La diáspora argentina (I)

La Argentina ha sabido, desde principios del siglo XX, proveer de futbolistas a todo el mundo. Los jóvenes argentinos se han desempeñado no solo en las ligas más poderosas del planeta, sino también en sitios tan exóticos como Nicaragua, Martinica, Gabón, Maldivas, Vanuatu o Islas Feroe. No en vano se decía que allí donde se oiga un grito de gol, habrá un argentino…

01.JPG

¿Qué moviliza a los jugadores a emigrar?  En los casos más importantes, la búsqueda de seguridad económica. En otros más humildes, la ilusión de profesionalizarse. Y en otros, simple espíritu aventurero.

02

En esos derroteros, hay episodios gloriosos, oscuros y curiosos. Y como los avatares de la pelota son caprichosos e imprevisibles; muchos argentinos se afianzaron lejos de su tierra y terminaron jugando para las selecciones nacionales de sus países de adopción. Las investigaciones más serias encontraron más de 200 compatriotas de Messi con experiencia internacional vistiendo casacas extranjeras. Entre ellos, hay dos grandes grupos. Por un lado, los que comenzaron sus carreras en Argentina y, luego, emigraron. Por el otro, aquellos que desarrollaron íntegramente sus trayectorias profesionales más allá de las fronteras de su patria. Repasemos la historia de la diáspora argentina, año por año y país por país.

03

El antecedente más antiguo data de 1911, cuando Paul Romano jugó para Francia. Un par de años más tarde, lo siguió su hermano Félix. Este también jugó para Italia. Otros argentinos que defendieron la casaca gala fueron Miguel A. Lauri (miembro de “Los Profesores”, mítica delantera de Estudiantes de La Plata en 1931) que también jugó para la Albiceleste; el famoso entrenador Helenio Herrera (aunque existen dudas sobre este dato) y Ángel Rambert. En el Mundial ’66, integraron el equipo francés Héctor De Bourgoing y Néstor Combin. Este estuvo detenido unas horas por desertor cuando visitó Buenos Aires con el Milan para jugar la Copa Intercontinental contra Estudiantes. En total, se registran 9 argentinos en Les Bleues.

04

En 1914, llegó el turno de la Squadra Azzurra. Eugenio Mosso fue el precursor de 35 argentinos. Al mencionado Félix (o Felice) Romano, agregaremos nombres rutilantes. El autor del gol con el que Argentina ganó su primera Copa América, Julio Libonatti, jugó para Italia. Fue el primer sudamericano transferido a Europa. Renato Cesarini nació en Ancona, migró a la Argentina y se inició allí como futbolista. Jugó para la Selección. Más tarde, Juventus adquirió su pase y jugó para la Nazionale. También lo hicieron Alejandro Scopelli, integrante de “Los Profesores” y mundialista en 1930 con su país natal y Alfredo Devincenzi, mundialista en 1934 con Argentina. Luis Monti nació en Buenos Aires, jugó 16 veces para la Selección Gaucha y con ella fue subcampeón en Amsterdam ’28 y Uruguay ’30. Es el autor del primer gol argentino en los Mundiales. En 1934, fue campeón del Mundo con Italia. Pero no es el único que alcanzó el máximo galardón. Lo acompañaron Raimundo Orsi (Medalla de plata en Holanda), Atilio Demaría y Enrique Guaita, tercer miembro de “Los Profesores” que mencionamos. Antes había jugado para su país natal. Fue Capocannoniere en 1935 con 28 reti. Salió de Italia cuando lo llamaron a filas para combatir en Etiopía. Retornó a La Plata y jugó otra vez para Argentina.

05.JPG

Humberto Maschio, Antonio Angelillo y Enrique Sívori, los Carasucias de Lima, vistieron la maglia italiana. A Sívori se lo consideró el mejor jugador de Europa en 1961. Junto a Maschio participaron del Mundial ’62. Humberto sufrió la fractura de la nariz en la Batalla de Santiago. Retornó a Argentina y fue la figura del Equipo de José. Gabriel Paletta, campeón mundial sub 20 en 2005 junto a Messi, estuvo en Brasil 2014.

06.JPG

Otros argentinos destacados son Rinaldo Martino, recordada estrella de San Lorenzo, el goleador Eduardo Ricagni, Miguel Montuori que fue capitán azzurro y Francisco Loiácono. Jonathan Ferrante que jugó también en Barbados, Oscar Massei, Cristian Ledesma y Daniel Osvaldo, de agitada vida extra futbolística.

Entre los oriundi, Mauro Camoranesi es el de mayor presencia con 55 internacionalidades. Fue campeón del Mundo en 2006 y acudió en 2010 a defender el título.

07

España contó con su primer argentino nacionalizado en 1921. Se llamaba Eduardo Arbide. Varios se desempeñaron con la Furia en la Copa del Mundo. En 1962, integró el plantel nada menos que Alfredo Di Stefano, aunque una lesión le impidió jugar. Lo curioso es que la Saeta Rubia, además de lucir la casaca albiceleste, jugó para Colombia en 1949, solo que los Cafeteros estaban desafiliados de FIFA. Otros argentinos mundialistas por España son Rubén Cano (1978), Juan Pizzi (1998) y Mariano Pernía (2006).

08

También se destacan Juan Errazquín o Zarrazquín (que le marcó 4 goles a Boca en 1925), Héctor “Nene” Rial que vino de Colombia junto a Alfredo, Juan Carlos Touriño, presidente de Futbolistas Argentinos Agremiados y Juan Carlos “Milonguita” Heredia. La nota de color la da José Eulogio Gárate. Nació en Argentina de casualidad, mientras sus padres visitaban al abuelo exiliado. Pero ese detalle le impidió fichar por el Athletic. La historia registra 14 argentinos en la Selección de la Madre Patria.

Durante el Mundial de 1954, Hungría le ganaba a Uruguay 2-0, hasta que dos tantos de Juan Eduardo Hohberg forzaron la prórroga. Dos goles de Kocsis sentenciaron la primera derrota uruguaya en competiciones de la FIFA desde 1924. Lo llamativo es que el autor de los goles orientales era argentino.

09

Pero no era el primero en defender la casaca celeste. La lista la inaugura Marcelino Pérez en 1933. Se destaca la presencia de Atilio García, supergoleador de Nacional. Fue 8 veces máximo anotador del Campeonato Uruguayo, 7 en forma consecutiva. Había jugado para Argentina. El golero Fernando Muslera, presente en las Copas Mundiales de 2010 y 2014; y Gustavo Matosas, hijo de Roberto, son otros que han jugado para los vecinos, de un total de 7.

Hubo otros argentinos que cruzaron la frontera, esta vez hacia el Oeste. En 1941, Salvador Nocetti y Eduardo de Saa jugaron para Chile. Fueron los primeros de un total de 14. En la selección trasandina se desempeñaron Oscar Fabbiani (goleador de la NASL), el arquero Sergio Vargas que le atajó un penal a Chilavert en las eliminatorias  y fue capitán de la Roja y Javier Di Gregorio que se colgó la medalla de bronce en Sidney 2000. También fue convocado Daniel Morón, aunque no llegó a jugar. En la Copa del Mundo de 2010 se presentó el mendocino Matías Fernández.

10

En 1945, Raúl Fernández fue el primero de 34 compatriotas seleccionados para el equipo de Bolivia. Entre ellos, Roberto Cainzo y Eduardo Espinoza contribuyeron al campeonato sudamericano de 1963. Antonio Greco, Roberto Capparelli (1950), Carlos Trucco, Luis Cristaldo y Gustavo Quinteros (1994) jugaron en Mundiales.

11

Otra nación sudamericana que contó con futbolistas nacidos en Argentina fue Ecuador. El primero fue Jorge Larraz en 1951. Mencionaremos al goleador Ariel Graziani y los arqueros Marcelo Elizaga y Javier Klimowicz, entre los 11 argentinos que vistieron la casaca amarilla.

12.JPG

Los jugadores argentinos siempre fueron bien recibidos en México. En 1952, Antonio Battaglia, Alfredo Costa, Marcos Aurelio Di Paulo y Leonel Bossa integraron la selección azteca para disputar el Panamericano. A ellos, los siguieron 8 más.  Matías Vuoso, por ejemplo, que jugaba en Independiente. Carlos Lara que se perdió Chile ’62 por lesión. Christian “Chaco” Giménez, que también jugó en juveniles argentinos. Fue seleccionado para Argentina; pero no jugó y quedó habilitado para el Tri. Tuvieron presencia en Campeonatos Mundiales Gabriel Caballero (2002) y Guillermo Franco (2006 y 2010). Llamó la atención que cantara el Himno con gran fervor y, ante la requisitoria periodística, declaró que no podía elegir dónde nacer, pero sí lo que podía ser. Y él había elegido ser mexicano.

13

Continuando nuestro viaje por las naciones de la CONCACAF, hallamos que en 1953 Efraín Chacurian  fue llamado a la Selección de Estados Unidos. Parece que su paso por el equipo de las Barras y Estrellas fue significativo, ya que ocupa un lugar en el Hall of Fame del soccer. En 1980, el famoso Cosmos enfrentó a River Plate en un amistoso. Allí saltó a la consideración del público argentino Ángelo Di Bernardo. Nacido en Buenos Aires, se destacó en el fútbol universitario y luego saltó el renombrado equipo neoyorquino y a los Aztecs. Participó en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles ’84. Su hermano Paul también integró el equipo nacional yanqui, a pesar de solo jugó indoor soccer. Iván Borodiak jugó un solo partido para EE. UU. Perdió 0-10 con Inglaterra. Daniel “Dan” Califano fue llamado en 1973, cuando jugaba en una Liga menor, la American Soccer League. Se avecinaba un amistoso contra Polonia pero la NASL no cedió a los profesionales y los universitarios estaban de vacaciones. A pesar de todo, los norteamericanos vencieron 1-0. Se registran 7 casos de argentinos jugando para USA; entre ellos Pablo Mastroeni en los Mundiales de 2002 y 2006.

14.JPG

Después, hubo que esperar casi 20 años para que otro país se agregara a la lista de los que contaron con argentinos en sus filas futbolísticas. Pero para saberlo, deberemos esperar a nuestro próximo encuentro.

Los nombres de los clubes argentinos (III)

Continuamos con este repaso por las tendencias de los creadores de clubes a la hora de nombrarlos. Y para ilustrar este último tramo, es necesario recordar un poco de la historia argentina.

01

A fines del siglo XIX, el país había superado las grandes y violentas divisiones que lo afectaron inmediatamente después de la independencia. Por lo tanto, era la hora de consolidar el Estado y darse a la tarea del crecimiento. Eran los años de la División Internacional del Trabajo y a la Argentina le tocó el rol de productor de materias primas. Se afirmó así el modelo agroexportador. Para transportar las mercaderías producidas en las provincias hasta el puerto de Buenos Aires era menester un medio eficaz, rápido y económico. De este modo, llegó el desarrollo del ferrocarril. La primera locomotora, bautizada La Porteña, circuló en 1857.

02

La concesión del tendido de las vías, la erección de puentes, la construcción de las estaciones y la apertura de los caminos de acceso fue otorgada a empresas de capitales ingleses.

03

Los obreros llegados de la Gran Bretaña tuvieron especial responsabilidad en la difusión del fútbol en nuestras tierras; de tal suerte que puede decirse que el balompié llegó a la Argentina a bordo del tren…

04

Como era de esperar, los empleados gastaban sus horas libres en el nuevo juego de la pelota. Fue apenas cuestión de tiempo hasta que decidieran organizarse y crear equipos estables. Así nacieron muchos clubes cuyos nombres evocan un pasado ferroviario; a la manera de los Lokomotiv de Europa Oriental y o el Zeljeznicar balcánico.

05

Los nombres de las compañías fueron cambiando, pero sobreviven en las instituciones deportivas nacidas en su seno. Ya en los primeros torneos, jugados en la década de 1890, aparece el team Buenos Aires and Rosario Railway Athletic Company y el Buenos Aires Railway.

06

En 1889 se fundó el Central Argentine Railway Club en la ciudad de Rosario; luego devenido en el famoso Rosario Central.

07

En Buenos Aires, nació en 1904 Ferro Carril Oeste, entidad que fuera modelo en la promoción del deporte amateur, además del futbol.

08

Pero las líneas férreas del FCO llegaban lejos. De manera tal que encontramos a Ferro Carril Oeste en General Pico, Trenque Lauquen, Santa Rosa y General Alvear, además del Ferro DHO (San Cristóbal).

En 1929, dos clubes de matriz ferroviaria llamados Tráfico y Tracción San Martín se fusionaron y dieron origen a Ferrocarril Central Argentino. Esta institución compitió en los torneos de AFA hasta 1974. Ese año fue reemplazado por Central Ballester, formado por una escisión del antiguo club.

09

El nombre Central Argentino aparece en La Carlota, Fighiera, La Banda, Villa María, Venado Tuerto y Casilda. También hay otro club llamado Argentino Central (Córdoba). Otra vieja línea que dio origen a un team actual fue Ferrocarril Midland.

10.JPG

Los obreros encargados del mantenimiento de las locomotoras crearon los clubes llamados Talleres. Los hay en Remedios de Escalada, Córdoba, Perico, Caleta Olivia, Añatuya, Frías, Mar del Plata, Corrientes, Metán, Cañada de Gómez, Tafí Viejo y San Antonio Oeste. También hallamos a Talleres del Ferrocarril Provincial (La Plata), Porvenir Talleres (Villa Constitución), Andes Talleres (Mendoza), Atlético Talleres (Santa Cruz), Talleres Rosario Puerto Belgrano y Unión Talleres Fábrica.

011

La antigua empresa Central Córdoba dio origen a equipos homónimos en Rosario (originalmente llamado “The Cordoba and Rosario Railway A.C.”), Pilar, Santiago del Estero, Tucumán. El club comúnmente conocido como Instituto (Córdoba) se llama Instituto Atlético Central Córdoba.

012

No podemos dejar de mencionar al Furgón de Villa Lynch, el Ferrocarril Urquiza, hoy denominado UAI Urquiza.

013

En la época amateur, competía el Ferrocarril Sud, de la localidad de Sarandí. Con ese nombre, subsisten dos entidades en Olavarría y Tandil. En la ciudad bonaerense de Las Flores reside Ferrocarril Nacional General Roca.

En la compañía Central Northern Railway nacieron muchas instituciones deportivas llamadas Central Norte. Nuestra investigación las halló en Jujuy, Salta, Tucumán, Orán, Metán y Resistencia. Del mismo modo, existen Central Norte Argentino (Chaco) e Instituto Central Norte Argentino (Catamarca).

014

Las vías que conducían al oeste buscaban la comunicación con Chile y el Océano Pacífico. Originaron a los Pacífico de Mendoza, Neuquén, Bahía Blanca y San Luis; Pacífico de Cabildo (Bahía Blanca), Buenos Aires al Pacífico (Junín) y Sport Club Pacífico (Alvear).

Haciendo un recorrido por provincia, hallamos en Buenos Aires a Deportivo y Cultural Ferroviario de Ayacucho, Conservación y Tráfico (La Plata), Ferrocarril de Luján, Ferroviario en Tres Arroyos y Dorrego, Tráfico’s Old Boys (Pergamino), Ferroviarios Unidos y Central Buenos Aires de Zárate. En Santa Cruz, Ferrocarril YCF y Ferrocarriles (Puerto Deseado). En Santa Fe; Ferrocarril Córdoba y Rosario, Ferroviarios (Casilda), Ferrocarril del Estado (Rafaela) y Ferrocarril Santa Fe (Rosario). En Catamarca, Ferrocarriles del Estado de Chumbicha. En Chubut, Ferrocarril del Estado (Comodoro Rivadavia) y Ferrocarril Patagónico (Puerto Madryn). En Tucumán, Unión Deportiva Ferroviaria. En San Luis, Tracción San Martín. En Corrientes, Sportivo Ferroviario y Alianza Ferroviario. En Salta, Ferroviario y Tránsito Chacabuco. En Entre Ríos, Ferrocarril de Concordia. En Santiago del Estero, Instituto Tráfico. En Jujuy, Atlético El Carril.

En otros deportes, compiten Ferrocarril General San Martín y Club Ferro General Mitre para la Comunidad.

El adjetivo Central parece indicar el origen ferroviario, pero nos quedan dudas en algunos casos. Lo encontramos en Resistencia Central, Central Goya, Central Iguazú. Central San Carlos, Salta Central, Tinogasta Central, Calera Central, Cañadita Central, Central Larroque, Tucumán Central, Central Entrerriano, Central Río Segundo y Barracas Central.

015

Otras asociaciones deportivas nacieron a partir del ferrocarril, aunque su nombre no lo indique: Club Atlético Palmira, General Paz Juniors o San Martín (Mte. Comán), por ejemplo.

Pero bajemos ya del tren para exponer otras costumbres argentinas. En la Argentina se da una tendencia llamativa. Todo lo que pase en Buenos Aires y sus alrededores tiene una trascendencia desmedida. En relación al fútbol, ocurre que los clubes capitalinos y metropolitanos tienen seguidores en todo el país. Estos, a su vez, fundaron clubes que replican los nombres de aquellos equipos. Ilustremos esta idea con algunos ejemplos. Encontramos muchísimos cuadros llamados Huracán: en San Luis, Corrientes, Ingeniero White, San Rafael, Chapadmalal, Las Heras, Comodoro Rivadavia, Tres Arroyos, entre otros.

016

En la liga marplatense, participan Independiente, San Lorenzo, Boca Juniors, Racing, River Plate, Quilmes y Banfield. También existen Independiente de Abasto, Ayacucho, Catamarca o Corrientes. San Lorenzo de Córdoba, La Plata, Catamarca, Concordia. Boca en Bariloche, Río Gallegos y Tintina. Racing de Córdoba, Olavarría, Trelew y Ojo de Agua. River en Embarcación y Villa Bonita. Estudiantes en Río IV, Ayacucho o San Luis, Newell`s Old Boys en Laguna Larga y Sañogasta. All Boys en Santa Rosa (La Pampa). Nueva Chicago en Puerto Deseado. Argentinos Juniors en Posadas. Quilmes en Tres Arroyos y Corrientes. Banfield en Paraná, Córdoba y Puerto Deseado.

También hay una cantidad llamativa de clubes llamados Tiro Federal. Los hallamos en Rosario (el único que llegó a Primera División), Bahía Blanca, Morteros o Aimogasta, solo por nombrar algunos.

017

En 1887, jóvenes de clase alta de la entonces naciente ciudad de La Plata decidieron organizarse para la disputa de los deportes ilustres: la gimnasia y la esgrima. Así nació el Lobo platense, Gimnasia y Esgrima La Plata. La entidad fue sumando la práctica de tiro al blanco, carreras, salto y criquet. El fútbol vino después, así como la pérdida del matiz aristócrata. Sin embargo, no era el primer club con esa denominación. En 1880, se había fundado en Buenos Aires el Club Cosmopolita de Gimnasia y Esgrima, hoy conocido como GEBA. Esta agrupación fue miembro de la AFA en los años amateur y hoy practica varios deportes no profesionales. El caso es que los Gimnasia y Esgrima se multiplicaron por todo el territorio nacional. Nuestra pesquisa descubrió a Gimnasia y Esgrima de Concepción del Uruguay (Entre Ríos), Gimnasia y Esgrima de Jujuy, Atlético Gimnasia y Esgrima y Gimnasia y Esgrima de Mendoza, Gimnasia y Esgrima de Santa Fe (también llamado Gimnasia y Esgrima de Ciudadela), Gimnasia y Esgrima de Chivilcoy, Gimnasia y Esgrima de Pergamino, Gimnasia y Esgrima de Necochea, Gimnasia y Esgrima de Tandil, Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia, Gimnasia y Esgrima de Darregueira, Gimnasia y Esgrima y Pedernera Unidos (GEPU), Gimnasia y Esgrima de Rosario, Gimnasia y Esgrima de Ituzaingó y Gimnasia y Esgrima de Lanús.

018

Igualmente, otras entidades llevan nombres similares: Gimnasia y Tiro (en Salta, Orán y Yavi), Tiro Federal y Gimnasia (Andalgalá), Tiro y Gimnasia (Jujuy), Natación y Gimnasia (Tucumán).

Y así concluye esta investigación. En ella, hemos recorrido la historia y la geografía argentinas. Y este trabajo no es más que un pequeño homenaje a todos los pioneros que día a día contribuyen a hacer más grande la pasión que los argentinos sienten por el fútbol.

 

Los números de 2015

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2015 de este blog.

Aquí hay un extracto:

El Museo del Louvre tiene 8.5 millones de visitantes por año. Este blog fue visto cerca de 99.000 veces en 2015. Si fuese una exposición en el Museo del Louvre, se precisarían alrededor de 4 días para que toda esa gente la visitase.

Haz click para ver el reporte completo.

Un recuerdo envenenado

Los hallazgos de la memoria son caprichosos y solo parecen dejarse atrapar en escenarios de lucidez máxima, de ésos cercanos a la somnolencia, cuando cuerpo y mente se funden en un todo, y se nos permite navegar a través de ese líquido viscoso que es el mar de los recuerdos olvidados.

Ayer a la noche recordé, como un fogonazo, algo que no debía haber recordado. No porque lo recordado fuera un tabú o un olvido necesario sino porque su recuerdo me ha llevado a la búsqueda de una historia que acaba en tragedia.

Anoche se me aparecieron caras infantiles que no reconocería ya en su adultez actual; vi campos de tierra, sentí el olor a hierba y a reflex y sobre todo, oí al orondo presidente de mi equipo de fútbol de infancia, perpetuamente enfundado en su traje caro, dando vítores por el triunfo recién conquistado. Una vez y otra vez y otra vez más, aquel hombre recitaba su letanía en mi memoria con una nitidez casi hiriente. Hoy, a la mañana siguiente, aún sorprendido por semejante ataque de melancolía, invoqué su nombre al moderno oráculo de Delfos que es Google y me topé con una noticia de sucesos de Perú. La nota narraba como un español de 61 años, acuciado por las deudas, se suicidaba en el interior del Consulado español de Lima al más puro estilo decimonónico: un pistoletazo en la sien.

Los nombres de los clubes argentinos (II)

Como anticipáramos en nuestra entrega anterior, hemos investigado las distintas motivaciones que siguieron los fundadores de los clubes para nombrarlos. Una costumbre muy arraigada fue la de dar a las instituciones el nombre de próceres y hombres destacados de la historia nacional. Estos homenajes son habituales en muchos países de Sudamérica. En Perú encontramos a Alfonso Ugarte o Coronel Bolognesi, por ejemplo. Y en Bolivia, Bolívar o Jorge Wilstermann. Pero en Europa, no hay muchos. Si bien tenemos al Willem II en los Países Bajos, no conocemos un club llamado Fernando de Aragón en España o un Charlemagne en Francia o un Giuseppe Garibaldi en Italia.

01

A continuación, les brindamos un extenso listado de próceres homenajeados en Argentina, algunos de ellos muy anteriores al inicio de la práctica del fútbol. Empecemos por los más nombrados:

José de San Martín (1778-1850): Militar cuyas campañas fueron decisivas para la independencia de Argentina, Chile y Perú. Considerado el Padre de la Patria, en su honor hallamos clubes llamados San Martín (en Mendoza, San Juan, Tucumán, Burzaco y más de 20 lugares más de toda la geografía nacional), General San Martín, San Martín Iglesia y Cemento San Martín. También hemos encontrado un Liceo Militar General San Martín en el campeonato de rugby.

02

Manuel Belgrano (1770-1820): Intelectual, economista, periodista, político, abogado y militar, creador de la escarapela y la bandera nacionales, es solemnizado como Belgrano en Córdoba, San Nicolás, Zárate (club natal de Bochini), Rosario y 10 sitios más. También existen Sportivo Belgrano, General Belgrano, Deportivo Belgrano, Belgrano Juniors y Manuel Belgrano.

03

Domingo Faustino Sarmiento (1811-1888): político, escritor, docente, periodista, militar y estadista argentino; presidente de la Nación entre 1968 y 1874. Recordado como Sarmiento en Junín, Resistencia, Ayacucho, Coronel Vidal, Trenque Lauquen, Zárate, Catamarca y otros 17 lugares; Sportivo Sarmiento, Domingo Faustino Sarmiento, Colegiales-Sarmiento; Juventud Sarmiento, Deportivo Sarmiento; Sarmiento Juventud Unida y Club Atlético Aeronáutico Biblioteca y Mutual Sarmiento.

04
Guillermo Brown (1777-1857): Nacido en Irlanda, primer almirante de la fuerza naval argentina, tanto en la cronología como en el prestigio, padre de la Armada Argentina. Con el nombre Almirante Brown hay instituciones en lugares tan lejanos del mar como San Justo, Arrecifes, Comandante Andresito, Santiago del Estero o Tucumán. También encontramos a Brown, Guillermo Brown y al Instituto Santa Isabel-Almirante Brown.

05

Jorge Newbery (1875-1914): Aviador, deportista, funcionario público, ingeniero y hombre de ciencia; artífice y fundador de la aeronáutica militar argentina. Homenajeado en Junín, Maipú, Lobería, Tandil y 10 localidades más.

06

Pero en nuestra investigación hemos hallado nombres de toda índole. He aquí una clasificación por actividad:

Los políticos recordados en los clubes argentinos son Vélez Sarsfield (8 equipos), Leandro N. Alem, Alem, Mariano Moreno, Club y Biblioteca Mariano Moreno, Rivadavia (12 instituciones), Sportivo Rivadavia, Independiente Rivadavia y un Bernardino Rivadavia. Martín Rodríguez, Alsina y Juventud Alsina, Florencio Varela, Viamonte, Laprida, Alberdi, Juan José Moreno, Las Heras, Aristóbulo del Valle, Sportivo Pueyrredón, Juventud Pueyrredón, Pueyrredón, Sportivo Avellaneda, Escuela Manuel Dorrego y Escuela Mariano Acosta.

07

En otras oportunidades, los festejados son desconocidos por el gran público, pero de gran importancia en la historia local: Juan Munaretto, Gerardo Yoya, Eudoro Avellaneda y Rolando Hertelendy responden a esa descripción.

Encontramos algunos hechos curiosos. Juan Manuel de Rosas, caudillo y gobernador de la Provincia de Buenos Aires durante 30 años, solo es mencionado por un club de la patagónica provincia de Chubut.

08

La familia Alvear dio a la historia argentina 3 nombres ilustres: Torcuato, Carlos María y Marcelo Torcuato. Hallamos 3 clubes con el apellido y otro llamado Deportivo Alvear, pero no sabemos a cuál de los tres hombres celebran. En Mendoza hubo 2 clubes llamados, respectivamente, Godoy Cruz (político) y Antonio Tomba (bodeguero). Al fusionarse, nació el popular Godoy Cruz Antonio Tomba. También conocemos al club Fundación Godoy Cruz.

Los hombres de armas han dado nombre a los clubes General Lamadrid, Coronel Brandsen, General Paz, Nacional General Paz, General Paz Juniors, General Saavedra, Almirante Storni, Sargento Rivarola, General Lavalle, Atlético Gorriti, Coronel Arias, Coronel Aguirre, Gutiérrez Sport Club, Güemes y Coronel Daza.

09

Varias instituciones llevan el nombre de presidentes. J.J. Urquiza, General Urquiza, Sportivo Urquiza, Carlos Pellegrini, Bartolomé Mitre de Posadas, General Mitre de Mar del Plata y otros llamados, simplemente, Mitre. También encontramos a Hipólito Yrigoyen (Córdoba), Uriburu (que convive con un cuadro llamado Che Guevara) y General Roca, Escuela Presidente Roca, Deportivo Roca y Presidente Roca.

La herencia española se advierte en los clubes Colón (de Santa Fe y otras 6 ciudades), Colón Junior, Liniers, Hernandarias y Magallanes.

10

Hay poquísimas referencias a los pueblos originarios. Apenas Moctezuma (emperador azteca) e Ignacio Coliqueo (cacique mapuche y coronel del Ejército)

011

Los sentimientos religiosos han inspirado a varios emprendedores. Hay papas, como Papa Francisco, Pablo VI y Juan XXIII; sacerdotes como Monseñor Rosch, Fray Luis Beltrán (de participación en las Guerras de la Independencia), Leonardo Murialdo y Santa María de Oro; y santos como Domingo Savio.

En otras ocasiones, se recuerda a los fundadores o pioneros de los pueblos. Tal es el caso de Ramón Santamarina de Tandil, Francisco Álvarez, Carlos Doce, Antonio Toro, Juan Eulogio Barra, Carlos Paz, Lutgardis Riveros, Eduardo Hertz o Tristán Suárez. También hay sociedades que rememoran a personajes significativos en su historia. Guaraní Antonio Franco, Sportivo Guzmán, Jorge Ross y Juan B. del Bono perpetúan a creadores y benefactores.

012

Carlos Salas, Silvio Pellico, Jaime Prats hacen referencia al lugar de origen del equipo. Alvarado y Williams Kemmis, al lugar de reunión. Teodoro Acera, a la empresa que donó los terrenos para el primer campo de juego.

Hay instituciones que llevan el nombre de personajes extranjeros: Gutenberg de La Plata, Garibaldi FC, Arturo Prat y O’Higgins. En 1918, luego del triunfo aliado sobre Alemania, los trabajadores del Ferrocarril Central Argentino en Pergamino pidieron permiso para formar un equipo de fútbol. El jefe del ferrocarril, Ronald Leslie, puso como condición que el club llevase el nombre del general escocés que lograra la victoria en el Somme. Así nació Douglas Haig de Pergamino.

013

El mundo de la cultura no ha sido ajeno a los avatares de la pelota. Hay clubes que recuerdan a educadores: José Manuel Estrada, Estrada FC, Juan Manuel Estrada, Don Orione, Don Bosco (3 asociaciones), Ateneo Don Bosco, Ateneo Cultural y Deportivo Don Bosco, Instituto Grilli, Instituto José L. Larre, Cardenal Newman y Champagnat. Otras sociedades agasajan a escritores, algunos tan lejanos al fútbol como Borges, nombrado en Biblioteca Jorge Luis Borges. También encontramos a José Hernández, Instituto José Hernández, Deportivo Güiraldes, Biblioteca Ricardo Gutiérrez, Almafuerte, Olegario Víctor Andrade, Asociación Escolar Goethe e Instituto Dickens.

La ciencia nos ha legado los clubes Cosme Argerich, Vivero Cosme Argerich, Doctor Montaña, Lautaro Roncedo, Florentino Ameghino y Biblioteca Ameghino. El club Ingeniero Herminio Arrieta de Jujuy inmortaliza a un importante funcionario del Ingenio Ledesma, una de las más importantes empresas argentinas. Ingeniero Lucas Vázquez e Ingeniero Lucas González evocan a hombres ligados al desarrollo del ferrocarril, hecho de enorme importancia para el desarrollo de las zonas rurales. Los equipos Matienzo, Teniente Benjamín Matienzo, Sportivo Benjamín Matienzo y Aviador Origone conmemoran a los pioneros de la aeronáutica nacional.

Los futbolistas recordados son pocos. Apenas 8 agrupaciones llevan nombre de jugadores: son Fernando Cáceres, Américo Tesorieri (2), Renato Cesarini (2, la más famosa en Rosario), Deportivo Mac Allister, Jorge Gibson Brown y Jorge Griffa.

014

Y aunque hubo mucha investigación, no fue posible averiguar a quién homenajean Victoriano Arenas (la leyenda dice que tomaron su nombre del cartel de una inmobiliaria), Palazzo, Robinson, López Peláez, Federico Picón, Marcelo Rosales, Don Salvador, Sportivo Guzmán y Sportivo Quiroga.

Como dicen los relatores de la radio, esto ha sido todo por hoy. Esperamos que los resultados de esta indagación los hayan entretenido y les prometemos más datos interesantes en nuestra próxima entrega.

Los nombres de los clubes argentinos (I)

La mayoría de los clubes argentinos nació de modo similar. Un grupo de muchachos formaba, primero, el equipo; luego, el club de barrio; con el tiempo, la gran institución deportiva. El bautismo del team requería grandes debates. Si comparamos con Europa, veremos una gran diferencia. Allá, los equipos tienen, por lo general, el nombre de la ciudad. Los chicos argentinos aprenden geografía europea con la tabla de posiciones de los campeonatos. En Argentina, las agrupaciones con topónimos son pocos: Quilmes, Banfield, Lanús, Atlético Tucumán son algunos ejemplos. La mayor parte de las instituciones deportivas en la patria de Maradona son bautizadas con otros criterios. En las siguientes notas examinaremos algunos casos significativos.

1

Existe un viejo dicho que reza “Los mexicanos descienden de los aztecas; los peruanos descienden de los incas; los argentinos descienden… de los barcos”. Es que la principal matriz de la población vernácula fue la inmigración, principalmente europea.

2
El origen de este fenómeno es el censo de 1869, ordenado por el Presidente Sarmiento. Los resultados indicaron que el país estaba muy despoblado: apenas 1.870.000 habitantes. Para ocupar los territorios arrebatados al indígena y proveerse de mano de obra; se fomentó la inmigración. Los extranjeros llegados a América se agruparon en innumerables Asociaciones de Socorros Mutuos. Paralelamente, llegaba a nuestras playas el fútbol. Entonces, surgieron los equipos deportivos de las colectividades. A continuación, un exhaustivo listado de estas instituciones.

3Entre los clubes directamente afiliados a la AFA, hubo tres representativos de colectividades que llegaron a Primera División. El más duradero fue el Deportivo Español. La institución fue cambiando de nombre (Deportivo Español, Unión Española, Sociedad Española de Deportes) y, tras superar varias crisis económicas, compite en la tercera división.

4
Corto paso por la división superior tuvo el representante de la otra gran colonia de inmigrantes: El Sportivo Italiano. Nacido como ACIA (Associazione del Calcio Italiano in Argentina), se llamó también Deportivo Italiano.

5

El tercer equipo que ingresa en esta categoría es el Deportivo Armenio.

6En otras divisiones de ascenso, encontramos a Centro Español y Deportivo Paraguayo. Y en los albores del futbol argentino aparece un equipo llamado Hispano Argentino.

Párrafo aparte merece Puerto Nuevo de la ciudad de Campana, en la Provincia de Buenos Aires. Fundado con ese nombre en 1939, en un determinado momento se asoció con el Círculo Italiano de la ciudad bonaerense y pasó a llamarse Puerto Italiano. La fusión duró hasta 1987, cuando retomó su nombre original. Hasta que en 2002 el club firmó un acuerdo de cooperación con la Federación Boliviana de Fútbol y adoptó una nueva denominación: Puerto Nuevo Boliviano. El objetivo era atraer el apoyo de la comunidad del país altiplánico. Al no alcanzarse las metas deseadas, la entidad recuperó una vez más su nombre de nacimiento.

7En las Ligas regionales se encuentran gran cantidad de entidades originadas en la inmigración.

De nuestra Madre Patria podemos reconocer a:

* Deportivo Español de Chubut

* Centro Español de Mar de Ajó

* Los Vascos de Carmen de Areco

* Club Hispano y Argentino de Real del Padre (Mendoza)

* Asociación Española (Santa Teresita)

* Asociación Española de Socorros Mutuos de Villa María y Villa Nueva (Córdoba)

* Centro Galicia de Residentes Españoles (Tierra del Fuego)

* Hispano Argentino de Rosario de la Frontera

En la balnearia localidad de Santa Teresita quisieron dejar contentos a todos y fundaron el Hispano Ítalo Argentino.

Entre los equipos que evocan a la inmigración itálica tenemos:

* Círculo Italiano

* Deportivo Italiano (Río Grande)

* Sociedad Italiana (Monte)

* Sociedad Italiana (Córdoba)

* Alta Italia (Gral. Pico)

* Unión y Sociedad Italiana de Álvarez

* Ítalo-Argentino (Wheelwright)

La formidable inmigración proveniente del Lejano Oriente se evidencia en Deportivo Coreano, de la ciudad de Lobos. Y la producida desde los países limítrofes es notoria en Deportivo Paraguayo (Mar de Ajó), Colectividad Boliviana (Escobar) y Bolivia F.C. (Lomas de Zamora)

La comunidad judía también tiene sus agrupaciones deportivas. En tiempos remotos, compitió en divisiones de ascenso el club Macabi y, actualmente, la representa el Náutico Hacoaj.

Otras colectividades europeas encuentran su representación en Tiro Suizo (Rosario) y Deportivo Portugués (Comodoro Rivadavia). En la ciudad de Pergamino compite el Sirio Libanés.

Algunos ofrecen dudas. Deportivo Marroquí de Villa Gesell no parece representar a los llegados del Magreb. Asimismo, hay contadísimas referencias a los pueblos originarios de la Argentina. Nuestra investigación solo halló a Los Ranqueles (La Pampa) y Deportivo Huarpes de San Juan.

Los clubes de la Patagonia son un recordatorio de las migraciones internas de la República Argentina. En la provincia de Santa Cruz, la más austral del área continental del país, compiten Centro Salteño, Catamarca FC, Deportivo Formosa y Lobo Jujeño, todos provenientes del extremo norte del país.

En otros deportes como el handball o el rugby también aparecen ateneos cuyo nombre recuerda a las corrientes inmigratorias. Existen varias instituciones de la colonia alemana: Asociación Alemana de Quilmes, tres llamadas Sociedad Alemana de Gimnasia (Lomas de Zamora, Los Polvorines y Villa Ballester) y Sociedad Educativa y Deportiva Alemana de Lanús Oeste (SEDALO); todas especializadas en balonmano.

8En el deporte de la ovalada encontramos a El Portugués, Deportiva Francesa, Sociedad Hebraica, Sociedad Italiana de Tiro al Segno (SITAS), Club Italiano Rugby y Centro Juventud Sionista.

En el primer campeonato oficial disputado en Buenos Aires, jugado en 1891, participaron 5 equipos. Dos de ellos eran formados por inmigrantes escoceses: Saint Andrew’s (campeón) y Old Caledonians. Basta ver los nombres de los jugadores para apreciar su origen foráneo.

Saint Andrew’s: F. V. Carter; L. C. Penman, G. A. Waters; F. Francis, H. Barner, A. Buchanan; J. Caldwell, Charles Douglas Moffatt, A. Lamont, E. Morgan, J. Buchanan.

Old Caledonians: W. Gibson; M. Scott, J. Riggs; W. Angus, R. Phillips, R. Smith; H. White, J. Clark, R. Sutherland, E. L. Wilson, R. Corsner.

Otros nombres de clubes que anuncian la raíz británica de su origen son Quilmes Rovers, Lomas Athletic, Flores English School, English High School (que luego devino en Alumni) Lomas Academicals, United Banks, Quilmes Athletics, Reformer, Kimberley, Columbian, Sportsman y Ramsar. Todos ellos participaron en los torneos anteriores a 1931, año en que se considera que comenzó el profesionalismo en estas tierras.

Cualquier lector atento notará la cantidad de equipos argentinos con nombre en inglés. No se tratan de sociedades de inmigrantes británicos, sino que argentinos de índole cipaya creían y creen que un nombre en el idioma de Shakespeare es más elegante que uno en la lengua de Cervantes. Entre los clubes con nombres anglófilos, sobresale el famoso River Plate, que hizo incurrir a Blatter en el error de mencionarlo como Club Atlético Río de la Plata.

9

En la ciudad de Rosario, uno de los pioneros en el desarrollo del balompié fue el profesor Isaac Newell. Sus alumnos fundaron el Newell’s Old Boys, en homenaje al viejo maestro.

10En Buenos Aires, Santa Rosa (La Pampa) y Tucumán hay sendos All Boys.

Otra costumbre ha sido incluir la palabra Juniors en el nombre de la entidad. Aparece en Argentinos Juniors, Boca Juniors, Chacarita Juniors, en el futbol capitalino.

10En el interior del país aparecen General Paz Juniors (Córdoba), Rioja Juniors, Colón Juniors, Olimpia Juniors, Los Andes Juniors, Oeste Juniors, Talleres Juniors, Rampla Juniors (La Plata), Deseado Junior’s (Santa Cruz) y Río Grande Juniors (Tierra del Fuego). En contrapartida, existe Los Andes Seniors, también en la provincia de Tierra del Fuego.

Siempre me ha llamado la atención la palabra Sportivo. Parece ser una castellanización del vocablo sport. La encontramos en Sportivo Almagro, Sportivo del Norte, Sportivo Palermo, Sportivo Barracas, Sportivo Buenos Aires, Sportivo Balcarce, Sportivo Alsina, Sportivo Patria y Sportivo Acassuso.

Algunos centros homenajean a entidades inglesas: Arsenal, Everton (La Plata), Everton Olimpia, Liverpool (El Brillante). Tres sociedades llevan nombres similares: Chaco For Ever, For Ever (La Plata) y América For Ever.

Otras agrupaciones son Trafico’s Old Boys, de raíz ferroviaria; Sportsman de Carmen de Areco, Sports Pergamino, Football Club Bellocq, Morning Star (Rosario); Kimberley (Mar del Plata), club cuya casaca usó Francia en un partido del Mundial ’78;

11Dennehy, Córdoba Athletic, Lipton, Wanderer’s Concordia, Sporting Concepción, Viale Football Club, Seguí Football Club, Larroque Football Club, Martini Football Club, Pico Football Club, Andes Football Club, Black River (Gualeguaychú), Sporting (Gualeguaychú), Atlético Terry (Jujuy), Lawn Tennis Club (Tucumán), Sport Club Argentino, Santo Pipó Sporting Club, Alberdi New Boys, Atlantic Sportsmen, Alianza Sport, Sport Club Cañadense, Newberton, Boxing Club (Río Gallegos), Washington (Rosario) y Ever Ready (Dolores) En la liga de rugby participan Belgrano Athletic Club (con pasado en el fútbol) St. Brendan’s Rugby Club, Buenos Aires Cricket and Rugby Club, llamado vulgarmente Bi-Ei y Hurling Club.

Como verán, los nombres de nuestros clubes son variados y curiosos. En próximas entregas, seguiremos explorando las motivaciones de los fundadores a la hora de denominar las asociaciones de nuestro querido fútbol argentino.

Bon vent i barca nova

Esta noche juega la selección española en Logroño un partido trascendental dentro de su intrascendencia. Me explico. En caso de vencer a Luxemburgo -cosa harto probable- España se clasificaría matemáticamente para la fase final de la Eurocopa 2016. El rival es muy propicio para una noche de goles y fiesta en la grada, pero hay un nubarrón que sobrevuela La Rioja y que le da un puntito extra en morbo y trascendencia al encuentro: Piqué.

Hace unos años escribí una serie de artículos donde expresaba mi lástima por la deriva independentista que había ido tomando el FC Barcelona en las últimas temporadas. Mi infancia fue azulgrana por herencia paterna y los goles del Barça fueron festejados como propios hasta bien entrada la veintena; a partir de ahí solo hubo silencio y un cierto despecho por haber amado algo que te desprecia. Figuras como Laporta u Oleguer Presas ya anunciaban la transición del Barça hacia el independentismo más histriónico y patético, que es el que sufrimos con asco los aficionados de España en estos tiempos. Retirados ya de escena los inefables Joan y Oleguer, ha sido Piqué el que ha tomado el relevo de enfant terrible en el vestuario del Barça.

Gerard Piqué, para que se hagan ustedes una idea, es como ese tontito de la oficina que va gastando bromas pesadas hasta que alguien le pone la papelera por sombrero y un ojo a la virulé. Un payaso de estos que primero tira la piedra y luego esconde la mano haciéndose incluso la víctima, muy en sintonía con lo que representa la alta burguesía catalana, a la que por cierto pertenece Gerard por tradición familiar.

Yo me pregunto cómo es posible que Vicente del Bosque siga llevando a un muchacho como Piqué a la selección que nos representa a todos (o a casi todos), después de las continuas burlas, desprecios y comentarios cínicos que ha venido haciendo acerca de España y de su himno en los últimos años. ¿Dónde está el orgullo de Vicente? ¿Dónde está la coherencia de Gerard? Pues donde no hay ni orgullo ni coherencia, ha de haber forzasamente pitos y protestas de los aficionados, hasta que uno de los dos se decida a hacer lo que se le demanda.

Esta noche en Logroño espero que haya muchos goles a favor de España y muchos pitos en contra de la incoherencia, el cinismo, la hipocresía, el desprecio y el peseterismo rastrero de un catalán que solo quiere ser español para poner el cazo a fin de mes.