Francia 0 – España 1

Se la jugaba ayer España.Después del bochornoso partido contra los finlandeses, los españoles necesitaban una victoria en Paris para seguir al frente de un grupo que se había complicado de la noche a la mañana.Las típicas voces críticas hablando de “el fin de ciclo” se alzaron como siempre tras el patinazo de Gijón,pero se tuvieron que volver a callar tras la machada de ayer en París,ante una Francia con mucho mejor nível que en el Mundial 2010.Los “gabachos” están lejos de ser aquel equipo campeón del 98,pero están subiendo escalones para volver a ser una selección de las punteras en el panorama internacional.

Me temía lo peor en el partido de anoche.Preveía una España con balón pero inoperativa cara gol y una Francia peligrosísima a la contra y que llegado el caso  aún podría permitirse el lujo de jugar con el 0-0 como resultado válido.No me equivoqué demasiado en la esencia del choque.España sufrió mucho para marcar y no encajar ningún gol.Hubo ocasiones claras por ambos bandos (penalty no pitado a España incluído),pero nadie parecía poder abrir el marcador. Xavi,Pedro,Villa,Alonso…. lo intentaron para España  pero el balón parecía no querer entrar en el marco francés.Los minutos pasaban y los nervios iban haciendo mella en unos aficionados españoles conscientes de que sin la victoria parisiense, la repesca era una realidad casi insalvable. Victor Valdés mantuvo la fe de los aficionados al salvar tres ocasiones clarísimas de los franceses.Las voces críticas con el portero catalán tuvieron que callarse otra vez,como así lo hicieron todos los “haters” del Mundo cuando Pedrito marcó un gol bastante poco ortodoxo a los quince minutos del segundo tiempo.

El 0-1 era una ventaja mínima,pero España es una especialista en rentabilizar marcadores escasos ante rivales difíciles como los “bleus”. Con un dominio apabullante del balón,la Roja iba consumiendo los minutos, abortando las arremetidas a la desesperada de unos franceses que acabaron perdiendo los papeles en el tramo final del encuentro.El joven jugador francés Pogba recibió dos tarjetas amarillas en dos minutos por sendas entradas demenciales a futbolistas españoles.Jugando con uno más,España se limitó a marear la pelota y ni siquiera miró a la portería rival en busca de un segundo tanto.Aquel 0-1 no se podía escapar en los últimos segundos,como ya había sucedido en el partido de ida por culpa de un fallo absurdo de Juanfran. Esta vez España no falló y aguantó hasta los tres pitidos del árbitro,que volvieron a poner a los “gabachos” en el sitio que les corresponde.

A veces se le pierde la fe a este equipo porque los españoles (y los latinoamericanos) somoS así;nos quejamos por gusto, así tengamos un conjunto campeón o un equipo que siempre cae en cuartos de final.Aunque a veces el juego de España se vea lento y sin gol,siempre hay que tener esperanza en este equipo que será recordado por ser el primero que unió a este país tan dado a ir por libre y a hacer la guerra por su cuenta.Queda selección española de fútbol para rato….no sé si ese rato llegará para lograr un segundo entorchado en Brasil 2014,pero sí que debería bastar para no dudar más del juego y de la filosofía de este equipo irrepetible que tantos ríos de tinta ha hecho correr.Yo desde luego,nunca más volveré a renegar del juego de la España de Del Bosque.Ayer vi la luz….y era Roja.

 

 

Anuncios

¡Bendito San Lorenzo!

Desde hace varios meses, cuando la generosidad de Alberto me facilitó la posibilidad de intervenir en esta página, programé varios títulos ordenados para ser publicados cada mes. Pero, la historia se me ha cruzado como un defensor que la echa al córner y me ha dejado desconcertado con una noticia explosiva: Habemus papam!

Para mayor estupor, argentino.

habemus papam

En poco tiempo, los medios argentinos comenzaron a buscar antecedentes que permitieran conocer mejor al Cardenal Primado Jorge Bergoglio. Hurgando en su biografía, saltó un dato que puede tener relación con nuestros gustos: Al flamante Papa le gusta el fútbol y es hincha de San Lorenzo de Almagro.

d_bergoglio

Fueron varios los periodistas deportivos que comentaron esta novedad con un asombro injustificado ¿Cómo les puede maravillar que a un varón, argentino y porteño le guste el fútbol, si al 98% de sus compatriotas vive la misma afición? Lo extraordinario hubiera sido, sin dudas, que le gustara el béisbol y fuera fan de DAOM. Pero más allá de estos asuntos menores, me sentí obligado a mostrarles a los lectores de este sitio una pequeña semblanza de este centenario club porteño, entre cuyos hinchas internacionales más conspicuos teníamos, hasta la asunción del Santo Padre, al notable actor Viggo Mortensen.

viggo mortensen san lorenzo

La realidad es que no es extraño que el Sucesor de San Pedro sea fanático de esta institución, desde sus orígenes ligada a los miembros de la Iglesia. Corría el año 1908 y el Padre Lorenzo Massa, de los Salesianos, estaba a cargo del Oratorio de San Antonio, enclavado en el populoso barrio de Almagro en la capital argentina. Por aquellos años, la barriada abundaba en calles sin asfaltar y potreros. Preocupado por el riesgo que los niños corrían en la calle, convidó a algunos de ellos a jugar al fútbol en el predio del Oratorio, con la condición de que asistieran a Misa. Al poco tiempo, la muchachada decidió formar un club al que bautizaron con el poco elegante nombre de Los Forzosos de Almagro. El cura les sugirió que modificaran la designación y la institución pasó a llamarse San Lorenzo, en parte en homenaje al Padre Massa y en parte al mártir. El topónimo “de Almagro” quedó obsoleto poco después, cuando el gobierno porteño rediseñó el catastro de la ciudad y el club quedó enclavado en el barrio de Boedo.

lorenzo massa

Por causa del papel jugado por el sacerdote en la fundación, los rivales comenzaron a llamarlos “Los Cuervos”. Los muchachos porteños dedicaban esa palabra despectivamente a los curas, en alusión al color negro de la sotana. El apodo se trasladó al equipo con tono burlón; pero los hinchas preferían llamarse los “Santos”. Y para oponerse a su eterno rival, Huracán, se autodenominaban el “Ciclón”.

De aquellos primeros años de competencia, queda la figura de Luis “Doble Ancho” Monti. Mediocampista de juego recio y carácter indomable, es el primer jugador del mundo en jugar dos finales de Copa del Mundo consecutivas. En 1930 integró la formación argentina y en 1934, la Squadra Azzurra.

luis monti

Durante la Era Profesional, el club azulgrana obtuvo 10 campeonatos, el primero de ellos en 1933. Cuando el actual Sumo Pontífice cumplía 10 años, llegó la segunda coronación. Yo creo que es altamente probable que este hecho haya acentuado la afición del joven Jorge Bergoglio por el cuadro de Boedo, ya que esta formación ha marcado un hito en la historia del fútbol nacional, por su juego y por los nombres que lo integraban.

Había entre ellos dos europeos (cosa rara en la Argentina), el yugoslavo Mierko Blazina y el vasco Ángel Zubieta, de quienes hablaremos en otra oportunidad.

mierko blazinaangel zubieta

En la delantera brillaba el recordado Terceto de Oro, integrado por Armando Farro, René Pontoni y Rinaldo Martino. Formaban un equipo compacto, parejo y vistoso que arrasó las canchas argentinas. La campaña fue brillante: aventajó por 5 puntos a La Máquina de River Plate y marcó 90 goles en 30 partidos. Como premio, partieron de gira por Europa. El tour se inició el 23 de diciembre de 1946 ante el Atlético Aviación (nombre dado por el Régimen Franquista al Atlético de Madrid) con victoria por 4-2. Luego vino la derrota por 4-1 ante el Real Madrid (La nieve le ganó al Ciclón, tituló un diario argentino), victoria por 7-5 ante la selección española en Barcelona, empate a tres con el Athletic Club y nueva victoria sobre la selección española: en Madrid por 6-1. Luego, sendos empates ante Valencia (1-1) y La Coruña (0-0), ante de pasar a Portugal. Vencieron 9-4 al Porto. Al llegar a Lisboa para enfrentar a la selección, se publicaron unas declaraciones en los diarios portugueses: “Pontoni diz que fá-nos âo 10 golos”. Cumplida la victoria azulgrana por 10-4, el mismo diario publicó “Pontoni tinha razão”. La gira se cerró el 6 de febrero de 1947 ante Sevilla, con empate 5-5.

 

 

San Lorenzo ha brindado al fútbol nacional a algunos de sus más recordados goleadores.

En 1940, el goleador de la liga con 40 anotaciones fue el vasco Isidro Lángara, figura en el Mundial 1934 con la selección hispana y que había llegado a la Argentina debido a la Guerra Civil. En su debut le marcó 4 goles a River Plate. Su desempeño en los campos argentinos llevó a muchos inmigrantes españoles a hacerse hinchas del San Lorenzo. Jugó 130 partidos y marcó 111 goles.

isidro langara 1

Entre 1958 y 1961, el escalón más alto del podio de goleadores tuvo el mismo nombre: José Francisco Sanfilippo. El Nene marcó sucesivamente 28; 31; 34 y 26 goles para señalar el record de 4 años consecutivos como Pichichi. En total, la campaña de Sanfilippo se resume en 207 goles en 265 juegos. Entre sus goles, se recuerda el que la marcó a Boca con un taquito antes del minuto de juego. Dicen que lo hizo para ganarle una apuesta a Roma, el portero boquense.

gol de taquito

En 1968, un equipo de San Lorenzo entrenado por Tim (Elba de Padua Lima, mundialista brasileño en 1938) conquistó el campeonato en forma invicta. Fue el primero en lograrlo. La historia los recuerda como Los Matadores. Algunas de sus figuras fueron Albrecht (mundialista en 1966), el Lobo Fischer, el portero D’Alessandro, Toscano Rendo (gran gambeteador), Roberto Telch (en su momento supo ser el jugador con más presencias en primera división con 630 partidos, 415 con la Azulgrana) y el inefable “Bambino” Veira, más famoso por su vida nocturna que por su disciplina deportiva. En la foto puede verse el festejo del gol del campeonato y las elegantes camisas que lucían los Matadores.

san lorenzo 1968

A partir de 1967 comenzaron a jugarse en Argentina dos campeonatos sucesivos por año. Adivinen qué club fue el primero en consagrarse Bicampeón anual: San Lorenzo de Almagro, obvio. Fue en 1972 y entre las estrellas de los campeones estaban dos futuras estrellas del Atlético de Madrid subcampeón de Europa en 1974: Rubén “Ratón” Ayala y Ramón Heredia.

raton ayala y cacho heredia

¿Y a qué no saben en qué club militaba Héctor Scotta cuando en 1975 batió el record de goles en un mismo año? En San Lorenzo, por supuesto. Y la marca se elevó a 60 conversiones.

hector scotta

Alberto Federico Acosta fue el último gran goleador sanlorencista. Jugó en Unión de Santa Fe, Boca, Chile, Japón, Francia y Portugal y en todos lados brilló como romperredes. Era tanta su eficacia que, cuando se retiró, el Papa Francisco le dijo: “Desde que te fuiste vos, no le hacemos un gol a nadie”

acosta

Y entre los Campeones Mundiales argentinos, 5 vistieron la casaca azul y roja en algún momento de sus carreras: Omar Larrosa, Ricardo Lavolpe, Jorge Olguín y Oscar Ortiz en 1978; y Oscar Ruggeri en 1986.

En la Argentina, hay solo una cosa que un hombre no negocia. Se puede cambiar de mujer, de religión, de partido político y hasta de sexo. Pero ningún argentino que se precie cambiará jamás de equipo de Fútbol. Esta pasión, a menudo exacerbada y envilecida por malas gentes, está presente en todos los actos de la vida. Este sentimiento imparable no distingue clase social, nivel sociocultural o estilo de vida y nos alcanza a todos: maestros, políticos, empresarios… y sacerdotes. No es de extrañar que ahora haya un futbolero sentado en el Trono del Vaticano.

En eso piensan los hinchas de San Lorenzo en esta Semana Santa; mientras esperan que, ahora que uno de los suyos tiene línea directa con el Altísimo, consigan este año el Campeonato o, por lo menos, que se salven del descenso.

 

Dépor 3 – Celta 1.

Dramático se presentaba anoche el derby gallego por antonomasia. El Depor-Celta de ayer era mucho más que tres puntos y mucho más que el simple orgullo de batir al rival histórico.Los coruñeses de haber perdido contra los vigueses,practicamente habrían dicho adiós a la posibilidad de permanencia en la máxima categoria del fútbol español…pero otra vez el Celta volvió a fallar en el momento cumbre y otra vez su estrella Iago Aspas volvió a demostrar que es un talento sin ningún tipo de control.

aspas 1

Si ya el partido se había puesto de cara para el Dépor tras el tempranero gol (golazo mejor dicho) de Riki, con la expulsión de Aspas a la media hora se puso casi punto y final al encuentro.Otra vez le saltaron los plomos al de Moaña.No es la primera vez,ni creo que vaya a ser la última. Iago Aspas me recuerda cada día más a ese tipo de jugadores  que nunca acaban de madurar y terminan deambulando por equipos muy inferiores a su talento. El problema de Aspas no sé si es que está mal aconsejado por su entorno o si es tonto perdido y no es capaz de controlarse cuando se le suben un poco las pulsaciones.

Con casi 26 años y jugando como profesional desde hace ya un lustro,parece como si fuera un jugador juvenil en la Liga de Peñas de su pueblo.Con una actitud de macarilla,bocazas,soberbio e irrespetuoso con los rivales,Aspas se ha granjeado el odio de unas cuantas aficiones en España.El de Moaña es como un  pequeño hooligan que se ha creído el Dios del Celta y no pasa de ser un niñato que resta más de lo que suma al vestuario celtiña. Ayer el D10S del fútbol gallego le regaló el partido al Dépor y hundió al Celta. Justo al revés de lo que había dicho en la previa al partido.Los tres o cuatro partidos de sanción que le van a caer por el cabezazo a Marchena pueden significar la sentencia para un equipo muy muy débil defensiva y mentalmente.

Si el show en el campo estuvo protagonizado por Aspas,fuera de él también otro celtiña quiso demostrar que a los referentes de la cantera viguesa solo les pagan por darle patadas a un balón y no por pensar en sus acciones personales. A Hugo Mallo no se le ocurrió mejor cosa que viajar con los hooligans del Celta (Celtarras) ,tomarse unas cuantas copas y  sacarse una foto choteándose de la triste situación económica del Dépor y del gran número de cedidos portugueses que acumula la plantilla coruñesa.

hugo-mallo-bus

 

hugo mallo en riazor

 

Dejando aparte a este par de “canis”,el derby fue por los típicos derroteros en estos partidos.Poco fútbol,muchos nervios  y algunos detalles de clase dignos de enmarcar.Aunque no fue ni mucho menos un encuentro brillante,los tres goles del Deportivo fueron tres obras maestras en la definición.El 2-0 de Silvio es uno de los mejores goles que he visto en esta Liga.El gol soñado por cualquiera.Si en vez de un jugador del Dépor lo hubiera metido uno del Barça o del Madrid,ya habría aparecido en portada de unos cuantos rotativos digitales internacionales.Juzguen Ustedes mismos.

 

 

El segundo tanto acabó por desquiciar al Celta definitivamente.Si ya tenían poca fe en la victoria,después de ese tiro por la escuadra del luso,los vigueses bajaron los brazos y pudieron irse con un resultado mucho más abultado que ese 1-3 final.

 

 

Resumiendo.El Depor respira un poco a costa de un Celta que regaló el derby por una niñería de su máxima estrella.Como muy bien dijo el jugador celeste Mario Bermejo después del partido…”quien con niños se acuesta,meado se levanta”.Se puede decir más alto,pero no más claro.

 

El Houdini de Corcubión.

Hay una película que me tenía completamente obsesionado de adolescente y que viene muy bien para ilustrar el comienzo de este primer texto del mes de Marzo.El film del que les hablo es Trainspotting. Reconozco que la peli es un poco desagradable y que tiene que ver escasamente con el fútbol,pero también hay que concederle el hecho de que posee grandes momentos de lucidez filosófica intercalados entre bromas de dudoso gusto,putadas entre amigos,traiciones,mentiras,estupros y chutes de heroína.

Trainspotting 1

Trainspotting  es un título cañero no demasiado apto para estómagos sensibles (peor es el libro en el que se basa la peli) pero a mi me fascinó tanto con 14 años, que tuve que ir a verla media docena de veces al cine.La teoría de la vida de Sick Boy ,aunque no demasiado académica,ni poseedora de un lenguaje refinado que conquiste a intelectuales de academia, llega al corazón del pueblo. Basicamente dice que los genios molan una temporada pero después pierden su toque,se hacen viejos,dejan de molar y acaban palmando.

 

 

A Augusto César Lendoiro,el Presidente del Deportivo de La Coruña, parece haberle pasado lo mismo que pontificaba Sick Boy antes de que Mark Renton le disparara un balinazo a los huevos del pit bull de un skinhead. Lendoiro moló,pero ya parece haber perdido su brillo y su magnetismo.Aquel hombre que cogió a un equipo al borde de la muerte en 1988 y que fue capaz de llevarlo hasta lo más alto de la Liga española y del continente europeo,ve ahora como hasta la grada que siempre le arropó,comienza a darle la espalda.De nada valen ahora los fichajes de Bebeto,Mauro,Djukic,Makaay,Tristán,Valerón…la realidad actual ya no entiende de aquella gestas,al ver al equipo blanquiazul con un pie en segunda división y al borde de la desaparición. Ya no hay conejos en la chistera de Lendoiro.Su arte de trilero,de Houdini,de mago gallego socarrón, parece haberse ido muy muy lejos,quedando en su lugar un señor cansado,rendido y muy próximo a salir de escena, no se sabe si con destino a una jubilación dorada o a una penitenciaría del Estado.

Asamblea del Depor

La época de Lendoiro ya ha terminado.Puede que siga unos cuantos años más al frente del Dépor,pero no hará si no empañar su propia leyenda a cada escándalo de amaño de cuentas que vaya saltando a la palestra.No puedo decir que la ciudad herculina no sospechara de que este momento se produciría más tarde o más temprano,pero siempre parecía que el gran escapista de Corcubión era capaz de salirse del embrollo con otra cabriola de viejo zorro curtido en mil batallas de falseo de números. La Ley concursal a la que se acogió hace unos pocos meses y una situación deportiva que no augura nada bueno (a 11 puntos de la salvación si gana hoy el Zaragoza),han hecho girar a más de un aficionado de tribuna de Riazor,para pedirle explicaciones a un Lendoiro cada vez más menguante en espirítu aunque no en lo corpóreo. Con una deuda astronómica (de la que no se sabe muy bien la cifra,pero que ronda los 150 millones de euros) y que no deja de subir debido a los intereses bancarios, el Deportivo puede desaparecer de bajar otra vez a Segunda División esta temporada.El Estado español siempre hace la vista gorda con los equipos de fútbol de primera categoría pero su paciencia (y sus arcas) se están agotando. No quisiera ser agorero,pero veo un futuro muy negro para el conjunto herculino salvo que se produzca algún milagro de última hora  en forma de Amancio Ortega o similares.

amancio-inditex 1

Aún recuerdo aquellas cenas del Ural a las que Lendoiro asistía ante regocijo nuestro.Aquellas cenas en las que todos miraban de reojo a aquel Rey Midas,capaz de hacer campeón de hockey patines a un equipo como el Liceo o campeón de fútbol a un conjunto como el Dépor. Aquellos tiempos de orgullo de propios y extraños por estar ante la presencia de “El Presi”,parecen haberse tornado de incomodidad por saber cómo se lograron los éxitos.El sueño de Coruña se termina,suena el despertador otra vez y “El día de la marmota” regresa presto a 1988,unos meses antes del milagroso gol de Vicente Celeiro.

César Augusto Lendoiro asiste al espectáculo de su propio funeral de cuerpo presente,como si de Tom Sawyer se tratara.La diferencia entre el pícaro del Mississippi y el de Corcubión reside en que a uno le enterrarán y el otro se irá de rositas, ajeno a las leyes morales de la sociedad.Un libro lleva un siglo y medio escrito y el otro está aún por escribirse.