró a los 63 minutos y fue expulsado a los 75.

Imagen

Pases cortos

* En 1930 Ulises Saucedo jugó el doble rol de entrenador de Bolivia y árbitro. Otro tanto hizo Constantin Radulescu, seleccionador rumano y juez de línea.

* En 1934 y 1938 los seleccionados alemán e italiano saludaban al público con los saludos nazi y fascista, respectivamente.

* Pelé (17) fue el campeón mundial más joven. Zoff (40), el más longevo.

* Carlos Alberto (Brasil) es el único capitán campeón del Mundo que marcó goles en la final consagratoria.

* En 1978 Hungría fue el primer equipo en sufrir dos tarjetas rojas en el mismo partido: frente a Argentina perdieron a Nylasi y a Torocsik.

* Italia fue el único país organizador en jugar Eliminatorias: venció a Grecia 4-0. Sudáfrica fue el único país organizador que no superó la fase de grupos.

* El empate 0-0 entre Bolivia y Corea del Sur en 1994 marcó un hito para ambas selecciones: fue la primera vez que mantuvieron su valla invicta.

* En Inglaterra ’66 aparecieron los ball-boys.

* Antes del partido Alemania Occidental-Polonia, en Frankfurt, durante la Copa de 1974, la lluvia anegó el terreno de juego de tal manera que hubo que recurrir a los bomberos para que lo desagotaran.

* El vigente campeón mundial es el primero en marcar menos de 10 goles y en consagrarse después de perder en su presentación.

* Los argentinos atraen a las tarjetas rojas: Monzón y Dezotti fueron los primeros en verla en una final. Caniggia fue el primer expulsado desde el banco y Cufré el primero en serlo después de terminado el partido.

* En todos los partidos de las 5 primeras ediciones hubo goles. Pasaron 112 encuentros hasta que se registró un 0-0. Fue en 1958, Brasil-Inglaterra.

* Hasta 1990, todos los perdedores de la final anotaron goles. Argentina fue el primero en no lograrlo. Cuatro años después se produjo la primera final sin goles.

* En todas las semifinales desde 1930 hubo goles. También en todos los partidos por el tercer puesto.

* Argentina de 1990 es el finalista menos efectivo: marcó solo 5 goles.

* El arco de Suiza fue vulnerado en todas sus presentaciones hasta que empató 0-0 con Francia en 2006. Luego encadenó 5 partidos sin goles en contra.

* En el encuentro URSS 4 Colombia 4, en la edición de 1962, Coll venció a Yashin con un tiro de esquina. Fue el único gol olímpico en los Mundiales.

* El jugador suizo Leopold Kielholz jugaba con gafas.

Imagen

* La Copa del Mundo vuelve a Sudamérica después de 36 años. Esperemos que esta edición quede en la Historia como la de juego más limpio, la de más goles y de mayor riqueza técnica. Amén.

 

 

3 comentarios en “Perlitas mundialeras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s